Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Susana y Elvira | mujeres, sexo, amor, hombres y más | 25 de mayo de 2019

Scroll to top

Top

11 Comentarios

Bandas sonoras memorables

Bandas sonoras memorables
Susana y Elvira

A veces uno ni se acuerda de qué se trata una película, pero tiene clarísima su banda sonora, o por lo menos una canción que hace memorable alguna escena. Por ejemplo, una película que ni el más ochentero de los ochenteros se acuerda, pero que para Elvira fue un hito en su infancia, es “The Legend of Billy Jean”. Para Susana este título no es más que una bola de heno acompañado por un dulce canto de grillos. Pero Elvira insiste en que es la mejor película de toda la década de los ochenta, aunque no se acuerde de qué se trata y sus únicas razones para decir que es la mejor película de tan competida década son la canción de Pat Benatar “Invincible” y el corte de pelo de Billy Jean.

Decidimos hacer un ejercicio: sin valernos de ningún tipo de fuente (nada de Google) escribiríamos sin mucha reflexión lo primero que se nos venía a la cabeza sobre los argumentos de algunas chick flicks que nos llegan a la mente gracias a una canción o su banda sonora. Así que acá están, con nuestros argumentos enfrentados.

Nota: en algunos casos utilizamos los nombres de los actores porque no tenemos ni la más remota idea de cómo se llaman los personajes. Tenemos muy claro que en las películas los actores no son los personajes, pero es que la memoria es retrechera.

 

I Believe In A Thing Called Love – Bridget Jones: The Edge of Reason

Versión Susana: Bueno, pues Bridget… una mujer bastante normal que se pone calzones ultragrandes para esconder panza y se enamora de un narciso. Esa podría mi historia, solo que a ella le caen Hugh Grant y Colin Firth. Total, el que musicalizó la escena de la fuente es un duro porque le puso la canción perfecta y logró un gran efecto. Como lo había hecho en la primera película con la pelea entre los mismos que fue inmortalizada por “It’s raining men”. La escena de la fuente es hasta chistosa aunque inverosímil. Yo nunca he visto a dos churrotes jalándose el pelo en la fuente panda al frente del edificio de Caracol en Bogotá.

Versión Elvira: La graciosa inglesa regordeta se encuentra en la encrucijada del amor de dos hombres que viene desde la película anterior: el narciso churro y agraciado, y el tímido abogado que es un partidazo pero un poco lelo. Bridget conoce a la nueva compañera de trabajo de Darcy y en un ataque de inseguridad porque cree que es la novia de Darcy, cae en los brazos de su ex, Daniel. El churro narciso se la gana y se la lleva a Tailandia. Bridget se mete una traba muy rara con hongos y descubre que Daniel contrata fufurufas tailandesas. En algún momento Cleaver y Darcy se agarran en una fuente. Como Bridget es tan de malas, termina en la cárcel en Tailandia prestándole sus push-ups a las presidiarias. De alguna manera sale de la cárcel y regresa a Londres donde va a buscar a Darcy pero él está con su compañera de trabajo. Bridget se pone celosa y decide mandarlo al quinto infierno. Pero un caso escandaloso en el que Darcy es el abogado hace que este par se re-encuentren, Bridget le pide cacao por enésima vez y por enésima vez Darcy la manda a la porra. Los papás de Bridget deciden renovar sus votos y ella se gana el ramo.

 

I Need A Hero – Footloose

Versión Susana: Shame on me que me sé la canción de memoria y la bailo con ojo cerrado pero nunca he visto la película del extrañamente churro Kevin Tocineta.

Versión Elvira: En un pueblo prohíben el baile porque es el instrumento del mal. Chico rebelde llega de la gran ciudad a ese pueblo y vive amargado. Baila furioso y frustrado en bodegas, le enseña a bailar a hillbillies y se enamora de la chica popular, que es además la hija del predicador del pueblo, que ademas es el que prohibió el baile en la comarca. La chica popular solo usa botas texanas rojas, y los adolescentes del pueblo se divierten haciendo arriesgadas justas medievales, pero con tractores. El novio de la rebelde con causa de botas rojas (es que no puede bailar) desafía al rebelde recién llegado de la gran ciudad donde existen los walkmans. Lo montan en un tractor, arrancan, están a punto de estrellarse, pero al rebelde foráneo se le enreda un cordón en el pedal del tractor y esto hace que el novio malandro de la chica popular deba arrojarse del tractor. La escena del regaño del papá cuando llega el bruto este a decirle que se tiró el tractor de la granja la eliminaron. El caso es que el rebelde recién aparecido gana la batalla no por valiente sino por suertudo, y de paso gana estatus y credibilidad en la comunidad adolescente. Al final el rebelde logra que la música y el baile regresen al pueblo y la película termina en el prom donde chica rebelde de botas texanas rojas y rebelde recién aparecido con walkman se aman y bailan muy bien.

