Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Susana y Elvira | mujeres, sexo, amor, hombres y más | 21 de agosto de 2017

Scroll to top

Top

13 Comentarios

De la gordura de Michelle Obama y otras estupideces

De la gordura de Michelle Obama y otras estupideces
  • En septiembre 26, 2016

Por primera vez en mucho tiempo decidí comprar la Revista Semana, en lugar de leerla en internet, pues esa portada dedicada al SÍ merece ser guardada para que, si no se pierde en un trasteo, un día tal vez se la muestre a mis hijos, o ellos la usen para sus recortes en la clase de manualidades. Y como era la primera vez en algún tiempo, noté que la edición dedicada a la paz es una revista chiquitica con una calidad diferente de papel. Así está la economía de nuestro país por estos días.

Todo iba muy bien. Incluso pasé por alto que hayan publicado el divorcio de Brangelina como “el divorcio del siglo”, porque ¿cuántos “del siglo” sacará Semana en un siglo? Muchos. Pero me fui al lado oscuro de la fuerza cuando enfrentada a la columna de Antonio Caballero, en la página 73, hay autopauta de la nueva Jet-Set que invita a comprar una revista que en su portada dice:

portada-completa-jetset_1644x1994
Michelle Obama
¡20 kilos!
La primera dama de Estados Unidos no es la misma que llegó a la Casa Blanca hace ocho años. Su gordura causa sorpresa.

Todo está mal con esa portada. Todo. En apenas dos líneas del sumario (o subtítulo) ya hay una mentira: Michelle Obama sí es la misma, aunque tenga 20 kilos de más. Es Michelle Obama, primera dama de Estados Unidos, abogada destacada, esposa de Barack Obama, y la primera dama más cool que ha tenido ese país en mucho tiempo. Para mí es más cool que Nancy Reagan. Es que Reagan no hizo carpool karaoke, así que Michelle 1 – Nancy 0.

Además, ¿quién la pesó? ¿Cómo saben que son 20 kilos? Es que esa necesidad de ser precisos en el periodismo lleva a tonterías. Como si ese tipo de periodismo tuviera que ser serio o preciso.

En la portada, también, los sesudos periodistas están comparando peras con manzanas. A la izquierda, una foto en la que ella está peinada, maquillada, vestida de negro y seguramente posando para un fotógrafo profesional. Y a la derecha, una foto de paparazzi en la que está encorvada, tiene una balaca noventera que las mujeres comunes y corrientes como ella y nosotras usamos cuando queremos estar cómodas en un mal día de pelo, y cuando nos trae sin cuidado parecerle bonitas a la humanidad. También lleva un vestido que ella y nosotras sabemos que es cómodo pero no halagador, y que igual nos ponemos cuando… cuando queremos estar cómodas, y nos trae sin cuidado parecerle bonitas a la humanidad. Ah, porque es que hay muchos días en los que a las mujeres del mundo nos trae sin cuidado ser objetos del deseo/envidia/admiración de hombres, mujeres y de los paparazzi.

Si ya son presos de la indignación, guarden un poco de energía, porque todo siempre puede empeorar. Elvira y yo nos fuimos a la peluquería a pedir la revista prestada porque con nuestra compra no vamos a patrocinar este tipo de adefesios de la información. Entonces resulta que el artículo de portada de Jet-Set está basado en la información de un tabloide, el National Enquirer. ¡Calidad!

seengordo-articulo-600x213

Así, el artículo de portada de la revista es un cúmulo de fotos publicadas sin mucho texto. Ahí señalan otras tonterías sin fundamento tipo:

“Dieta o divorcio”, le dijo el presidente estadounidense Barack Obama a su esposa, ante su dramático aumento de 20 kilos, según el National Enquirer.

Para los que no hemos vivido en una cueva en el último tiempo, sabemos que es altamente probable que el sumario de Jet-Set sea una completa mentira. Primero, porque Obama es un presidente progresista que se casó con una mujer más poderosa que él en aquel entonces, y es un padre que dice públicamente que hay que educar hijas feministas. Así que no es tan fácil imaginarlo poniéndole un ultimátum así de neandertal a su esposa. Y segundo, porque de nuevo, la revista colombiana está citando a uno de esos medios sensacionalistas que ya ni se esfuerzan por escribir chismes basados en verdades.

