Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Susana y Elvira | mujeres, sexo, amor, hombres y más | 12 de diciembre de 2017

Scroll to top

Top

16 Comentarios

‘Con fecha de vencimiento’: nuestro nuevo libro.

‘Con fecha de vencimiento’: nuestro nuevo libro.

Era necesario pasar muchos meses encerradas en piyama -o en su defecto leggins-, para tratar de encontrar las respuestas a esas preguntas que se nos empezaron a pasar por la cabeza: ¿por qué nos queda tan difícil decidir si queremos ser mamás o no? ¿Por qué tenemos que ser –o estar– siempre “lindas”? ¿por qué nos hacen sentir “viejas” tan pronto nos sale nuestra primera cana? Estas desencadenaron muchas más preguntas que tratamos de resolver en nuestro nuevo libro ‘Con fecha de vencimiento’.

Nuestro libro anterior, ‘Lo entendimos todo mal’, fue un ejercicio empoderador, de mirarnos a nosotras mismas (como individuos) y meternos en la cabeza que somos nuestras propias dueñas y responsables de nuestras decisiones. Una especie de lectura liberal donde nada más influye en nuestra suerte que nosotros mismos. En ‘Con fecha de vencimiento’ quisimos dar un paso más allá: dejar de mirarnos el ombligo para poder entender las realidades que hacen que nuestro paso por el mundo y las decisiones para sortearlo, no sean tan fáciles como alguna vez creímos. Y para esto nos tocó investigar, investigar e investigar, para poder cuestionar, entender, cuestionar un poco más, ponernos furiosas y hacer terapia de grupo para no tirar la toalla en la mitad del camino.

Cuestionamos entonces los estándares de belleza que desempoderan a las que no nos vemos como modelos de catálogo. O que nos dicen que la mayoría de mujeres que poblamos esta tierra somos “plus size”. Pero volvamos a las modelos de catálogo. ¿Acaso ser “lindas” es medir 1.80, pesar 42 kilos y tener tres toneladas de pelo? ¿La belleza es salud? ¿O sea que si yo me veo más como Amy Schumer que como Kate Moss no soy saludable?

En nuestro exorcismo también cuestionamos la idea de la juventud. ¿Qué es ser “vieja”? ¿Por qué todo lo que tenga un tufillo de edad lo vemos como algo malo? ¿Qué va a hacer Kim Kardashian cuando se vea más vieja que su mamá? ¿Por qué a una mujer no se le pregunta la edad?

Y por último, tratamos de resolver nuestra gran duda: ¿por qué a estas alturas no sabemos si queremos ser mamás? ¿Sobre todo, si todo y todos nos dicen que a nuestra edad nuestro óvulos parecen más uvas pasas que uvas de año nuevo? Ya deberíamos tener una certeza: o queremos serlo o no queremos serlo. Pero tenemos más dudas que Meredith Brooks cuando escribió su one hit wonder en los noventa. Nos topamos entonces con muchas respuestas que demuestran que todavía nos queda un camino muy largo por recorrer en esta cacareada liberación: “nosotras, tan informadas y conscientes de nuestras propias limitaciones no sabemos si queremos tener hijos porque esta sociedad nos hace muy difícil el ejercicio de ser madres”. ¿Sabían por ejemplo que en Colombia las mujeres que son madres ganan en promedio 17.6% menos que las no madres? ¿Y que las mujeres en el mundo ganan un 22,9% menos que los hombres con igual nivel de educación y que ocupan el mismo cargo? Claro, porque las mujeres somos profesionales, cuidadoras, amas de casa, mamás, esposas. Todo a la vez, y queremos tenerlo todo. Pero no podemos hacerlo solas, nadando en contra de la corriente, creyendo que las cosas van a cambiar porque ahora el esposo tiende la cama dos días a la semana.

Entre muchas cosas que nos tienen muy contentas con este libro que muy pronto verá la luz, es que Ricardo Silva, un columnista y escritor al que admiramos montones, escribió el prólogo de ‘Con fecha de vencimiento’ y nos hizo llorar un poco:  “Si no hay humor, probablemente haya violencia: Susana y Elvira, o sea las escritoras María Fernanda Moreno y Marcela Peláez vueltas personajes, ejercen con maestría el oficio de curadoras de esta avalancha de milagros y porquerías que es la cultura en tiempos de internet –lo que ha estado pasando no tiene forma ni tiene sentido, pero la lectura de ellas dos nos educa y nos articula y nos despierta–, y su sentido del humor y su vocación a la documentación le dan aún más fuerza a su denuncia del machismo, del sexismo, del clasismo, del racismo, de la homofobia, del primermundismo falso en sus versiones de nuestros tiempos. Si no hay feminismo en una sociedad, si no hay conmoción e indignación por el menosprecio de las mujeres, probablemente no se esté viviendo en una democracia: Moreno y Peláez lo saben, porque lo han visto y después lo han estudiado, y van de su voz trágica a su voz cómica a la hora de decirlo porque lo mismo hace la vida”, escribió, entre otras cosas muy bellas.