 

Free Falling – Jerry Maguire

Versión Susana: Jerry le dice a Renée antes del botox “you complete me” porque el man la cagó mal. Y se echa una lora tipo “we live in a cynical world…” y cuanto cliché para pedirle que vuelva con él, a lo que ella al final le pide que deje de hacer el ridículo balbuceando estupideces y le dice “fresco papi, you had me at hello”. Memorable, memorable.

Versión Elvira: Jerry es un hombre exitoso que termina quebrado por denunciar la macabra industria de los agentes de deportistas. Se enamorado de una de sus empleadas que tiene un hijo con gafas, aunque en realidad se va con ella porque no tiene dónde caerse muerto, pero al final se enamoran. Aunque… ¿Jerry no estaba casado? No se. De Jerry Maguire me acuerdo de esto: el niño con gafas, Jerry cantando muy desafinadamente en el carro Free Falling (después de adelantar mil canciones que no se sabe) y tres grandes líneas: “You complete me”, “You had me at hello” y “Show me the money”.

 

She – Notting Hill

Versión Susana: Nunca un jugo de naranja derramado sobre una camiseta blanca había sido tan glamuroso. Hugh es el dueño de una librería que vende libros de viajes. Tal vez el único dueño de librería de libros de viajes que puede pagar un arriendo y no vive del estado porque… a ver… ¿quién se sostiene a punta de libros de viajes? Y por otro lado Julia es una actriz de Hollywood archifamosa que ha estado en dieta desde los 12 años, y se enamora de Hugh, pero antes lo hace comer un poco de popo hollywoodense. Por eso ella se ve obligada a soltarle la línea “I’m just a girl standing in front of a boy asking him to love her”. Así yo me enamoro de Julia también. Esta película no estaría en mi top 5 si no fuera por la canción de Elvis Costello, porque finalmente todas queremos estar esperando un hijo de Hugh Grant librero, con la cabeza en su regazo mientras él lee un libro en un ‘backyard’ inglés.

Versión Elvira: Hugh es un varado que tiene una librería que no vende ni medio libro, pero lava libras o algo, porque igual paga arriendo en Notting Hill. Tiene un roomate que es el estereotipo del “weirdo” inglés y cochinote. Llega una actriz famosa gringa a Londres y es acechada por la muchedumbre y termina escondiéndose en la librería de Hugh, porque además se riega un jugo de naranja en su camiseta blanca y una diva como ella no puede salir así a las calles. El caso es que se terminan enamorando, ella descubre lo que es estar con un chico normal, van a comer a la casa de los amigos de Hugh que todos son comiquísimos, ella se siente normal y quiere un bebé de Hugh, aunque vaya en contra con las políticas Hollywoodenses. La fama le sabe a popó a Hugh y decide mandarla para la porra, pero Julia regresa con el rabo entre las patas a rogarle perdón y le dice “papi, soy solo una chica parada al frente de un chico, pidiéndole que la quiera”. Hugh se coloca rebelde y le dice que chao, que se regrese a su burbuja Hollywoodense. Así lo hace, pero los amigos de Hugh, que son comiquisimos, le dicen “¡no sea tan guevón! ¡Cuándo más se va a levantar una estrella de a de veras, que le ruega y de paso le trae un Chagall O-RI-GI-NAL! Así que todos se apeñuscan en un carro y salen a recuperarla al mejor estilo Benny Hill. Pasa el tiempo y el joven inglés preña a su diva y viven felices por siempre en Londres.