Sigamos por el recorrido de la infamia. Una de las tres fotos de la primera página del artículo es de Michelle Obama comiendo. No se ve glamurosa. Porque no hay glamur en meterse a la boca un superbocado de algo frito que viene en una caja, diría Grace Kelly. Pero si no hay glamur, hay diversión.

La revista especula entonces que “perdió el control de su apetito”. ¿En qué se basan? ¿En que la han visto comiendo en público? ¿En que come tres veces al día, tal vez cinco? ¿En que sus porciones son más grandes que las de Gwyneth Paltrow? Ya no estamos en los cincuenta del siglo pasado cuando las abuelas que se salvaron de morir ahogadas en el Titanic decían que una mujer nunca debía comer en público, o demostrar hambre. Bien por Michelle, que seguro no ha tenido que pagar por comida en los últimos ocho años, y que ha gozado de banquetes presidenciales, y, que, como lo confesó su esposo hace poco en una entrevista, en la Casa Blanca tiene una especie de room service 24×7. ¡Bien por ella!

revista-mobama-600x867Otro de los pies de foto dice:

“La abultada figura de la primera dama al término del veraneo de la familia presidencial generó toda suerte de especulaciones”.

¿Especulaciones de quién? ¿Del National Enquirer y de la revista Jet-Set de Colombia?

Pero para no quedarnos en simples especulaciones ni críticas, proponemos: los autores de este horror informativo bien hubieran podido pedirle a alguien que les diera un curso súper básico y rápido de anatomía, biología, ginecología, nutrición y/o endocrinología. Finalmente, hay varias razones por las que Michelle Obama pudo haber ganado peso: 1. Porque en efecto se está divirtiendo de lo lindo comiendo toda suerte de cosas deliciosas; 2. Porque a sus 52 años puede estar pasando por la menopausia, por lo que seguro tiene algunos síntomas incómodos pero normales, dentro de los que se cuentan el aumento de peso; o 3. Tiene un desorden metabólico que incluye asuntos relacionados con la tiroides, y con otras hormonas retrecheras.

Pero, sea lo que sea, ¡no es de nuestra incumbencia! Lo bueno es que si Michelle Obama es tan cool como nos la imaginamos, seguro se siente muy cómoda con su cuerpo y le trae sin cuidado lo que publica una revista colombiana, que debe estar padeciendo los mismos recortes de publicidad que su hermana mayor.

Así estamos. Mi viaje por los argumentos de la Revista Semana para apoyar la paz terminó con un ejemplo más de la violencia cultural de la que venimos siendo víctimas las mujeres.

Nuestro cuerpo es nuestro, el cuerpo de Michelle Obama es de ella. Faltaba más que una primera dama, que no fue elegida para posar en vestido de baño (o que simplemente no fue elegida), deba someterse a la tontería de periodistas que se nutren de la superficialidad para vender revistas sin artículos en un país que no lee.

Nota: en este post nos apegamos al derecho a cita y les contamos todo lo que tenían que saber sobre el artículo para que no sientan la menor necesidad de gastarse los $8.900 que cuesta, ni de regalarle un clic al sitio web. Creemos que esa es la única forma de desincentivar el manoteo de algunos medios de comunicación que se nutren del escarnio ajeno y se legitiman a través del favor de la audiencia.

***

Y hablando de tonterías de los medios de comunicación, la primera dama de nuestro país ha sido digna de un cubrimiento igual de profundo en tiempos de paz. Esperamos que a algún medio se le ocurra contarnos qué hace ella desde su despacho, qué tanto ha servido su campaña por el SÍ, y no solo qué tan sobrio es su estilo, y cuáles son las tiendas de la ciudad amurallada que recorre mientras su esposo acaba con casi 60 años de guerra firmando la paz con un balígrafo.