‘Con fecha de vencimiento’ estará disponible en todas las librerías de Colombia desde mediados de abril de 2016. Les estaremos contando a través de nuestras redes sociales exactamente desde cuándo podrán conseguirlo. Además el lanzamiento oficial será el domingo 24 de abril a las 5pm en Corferias, en el marco de la FilBo 2016, al que todos están más que invitados. Estén pendientes porque tendremos entradas para regalarles.

Y de por dios, compren el libro, léanlo y unanse a nuestra revolución. Algo tenemos que hacer para quitarnos tantas cargas. Porque si algo entendimos en este proceso de introspección del que les hablábamos al principio, es que todavía nos falta un camino largo por recorrer.

Comentarios

  1. Silvia Ruiz

    Las conocí a través de la web serie durante mi permanencia fuera del país. La perspectiva que muestran de la vida de las mujeres solteras después de los 30’s descritas de esa manera irreverente y divertida nos hacen tomar las cosas de una forma mas leve. Ustedes fueron mi mejor ruta de fuga y diversión durante esa época. Con total seguridad voy a comprar y deborar sus libros ahora que estoy de regreso. Mil Exitos!

  2. Amalia

    Las conocí por el libro, pocas veces me conecto a internet por tiempo. Me encantó, toda mujer latina debería conocer la informacion que exponen y sus opiniones al respecto, continuar una especie de liberación en masa. Es un poco triste pero creo que somos un pueblo bastante ignorante… Pero no puedo ser tan pesimista por mi caracter, creo que con mucho potencial… Algún día seremos potencia si adquirimos el arma mas poderosa: educación y conocimiento.

  3. Gilma Camacho

    Que bueno que se hable de estos temas y si es con amor y con humor mejo

  4. Karo

    Maravilloso, pueden manejar la venta de ambos libros en combo, chicas las quieroooo mucho!!! :)

  5. Mariana

    ¡¡¡¡Quééééé emocióóóón!!! Sí, así súper tildado. No veo la hora de que salga y tenerlo en mis manos, no solo eso, esperar a que vengan a mi ciudad, para verlas nuevamente, me lo “autografeen” y pueda tener otra amena charla!
    Gracias por existir niñas!!!

  6. Adriana

    Van a sacar el libro digital?

  7. argyle

    Chicas felicitaciones por este proyecto, espero cuando vuelva a Colombia comprar el libro porque dudo que utds lo publiquen acá en Argentina.

  8. AnaPau

    Que buena noticia, estaré muy pendiente de sus redes para salir a comprar el libro. Y “tía Juli” creo que si tu sobrina se hace cochinamente millonaria no va a ser escribiendo libros. Lo digo por experiencia! Pero que viva el optimismo!

  9. Andres M

    Muchos éxitos en este nuevo proyecto. Esperamos las ediciones que prometieron cuando hicieron las encuestas (Perdón por ser tan lagarto) Un abrazo.

  10. Orgullosa tía de Marcela pelaez

    Marce:

    Admiro profundamente tu arte y estoy esperando a que te vuelvas “cochinamente millonaria “, muy pronto.

    Tu tía juli

  11. jose

    Grandioso Ricardo silva tanto como uds niñas. No puedo esperara leerlo.

  12. Paola

    Fantástico!! Gracias por escribir sobre esto, éxitos :)

  13. Claudia

    Que maravilla!!
    Espero ansiosa el libro.
    👏

  14. P

    Lo juro que en estos momentos me cae súper bien este tema! Fue como un wow! apenas leí este prólogo! 👌🏻

  15. Ángela

    Que emoción, las sigo desde hace rato cuando salio la serie web, me parecen lo máximo espero poder estar en la FILBO y conseguir el libro.

    Saludos.

  16. uepaje

    Se vale decir yupi? Como hacemos para las entradas a la feria? Quiero verlas!

Enviar un Comentario