 

I’ve Had The Time of My Life – Dirty Dancing

Versión Susana: Patrick Swazye es un bailarín condenado a hacer shows de cha cha cha en el resort clase media al que todos van en el mismo feriado. Hasta que conoce a una adolescente emasculada a la que todos llaman “Baby” (en la traducción al español ella, creo, se llamaría “Bebe”), se enamora y ambos deciden hacer “bailes sucios”. Él tiene que enfrentar el rechazo de la familia de ella, que lo consideran un casanova de clima caliente. Al final no sabemos lo que pasa en esta bella historia de amor. Creemos que ella regresó a la ciudad y que el revolcón playero se quedó en la memoria de ambos.

Versión Elvira: Patrick Swazye es el todero de un campo de verano en el que no hay adolescentes sino familias. La narizona “Baby” (que después se operó la nariz y no le volvió a salir trabajo en Hollywood) estaba con los papás allá de vacaciones. Conoció a Patrick (personaje) mientras él hacía mantenimiento de una de las cabañas y se fueron a bailar a un lago helado. Después terminaron en un concurso de talentos bailando, aunque en algún momento alguien agredió a Baby y Patrick entró a defenderla con su famosa línea “nobody puts baby in the corner”. Ni idea por qué fue la pelea o qué fue lo que hizo que Patrick defendiera a su hembra ni por qué terminaron bailando dentro del público.

 

Unchained Melody – Ghost

Versión Susana: Demi es una artista plástica que usa overoles y ropa masculina; y él es un banquero exitoso con mejor pelo que ella. La película tiene de todo: escenas eróticas al son de Unchained Melody, barro contra las paredes, mostretes negros que se llevan a la gente al infierno, una medium que se deja poseer por Patrick para darle besos a Demi (aunque lo gracioso es que nunca hay escena lésbica). También hay lavado de dinero, fantasmas pateando latas en el metro de Nueva York, un asesino latino y una policía ausente que no hace su trabajo, por lo que Patrick tiene que salvar a su amada y mandarlos a todos a la quinta paila, mientras que a él –tan puro y buenote – se lo lleva a la luz.

Versión Elvira: Otra vez Patrick (personaje), que está muy enamorado de su esposa, se muere en un accidente, o lo coge un carro. O se muere de cáncer. Ni idea. Su esposa, que hace cosas con arcilla para desestresarse, se queda sola pero el alma de su esposo nunca la abandona. Es más, la acecha, la stalkea, es un poco obsesivo el señor fantasma. Pero la señora está triste y decide ir a buscar respuestas donde una vidente, que en algún momento es poseída por el fantasma de Patrick que quiere tener contacto con su esposa, y cuando uno espera ver una escena lésbica entre Demi y Whoopi, termina siendo una besuquiada heterosexual muy rara entre carne y espíritu. Por algún motivo el espíritu de Patrick siempre ve unas sombras negras que aterrizan en las calles de… ¿Nueva York?… para llevarse las almas de los impuros y pecadores al infierno. Un poco miedoso. Y al final algo pasa que hace que el espíritu de Patrick pueda abandonar esta dimensión terrenal, es succionado por un rayo de luz y por fin deja en paz a su esposa, que ya vuelve a tener confianza de entrar al baño sin sentirse espiada por alguien.

You’re So Vain – How To Lose a Guy in 10 Days

Versión Susana: En la vida real, el vestido amarillo de satín sacaría cualquier pliegue de piel o exceso de grasa, pero Kate Hudson se ve absolutamente magra y espectacular. Ella es una periodista con ínfulas condenada a la superficialidad en una revista de modas; y él es un publicista superficial que se las echa a todas –o eso creo, porque eso es lo que hace Matthew en todas las rom coms –. Para su ascenso profesional, Kate coge a Matthew como conejillo de indias, pero como era de esperarse a ella le sale el tiro por la culata, se enamora y… toma tu persecución en puente. Porque ella toma un taxi de camino al aeropuerto para mudarse a otra ciudad donde por fin podrá escribir sobre política y él justo tenía una moto parqueada en algún lugar y se aprovecha del trancón manhattaniano para declararle su amor. Ah, y en la fiesta del vestido amarillo Kate se rasca montones y le canta desafinadamente a Matthew.

