Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Susana y Elvira | mujeres, sexo, amor, hombres y más | 26 de agosto de 2019

Scroll to top

Top

9 Comentarios

Día 225: No soy Mónica Geller

Día 225: No soy Mónica Geller
Emilia

Tampoco soy Godzilla, o Bridezilla. Ni Anne Hathaway, ni Kate Hudson en ‘Bride Wars’. Tampoco soy Cenicienta. Pobre Jaime, se va a casar con Cruella Deville. Pero tampoco, no me gustan los abrigos peludos ni tengo un complicado sentido de la moda.

Esto del matrimonio me está haciendo dudar de quién soy.

Cuando Chandler finalmente le propuso matrimonio a Mónica, ella ya lo tenía todo planeado. Hasta un libro de recortes que creo que es muy común en esas culturas independientes pre-Pinterest y cuya industria del matrimonio debe aportar el 8000% del PIB.

Yo no tengo libro de recortes, ni se nada sobre bodas. Cuando Jaime me fue a poner el anillo yo ni siquiera sabía en qué mano iba. Luego guglié y en algunos lados la usan en la mano izquierda, lo cual fue conveniente, porque soy diestra y mi mano izquierda siempre ha sido más flaca.

Contrario a Monica Geller, llevo apenas unos días pensando en el día de mi boda. Tres, para ser precisa. Hasta el momento, creo que lo haré en Bogotá y tendré bridesmaids porque me parece mejor tener a adultas llevando ramos y buscando cada oportunidad para emborracharme, y no niñitas de las flores que no van a saber ni para dónde caminar. También me niego a un rito religioso porque, para comenzar, Jaime y yo no compartimos religión o, mejor, no tenemos religión. Y obviamente mejor DJ que orquesta. ¿Para qué pagar 8 veces más por tres gatos que van a hacer covers de todas las canciones? Mejor DJ.

Nunca había pensado en el día de mi boda. Nunca jugué con ollitas ni muñecas, porque cuando era niña prefería los carros y el Lego de mi hermano. Si me ponía un saco en la cabeza para fingir un tocado era el de una monja, como las amigas de mi abuelita. Nunca he sido bridesmaid y no pude ir al matrimonio de mi mejor amiga por estar corriendo detrás de un profesor, por lo que he tenido pocas experiencias en bodas. Además, mi vida romántica fue tan desafortunada desde el principio que nunca creí que encontraría a mi príncipe azul, entonces ¿para qué soñar con cuentos de hadas?

Jaime no es mi príncipe azul porque, aunque lo amo con locura, es imperfecto y no tiene caballo. Y mi boda no será un cuento de hadas, solo será una súper fiesta en la que seré muy feliz, celebraremos el amor con mil detalles romántico-cursis (porque lo cursi es chévere, a veces), comeremos deli, bailaremos como en el Moulin Rouge, y me pondré un vestido que me hará pasar hambre un mes antes y luego ocupará medio closet. Seré feliz.

Mi boda no será el único mejor día de mi vida, porque ya he tenido unos bastante buenos y espero que vengan muchos más.

Pobre One imperfecto. Me voy a casar y no tengo un libro de recortes.

Comentarios

  1. Andrea Ramirez

    Tienes razón una fiesta centrada en disfrutar y no complicarse con detalles desbastadores para el bolsillo es una celebración de corazón…. Y como decía mi abuela y lo dice mi mami lo sencillo es lo más elegante…. Un abrazo son encantadoras

  2. Ali

    Tal vez el hecho de no pensar y no “planear” ese tipo de situaciones ayuda a no defraudarte si sale algo mal.

  3. Darla Bourdon

    Ojalá muchas mujeres que conozco tuvieran esa mentalidad como la tuya y no un estereotipo hollywoodense. Adelante Emilia! Un abrazo.

  4. nata

    Casarse… la montaña rusa de emociones, la mariposa queriendo salir, la duda, la alegría, la tristeza, el amor, el querer, el poder, el hacer…

    Una decisión? Una oportunidad?

    Casarse… eso es para gente inteligente.

    Felicidades.

  5. Nataly

    Jajajajajja me encantaaaa asi exactamente asi soy yo en cambio mi bermana siempre ha sido todo lo contrario . Todo lo que son programas de bodas revistas de novias toda esa vaina la vuelve loca tanto como a mi me emociona saber que Zara y Mango estan en rebajas. Se me hace perfeeeecto que tengas claro lo que quieres ser , feliz .Punto. Todos en este mundo somos diferentes y encontrar una persona con los pies en la tierra que acepte que el hombre que ama sigue siendo eso un hombre, un humano con virtudes y defectos no un príncipe sacado de un cuento infantil ademas de ser realista se me hace muy muy sano. Creo que si tienes muy claro quien eres y lo que quieres solo que en esta sociedad semiestereotipada en la que vivimos si uno no piensa que vestir de blanco y caminar hacia el altar es el mejor día de su existencia pues omg que le pasa a la chica. Admiro que tengas el valor de decir que para ti es importante pero que lo ves de manera diferente a Hollywood y te deseo muuuucha felicidad y que disfrutes cada momento de esta experiencia tan bonita.

  6. Stephany

    Creo que eres muy normal,como dice una imagen de Facebook, no todas queremos un príncipe azul si no un lobo feroz que nos vea mejor, nos escuche mejor y nos coma mejor, creo que estas pasando por un momento bastante fuerte porque es algo nuevo para ti, pero tranquila que tener miedo es normal y porque hayas jugado con cosas de hombre y no de mujeres no te hace menos mujer, por el contrario sigues siendo, todo esta en ti, en tu alma y en tu ser, tu esencia no se cambia, tu eres tu y siempre seras tu, yo creo que deberías de buscar alguien que te colabore con la preparación de tu boda, no tomes una decisión con el corazón caliente ni confundido, si aceptaste fue por algo, pero si en realidad crees que casarse no es necesario para un “juntos por siempre” (así suene cuento de hadas), entonces prueba viviendo con el, para eso estamos en un país libre (eso dicen), donde puedes tener la unión libre. Creo que el mejor consejo que te puedo dar es la frase de mi ley de vida que es: “No por miedo a errar, vas a dejar de jugar”.

  7. Martina Velásquez R

    Ahora todo es muy fácil, puedes contratar a una organizadora de bodas ó eventos y listo! trabajan con el presupuesto que tengas y dejas tanto rollo.

  8. Johanna

    Siempre manteniendo la calma eso es el principio de todo…entre mas calmada las ideas fluyen con mas facilidad, por otro lado uno siempre tiene la amiga que soñó desde chiquita con casarse y tiene planeada su boda perfecta desde los 10 años, o en mi caso tengo esa amiga y si algún día me fuera a casar creo que seria ella la encargada de ayudarme con todo, si tienes una amiga así pídele ayuda te puede dar una luz en esta cuestión.

  9. Andre

    Date un tiempo. Todas tratamos de empezar con esa actitud tranquila y mientras va pasando el tiempo nos vamos convirtiendo en bridezillas. Todo hace parte del estres, asi que no te sientas mal.

Enviar un Comentario