Comentarios

  1. Adriana Coto Ulate

    Es cierto que ella tiene ahora tiempo de hacer muchas cosas que antes no podìa, pero no estoy de acuerdo de que se descuide tanto, ella siempre serà una figura pùblica y debe cuidar su apariencia, y si està enferma debe tratarse, pero no puede salir asi como si no tuviera importancia haber sido la primera dama de los EEUU.

  2. Johanna Acero

    Menos mal la inteligencia y la preparación de Michelle Obama no se mide por la bascula de las revistas sensacionalistas. lo verdaderamente importante es invisible a los ojos como dicen por ahí.
    es hora que entre nosotras las mujeres empecemos a darle mas importancia a lo realmente valioso que tenemos, que no son las curvas que tenemos o nos faltan.

  3. Jules

    Por cosas como éstas es que me encanta regresar a su blog;
    qué humillante semejante estupidez; ni la primera dama, ni
    la reina de algún país de oriente, ni las emisarias de Naciones
    Unidas, se salvan de la voraz crítica objetificante de los dizque
    periodistas. Qué vergüenza.
    En todo caso, Michelle Obama es una mujer regia y de admirar, de
    voluntad inquebrantable y, como ustedes dicen, la más cool.

  4. Sandra Ruiz

    Bien Susana y Elvira.!!
    Una mujer es lo que es, pese lo que pese.
    Los periodistas no pueden ser irresponsables y ligeros para hacer daño.

  5. Patricia

    Queridas Susana Y Elvira, Me ha causado una gran sonrisa sus opiniones acerca de los recientes articulos de las mencionadas revistas… Increible, que esos articulos sean tan superficiales con la información que son tan obvias en Fotos, definitivamente las Mujeres, somos tema de corversacion, ya sea mala o buena, lo importante es vender, sin importar el daño que puedan causar. ya basta de encasillar a las mujeres, por talla, todas son importantes para alguien. Como lo dijo alguien, la portada es importante pero el contenido ese si es que enseña! Un abrazo!

  6. Monik

    Susana. Totalmente de acuerdo contigo, no desperdiciare mis fuerzas, mi tuempo ni mi dinero en revistas que con su amarillismo ridiculo le suguen dando importancia al culto del cuerpo, como si fuera lo unico y mas importante, en especial el de una mujer, con que derecho se atreven a hablar de una mujer cool como Michele Obama, ella y su flia estan por encima de comentarios de revistas tercermundistas que triste y desolador tanta burla de medios de comu icacion como estos. Cuanto me encantaria conocer a la flia Obama y estrechar sus manos en agradecimiento por todo lo que nos han enseñado. Son seres humanos comunes y corrientes . No patrocinare la burla ni comentarios absurdos hacia otras personas solo para mantenerse en el mercado . Esto es un claro bulling y matoneo hacia una mujer y por que lo soy no apruebo estos comportamientoa.

  7. sye

    **L** ¡SÍ! **L**

  8. Aarón Pineda

    Yo sé que de pronto ustedes no dirían su voto por el plebiscito, pero, cuál es?

  9. DianaPolo

    Me encanta! Muy divertido y acertado, como suele ser el buen humor.

  10. Jessica W

    Genial artículo, Michelle es grandiosa como sea, es inteligente, fuerte y un ejemplo a seguir. Que no nos engañen chicas, el peso de una mujer o su forma de vestir no legitima su valía. Gracias Susana y Elvira :)

  11. Nicole

    Michelle Obama es una mujer extraordinariamente inteligente y capaz, una gran abogada además de madre de familia.. Lastimosamente en los últimos años la gran mayoría de publicaciones se han enfocado en temas fatuos como su vestimenta, peso, dieta y ejercicios. Realmente ha sido de lo mejor que ha pasado por la Casa Blanca! Gran artículo!!

  12. SoyAna

    Definitivamente otro post excelentemente escrito, y tristemente leído por una persona que estudió para comunicadora social- periodista y que se alejó de los medios al darse cuenta de la triste realidad.
    Saludos.

  13. Nathi nabá

    Es una mujer sensacional, gorda medio gorda, o delgada

Enviar un Comentario