Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Susana y Elvira | mujeres, sexo, amor, hombres y más | 26 de agosto de 2019

Scroll to top

Top

16 Comentarios

Día 228: “Cásate conmigo”

Día 228: “Cásate conmigo”
Emilia

Jaime llevaba ansioso una semana y ni por medio segundo dudé que me iba a proponer matrimonio. Hasta que el viernes en la noche me dijo “mañana cocinaré para ti, ¿qué quieres?”. Era una pregunta retórica, porque de toda la gastronomía mundial, su menú es uni-plato. “Deli pasta”, respondí. “Vale, pero haré los cuatro platos. Hay que celebrar”. Media familia de Jaime es italiana, así que una comida elaborada con pasta tiene entrada (aceitunas, quesos, prosciutto), luego viene la pasta en cualquier salsa sin carne, después el plato de carne y ensalada, y finalmente el postre. “Me va a proponer matrimonio”, confirmé.

Yo sabía la respuesta, la sabía desde que hablamos por primera vez de matrimonio, cuatro meses después de haber comenzado a salir. Nada en Jaime me hace dudar que será el mejor esposo y el mejor papá. Tiene todo lo que le he pedido al universo. Todo. Hasta cuando pensaba que el personaje de mi lista de deseos veinteañera era gay, emo, Magnum, una mujer o un personaje sacado de un cuento de Lewis Carroll, Jaime me confirmó en mis 30 que todo en la lista era posible, y que cuando uno sabe lo que quiere –y lo que no – el espacio para las concesiones es mínimo. Con él tuve que hacer muy pocas, y ninguna que me abrume, vaya en contra de lo que puedo y no puedo hacer, o que me preocupe en un futuro lejano.

El sábado el pobre estaba muy nervioso. No prestaba atención a lo que yo decía, y solo hablaba de los preparativos de la comida, en la que estaríamos solos. Cuando se fue al supermercado y me quedé sola en la casa comencé la terapia: “si hoy no me propone y es, en definitiva, una comida normal y romántica no va a pasar nada. No habrá desilusión. No habrá desilusión. No habrá desilusión. No habrá desilusión”. Tenía que prepararme. Sería patético ser una de esas mujeres que sueñan y esperan que le propongan matrimonio y se llevan decepción tras decepción. Aun así me fui a la peluquería a arreglarme las uñas.

Cuando llegué Jaime ya estaba cocinando. No me dejó entrar a la cocina y me mandó a arreglar. Definitivamente me iba a proponer matrimonio. Muchas veces tuvimos comidas de cuatro platos en short veraniego. Esta noche era una noche especial. Me va a proponer matrimonio.

Cuando bajé con mi vestido rojo él ya estaba sirviendo. Se había puesto su blazer gris y la camisa que siempre le halago. La mesa tenía velas y toda esta parafernalia que hace los ritos felices. Es increíble la facilidad con la que lo cursi se vuelve romántico.

Ya en la mesa, la pasta estaba perfecta y el vino mucho mejor que el de las comidas regulares. Y llegó el postre. Entonces, sentado en su silla sacó una hoja de su bolsillo y con ella al frente como guía, comenzó a enumerar los episodios de nuestra relación de los que siempre hemos hablado y creemos que la hacen especial: cómo nos conocimos, lo rápido que nos fuimos a vivir juntos, los meses en los que solo había Skype. Al terminar, se arrodilló, y con la voz entrecortada y un anillo en su mano me lo dijo, “cásate conmigo”. Yo ni miré el anillo, quité su mano de mi camino, lo abracé y me olvidé de todo lo demás. Incluso del sí. Luego de un tiempo que bien pudieron ser tres horas o 12 segundos, le dije “¡obvio!”. Estábamos comprometidos.

Soy Emilia y me voy a casar con Jaime. Así comienza la cuenta regresiva para el día de mi matrimonio: una locura consumista en la que tendré que pensar en vestidos blancos, adelgazar, aprender nombres de flores que no conozco y cumplir los estándares de tantas revistas gordas. O no.

Foto: Raymond Bryson

Comentarios

  1. jose

    Se me achocolato el ojo y todo , bueno sensibilidad es mi segundo nombre !!! goodluck emi.!

  2. johA

    ME HACE ACORDAR EL DÍA QUE ME PROPUSIERON MATRIMONIO FUE ÚNICO Y ESPECTACULAR TAMBIEN SE OLVIDO EL SI DE LA EMOCION QUE TENIA

  3. Anónimo

    Divino!!! Ahora parece in cuento de hadas!! Congratulacoones!!!

  4. Andrea Gomez Espinel

    El Primer Post Q Leo Y Me Emocion Hasta Q Se Me Aguo El Ojo, Felicidades

  5. Mariannela

    No tengo Noche de proposición pero algo que si digo Convencida es que cosas como estas llenan de esperanza a mas de una pero como dice pao “se me aguo el ojo” Literal.

  6. Mayi

    Y deseo que ese día sea el primero de una nueva y mejor vida… bueno nueva, porque todas nuestras vidas (de niñas, adolescentes, solteras, casadas… etc… etc…) son “mejores” según sean comparadas con las otras… Y sip… me encanta su blog!!!!

  7. Pao

    “Es increíble la facilidad con la que lo cursi se vuelve romántico.”… y mas increíble que se me agüe el ojo al recordar mi propia noche de proposición jajaja

  8. Ana Burgos

    Felicidades Emilia!!

  9. Jessi

    Felicidades Emi!

  10. Darla Bourdon

    Buena esa Emilia! Bienvenida.

  11. noah

    great !! pero, sera posible tanta felicidad acompañado de una pequeñita dosis de ” investigation discovery??””” abrazo !!!

  12. Karenm

    Es bueno oxigenar este blog sin quitar ningún mérito por supuesto a Susana y Elvira, así somos todo menos lobas

  13. Lis

    No ando en planes de seguirte los pasos pero me gusta esta sección! Bienvenida y muuuucha suerte!

  14. julieth

    el amor el amor

  15. Mery

    “Tiene todo lo que le he pedido al universo. Todo. Hasta cuando pensaba que el personaje de mi lista de deseos veinteañera era gay, emo, Magnum, una mujer o un personaje sacado de un cuento de Lewis Carroll, Jaime me confirmó en mis 30 que todo en la lista era posible, y que cuando uno sabe lo que quiere –y lo que no –”

    Realmente esa parte me identificó muchísimo, también tuve una lista,y después de tantas desilusiones mi típica frase de tusas era “A lo bien, el tipo seguro es gay y yo haciéndome esperanzas en pensar que algún día lo encontraré después de babosear tanto sapo” y un día de la nada, una venda en mis ojos se desató para darme tremenda bofetada y reaccionar a quién hoy está conmigo, a pesar de que nos digan a menudo que somos unos intensos, o que vamos muy rápido para después de 7 meses de noviazgo ya estemos pensando en casarnos.

    Bienvenida Emilia!

  16. admin

    Bienvenida emilia

Enviar un Comentario