Versión Elvira: Kate tiene un perrito inmundo y usa un vestido amarillo muy forrado. Matthew es un publicista que tiene una agencia con mesa de billar. Los dos son inmamables. Kate va a escribir un artículo para Cosmo y necesita un conejillo de indias. Se consigue a Matthew. Después de mucho tire y afloje, este tipo termina persiguiendo en moto a Kate por un puente.

 

Young Hearts Run Free – Romeo y Julieta

Versión Susana: Mi película favorita en mis tiernos 13. Leonardo Dicaprio es Romeo Montesco, un adolescente atribulado que fuma en el desierto. Y Claire Daines es Julieta Capuleto, también adolescente, atribulada y con una mamá que parece esposa de traqueto. Ambos se enamoran, se casan, se juran amor, se suicidan y viven en la peor incomunicación que el mundo moderno puede albergar. Porque la tragedia de Romeo y Julieta no hubiera podido suceder en tiempos de celulares con acceso a internet. Toda la película es un viaje de éxtasis con un porro de esos que dan depresión.

Versión Elvira: En un rave noventero Romeo se mete una pepa y se queda embobado viendo un acuario. En esas, Julieta pasa por detrás del acuario y Romeo por un momento la confunde con uno de los peces azules y amarillos (debido a su traba), pero de repentote ve a esta deidad vestida de ángel, Julieta, y queda completamente flechado. Se enamoran de una pero descubren que cada uno hace parte de la familia enemiga del otro, que son como un par de familias traquetas que se odian. Todos hablan duro, se visten feo y caminan rapidísimo gracias a los efectos especiales psicodélicos de la película. El caso es que después de muchos cantos, bailes, explosiones y gritos de traición, este par de casa y un cura le da a Julieta una poción para hacerse pasar por muerta y que su familias los dejen de molestar. Pero cuando Romeo llega y ve a su amada en estado cataléptico, cree que está muerta y decide suicidarse. Al ratico, la cataléptica se despierta y ve a su Romeo muerto, llora mucho y hace caras muy feas cuando llora, y decide suicidarse también.

 

I Will Always Love You – El guardaespaldas

Versión Susana: Un guardaespaldas churro, sensible y atribulado es asignado a cuidar a una gran diva con un hijo. Hasta ahí normal. Pero el guardaespaldas churro, sensible y atribulado, que además es muy bueno en su trabajo, se encarreta con la diva, rescata al hijo de una bomba en el lago, la carga en multitudes y ella, con complejo de como-sea-que-se-llame-el-complejo-de-damisela-en-apuros-salvada-por-un-caballero-con-nueve-milímetros, cae presa del amor. Pero es un amor que no puede ser, por lo que ella le dice a él “I Will Always Love You”, ella toma una avioneta usando pañoleta viajera y él es asignado a otro personaje (suspiro romántico).

Versión Elvira: Una diva se enamora de su escolta, como Estefanía de Mónaco.

 

Modern Love – Frances Ha

Versión Susana: Frances corriendo en la calle como una loca al son de David Bowie es suficientemente trascendental. La película es buena, eso recuerdo, pero intrascendente en mi memoria. Frances es una aspirante a bailarina –creo – con una amiga que se distancia de ella, creo. La película pertenece a esa tendencia posmodernas de tener a mujeres muy reales que en los ochenta hubieran sido consideradas ‘losers’ en la narrativa hollywoodiana, pero que ahora son, simplemente, reales con matices.  

Versión Elvira: Paso.

 

Stay – Reality Bites

Versión Susana: En Reality Bites todos son adolescentes infelizmente trascendentales que piensan en la levedad del ser y le dan un significado oscuro a la vida y al devenir mientras tratan de vivir sus vidas. Obviamente los protagonistas son los atractivos Winona Ryder e Ethan Hawke, que viven una tormentosa historia de amor. Porque ya dije que la vida de todos es tormentosa, ¿cierto?. ¿Y qué es lo que hace Janine Garofalo hace ahí? ¿Es como la Daria del parche inmersa en el mundo consumista y capitalista de la ropa de bajo costo? Por cierto, ¿hay canción de Lisa Loeb en Reality Bites?

