Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Susana y Elvira | mujeres, sexo, amor, hombres y más | 26 de agosto de 2019

Scroll to top

Top

6 Comentarios

Día 23: El diez por ciento

Día 23: El diez por ciento
Emilia

Me demoré un montón consiguiendo planificadora de bodas. Es que cuando no era una cosa eras la otra. Una me ofreció centros de mesa con base de espejos y se molestó cuando le dije que no me gustaban; la otra quería hacerme un video cantando la canción-cliché de los matrimonios de Carlos Vives. Otra me trató de loba porque me parecía que un buffet podría ser buena idea. Y pues todas las que entrevisté me pasaban presupuestos prosopopéyicos que demostraban su verdadera intención: facturar.

Porque es que los matrimonios son capitalismo avanzado; y la idea de negocio según la cual los planeadores de bodas cobran el 10% del total de la factura es macabro. Esto hace que, entonces, uno no sea interesante si quiere tener una boda archimillonaria que les de a ellos el diezmo por esos archimillones. Es idiota. Entonces resultan metiendo cuanto gasto para que es el matrimonio de uno valga la pena. Que el encaje, que la flor traída de Alemania, que la luz, que el mesero malabarista. Bajo esos estándares, y según los planeadores de eventos entrevistados, mi boda sería más extravagante que las de Kate Middleton y Kim Kardashian juntas. Y pues no.

Pero entonces luego de harto centro de mesa con espejo, luces de colores, presupuestos millonarios, me encontré con Santaboda, unos wedding planners bogotanos que hacen la vida muy fácil. Primero, las planeadoras son jóvenes, entonces no van a proponer bronce ni espejos en la decoración; no cobran el 10% sino un precio fijo, entonces les da lo mismo manejar un matri de 2 millones que uno de 82; no tienen una inclinación musical, entonces pues cero presión de Jaime cantándome en un video “quiero casarme contigo…”; y pues lo hacen todo con la mayor sensibilidad y disciplina del mundo.

Creo que hasta el momento tener a Alessandra Osejo y compañía ha hecho mi vida mucho más sencilla. Aunque en algún momento sentí perder la fe.

Hubiera sido triste que la razón por la que me terminara casando en una notaría fuera un planeador de bodas tirano e intransigente. Porque para eso estoy yo. Que nadie me robe el trueno.

Comentarios

  1. V. B.

    Me casé hace poco y la verdad tuve cero lidia con el tema conseguí una empresa el Grupo Cobo que hizo todo por mí. Inclusive solo los vi dos veces, todo lo demás lo hicimos por internet. Realmente creo que la dificultad de organizar un matrimonio (o un evento en general) parte de la indecisión que tenga la novia (y el novio si lo tienen en cuenta) a la hora de escoger las cosas. ¿Qué importa si está de moda o no?, la realidad es que la mayoría de mujeres tienen un imaginario de su matrimonio y considero que deben mantenerse fieles a él, finalmente el matrimonio siempre tendrá una impronta de su personalidad. ¿Es necesaria una WP? Yo diría que si, no por la organización previa del evento, sino por el evento en si mismo. ¡Qué pereza! estar maquillándose para casarse y estar pendiente si la orquesta llegó al Club o no… en fin! Yo creo que cada quien se complica hasta donde quiere y como quiere. Como decía Channel … “menos es más”

  2. Angee

    Dejando a un lado el momento Spam ( que a mí no me parece mal, no está demás la información para las que están prontas a casarse, teniendo en cuenta el tiempo perdido en cotizaciones no razonables) , me pregunto ¿es de verdad tan difícil armar un matrimonio hoy en día sin una planificadora de bodas? me pregunto además, si de esto habrá en internet tutoriales de “Hágalo Usted mismo” es que lo de planear una boda ha tomado un valor desproporcionado, ni comparado cuando antaño la boda la armaba la familia y ve uno en las fotos la cosa más bonita y sencilla, sin un año de planificación ni vídeos, ni sobre costos.

    Btw, a mí la idea del buffet más que loba me parece súper cómoda y llena de ventajas (ejemplo es que cada quien coma lo que le plazca) además que me imagino que es una opción más económica para los que no quieran gastar la cuota inicial de la hipoteca de la casa para casarse, aunque también es cierto que hay gente muy tradicional y al final todo se reduce a los gustos y el presupuesto.

  3. Juan David

    Razón # 2453 para no casarme jamás jajaja.

  4. Julieta

    Siempre me ha encantado como escriben y vi todos los capítulos de la serie en mimosa… Ahora mismo estoy haciendo los planes de casarme y he cotizado con muchos wedding planner y comparto muchas de las cosas q han escrito, pero Hanna tiene razón, este artículo está muy pagado!!! Publicidad y además pues de una agencia que no es tan económica como dices, a mi ni me enviaron cotización al saber mi presupuesto, pero en fin… No pierdan su esencia, saludos.

  5. Hanna

    Bien, he sido seguidora y admiradora suya por mucho tiempo… Este artículo me parece que está más enfocado a hacer propaganda que a realmente divertir y entretener como lo han hecho siempre…

    Sobre esto voy a comentar: hay planeadores que cobran el 10% y unos que cobran tarifa fija… Pero hay que ver lo que es mejor para los novios. Si te cobran tarifa de 4′ y tu boda costó menos de 40 millones tal vez estás perdiendo plata… No me parece que sea la forma de criticar estos honorarios, pues así mismo como los abogados que cobran porcentajes, el trabajo de planeador es tan digno como cualquier otro! Hay unos buenos y otros no tanto, unos con gustos diferentes y otros complacientes con los novios… La forma correcta es saber cuál es el que mejor se ajusta a la personalidad de la pareja y a la forma de pago. Aunque las bodas como ustedes dicen sean capitalismo no me parece nada ‘macabro’ el hecho de cobrar por un trabajo con mucha responsabilidad y tan dignificante como cualquier otro. Estamos en un mundo capitalista!

    Me parece feo la forma como tratan esa profesión o ese oficio y siento que se están saliendo de su esencia.

  6. K.

    Un matrimonio cuesta mucha plata, lo se, sigo pagando creditos del mio hace año y medio.

Enviar un Comentario