Versión Elvira: En medio de la locura de una independencia recientemente adquirida, cuatro amigos veinteañeros viven juntos en una casa donde pagan poco por alquiler y tratan de hacer una diferencia en el mundo. Las cosas se les enredan al par de los guapos de la pelicula (obvio no a los feos), Troy, Ethan Hawke antes de parecer un drogadicto seco y chupado, y Lelaina, la siempre guapa Wynona. Troy es un neandertalazo que le rompe el corazón a Lelaina, por lo que decide ella hablar toda una noche con una linea de ayuda y cuando les llega la cuenta del teléfono, todos quieren asesinar a la entusada. Así que decide hacer su propia versión de lavado de dólares con la tarjeta de crédito de su papá y consigue la plata para pagar la cuenta. Pero entre tanto, el pedo entre los postadolescentes trascendentales, es porque Lelaina se levanta a un yuppie que para Troy es un imbécil, aunque el imbécil en realidad es él, que compone canciones para ofenderla y nunca se lava el pelo. Lelaina por bruta termina echando a su yuppie y quedándose con el peligrasoso de Troy, y felices los dos seguramente hasta que Lelaina conoce un tipo un poquitín mejor sólo porque que se lava el pelo, o hasta que Troy le pone los cachos. Pero es parte no la vimos en la película. Y si Susana, hay una canción de Lisa Loeb, la única canción famosa de Lisa Loeb que se volvió archifamosa gracias a esta película. Justo en el clímax romántico, cuando Troy le declara su amor a Lelaina en tercera persona: “She breaks my heart again and again…”

 

My Heart Will Go On- Titanic

Versión Susana: Es uno de los grandes sacrificios que ha visto el amor universal, claro después de Edipo con su complejo. Jack se sacrifica por la mezquina Rose contorsionista (¿es que no han visto el viraje de su mano en el carro con ventana empañada, cuando hacían el amort?); la salva de un suicidio sin sustento, salva algunos polizones del hundimiento, ve morir a su amigo y… en fin, es el héroe. Además el villano se suicida en la crisis del 29, los nuevos ricos son vistos con desdén, hay muchos botes salvavidas y polkas irlandesas que hacen muy feliz a la rígida Rose. Además en los 90 en La Mega pasaban la canción con pedazos de diálogos que me hacían revivir la gran obra y a veces suspirar con “I’ll never let you go Jack, I’ll never let you go”. Pero Rose lo dejó ir, sin más.

Versión Elvira: Chica rica se quiere suicidar solo por llamar la atención, porque es infeliz en su burbuja de archimillonarios. Conoce a un pobre diablo que hace dibujos, la parchan par veces y se enamoran. Tiran en un carro que está en la bodega del barco; Jack la dibuja en pelota con un diamante que podría cubrir la deuda externa de la India. Aunque no están más de tres días juntos, Rose al final, decide cambiarse su apellido por el del difunto Jack. Aunque la muy mezquina lo deja ahogar sin misericordia en las heladas aguas del Atlántico después de que el barco se estrella contra un iceberg, porque a la muy arribista y engreída de Rosa no se le da la gana de abrirle un huequito en esa puerta enorme flotadora. ¿Sabían que eliminaron una escena en que Rose patea a un niño que trata de salvar su vida al intentar subirse a la puerta gigante? “¡Al diablo con los niños y el amor de mi vida!”, era el diálogo de la escena eliminada. Pero a los productores les pareció que esto podría crear algo de antipatía entre la audiencia y la protagonista.

 

In Your Eyes – Say Anything

Versión Susana: La escena y la canción son tan memorables que ni tuve que ver la película para que ésta haga parte de mi imaginario. La veré algún día.

Versión Elvira: En una prepa hay una chica muy guapa y popular que es acechada por todos los chicos de la prepa. Tiene un novio mono y churro, pero un poco malandro. Y entre el grupo de los rechazados nerds está el personaje de John Cusack que está profundamente enamorado de la gomela de la prepa. Decide hacer su move llevandole una moderna serenata, plantandose afuera de su casa con una grabadora gigante y una gabardina beige. Le pone la canción de Peter Gabriel y se gana el corazón de la chica. En verdad no tengo idea de qué se trataba la película, pues este argumento se ajusta al de básicamente el 99% de las películas románticas de adolescentes de los ochenta.

 

Nothing’s Gonna Stop Us Now – Maniqui

Versión Susana: Aquí hay un poco de magia medieval en castillos medievales y no logro recordar su sustento. El caso es que hay un collar que convierte a las personas en maniquíes. Porque al parecer la idea de un muñeco de plástico para que los diseñadores exhiban sus creaciones viene del medioevo. Entonces el collar, que bien feo sí es, pasa de mano en mano congelando a seres humanos. De alguna forma los libretistas lograron combinar magia, historia, amor, música y convertibles en una sola película. Ah, y realeza, porque hay un archiduque al que ‘maniquizan’ y termina estrellado contra el piso.

Versión Elvira: Un joven (que creo es el mismo que hace del novio gomelo de la chica de Say Anything) entra a Macy’s y se enamora de un maniquí. Un conjuro hace que el maniqui tome vida y termina de arriba para abajo con el jovenzuelo, desubicadísima porque no entiende de qué se trata ese mundo en el que ahora vive. Otro resumen lleno de patrañas porque lo único que me acuerdo es que un maniquí toma vida.

 

¿Cuáles son las bandas sonoras memorables de sus vidas?

Comentarios

  1. No me llamo Manuel

    Definitivamente la de Terminator, es el héroe solitario que busca a la chica para cumplir con su misión y termina atrapado en una prensa, es difícil contenerse mientras se apaga su ojito, ¡snif!

  2. UnaTalMary

    después de una interesante clases sobre nuevos medios y todos esos proyectos interesantes me decidi a leer el blog, escogí cualquier post a y me encuentro con este que ufff es genial.

    me encanto, y como aporte recuerdo la de titanic, con sus super canción que tarareaba con un mal ingles, pero al final de cuentas era romántica y la volvi a ver unas 10 veces mas Lol !! hasta en 3D

  3. Li Zeth

    jajajajajajaja muy bueno me encanta leerlas porque me sacan de lo cuadrado y tedioso de mi trabajo.. este fue el remedio a mi estres del mediodia. Cuando grande quiero ser como ustedes.

  4. Pola

    Aunque el número de BSO que marcan nuestra memoria es infinito….puedo mencionar con absoluta seguridad que la Banda Sonora que me flecho FOREVER and EVER fue la de la movie de Hayao Miyazaki “El Castillo Vagabundo” o Le Château ambulant, adaptación del libro de Diana Wynne Jones y música hermosa de Joe Hisaishi que me transporta….. una de las canciones es interpreta por la actriz principal de la pelicula (sophie)en versón japonesa…no se entiende un carajo pero es tremendamente bella…… ASi que mi BSO que me transporta es esa…Además les recomiendo la movie…… abrazos desde Montréal.

  5. Giovanni Gómez

    Romanticonas arranca suspiros, Somewhere over the rainbow, pero la versión de Israel (IZ)). Que la han utilizado en cualquier cantidad de películas, y Heaven de Brian Adams en la película Spirit. …. Juemadre me puse romántico.

  6. Andrés

    Grandes bandas sonoras, no podría dejar de pasar algunas como:
    “What a feeling-Irene Cara” Donde una puberta con cuerpazo y melena ochentera se gana la vida de día como soldadora y en las noches bailarina en un bar. Beals se enamora de su jefe, tienen un affair, ella baila, se anima a inscribirse a la audición. El es un canalla, ella se enoja, regresan, baila. Pone su vinil de Irene Cara hace piruetas y yo quiero mandar todo al diablo y ser soldador y bailarin.
    “Eye of tiger-Survivor” Gran banda sonora de Rocky, cada vez que la escucho me sube el ánimo y subo las escaleras, salto la cuerda, me dan ganas de comerme el mundo, espero no quedar hablando como Rocky cuando le dan la paliza.

  7. Lina

    Caramel de Suzanne Vega, banda sonora de Closer (o el tétrico nombre que le pusieron en español “llevados por el deseo”)

  8. Ana

    Indiscutiblemente los musicales son lo mío. Mamma mía y The Grease!! Oh maravilla!!

  9. Angela Duran

    Han visto la del churro Hugh Grant con Drew Barrymore Music and liryc… Bueno mi banda sonora es Way Back Into Love, cuando ella graba el demo aaaaahhhh adoro esa escena

  10. K.

    O el de empire records. rex manning!

  11. K.

    La banda sonora de Amelie! Lo mejor de lo mejor

Enviar un Comentario