No quiero un marido rico
Compartir

Es fácil. Que alguien trabaje por mí y me de acceso a las comodidades y cosas que quiero es fácil, mediocre e injusto.

Encuentro algo fascinante en la lucha en equipo. Tal vez porque permite la equidad entre las partes y elimina todo vestigio de roles anacrónicos; porque brinda la oportunidad para conocer al otro de una forma que la prosperidad no permite; porque trae compromiso, admiración por el otro y una historia a la que aferrarse. O tal vez porque así fue como mis papás comenzaron, dejando de pagar una cosa para comprar la otra, y nunca su relación fue tan sólida como entonces.

La fascinación tiene una coyuntura con la historia de Patti Smith y Robert Mapplethorpe, los protagonistas de ‘Just kids’, el libro de turno que me tiene inspirada y llena de amor. Es una autobiografía escrita por Smith, cantante, poeta y escritora, que antes de triunfar y tener bestseller comía sopa de lechuga con Robert en un apartamento mugriento de Brooklyn, el cual alquilaron cuando todavía las paredes estaban manchadas de sangre y el refrigerador estaba lleno de moho. El lo limpió con la promesa de hacer un hogar para los dos; el día de la basura consiguieron un colchón que ella restregó con bicarbonato, una lámpara a la que él le arregló el cable, y hasta un estante en el que acomodaron los libros que consiguieron poco a poco (algunos, ella se los “embolsilló” ante la imposibilidad de comprarlos). Los dos tenían trabajos temporales y mal remunerados en el día, pintaban y escribían de noche, y se turnaban la entrada a los museos porque “no había plata suficiente para dos tiquetes”. El que entraba le contaba luego con minucia al que se quedaba afuera esperando. Se regalaban pequeñas cosas hechas por cada uno en las fechas especiales, y en invierno él la esperaba del trabajo listo para calentarle las manos con las suyas. Poético e inspirador.

Afortunadamente yo nunca he tenido tales necesidades. Pero sí he tenido momentos en los que por mis propias elecciones la plata deja de sobrar y hay que decidir entre la comida en un restaurante o una entrada al cine. Nada malo ha quedado de eso, solo la satisfacción que da la austeridad y la independencia.

No quiero que alguien consiga las cosas por mi. Los únicos comandados para hacer eso por mi fueron mi papá y mi mamá, y su responsabilidad cesó hace ya varios años. No hay hombre que deba mantenerme, porque bien inteligente y autosuficiente sí soy.

En cambio quiero tener un equipo luchador: que si él paga el arriendo o la cuota del apartamento, yo pague los servicios y haga el mercado. Y que si las cosas se ponen duras, los dos estemos igual de listos para luchar, escogiendo entre el arriendo, el cine o la sopa de lechuga. Que si él pierde su trabajo yo esté lista para soportar la carga, igual que él lo haría en el caso contrario. Quiero un equipo sólido, recíproco, logrado con esfuerzo y compromiso.

No quiero un marido rico que pague la cuota del gimnasio y me compre la ropa. Todo sería más fácil, pero también aburrido e ingrato.

Nota: lo que hace más rosa la historia de Patti y Robert es que ya sabemos que algunos años de lucha terminaron en el estrellato de ambos y en sus entradas a la elite artística neoyorkina, que solo la muerte pudo separarlos, y que años después ella escribió una carta de amor conmovedora e inspiradora.



  1. katy enero 17, 2013

    Esta muy bien eso, pero algunos casos son distintos y si la suerte te toca a la puerta pues la idea no es ser una mantenida porque como mujeres somos un importante pilar en la vida de un hogar, el hecho de estar en casa requiere de trabajo duro y parejo.

    Yo trabajo freelance, no necesitaria hacerlo pues mi pareja me da todo, pero el animo de hacer cosas para recibir dinero y colaborar con algo es de vital importancia para mi, no obstante respeto a aquellas mujeres que se encuentran en casa y trabajan en ella, no juzguemos ese lugar porque ellas tambien tienen una labor dura y mas si hay hijos. Un abrazo chicas.

  2. juana enero 17, 2013

    Buen post, me antoje y ahora estoy oyendo horses!!

  3. prueba enero 17, 2013

    prueba

  4. Jenn enero 17, 2013

    Sencillamente ME ENCANTA y es que eso de que “te saquen a vivir” es muy de la historia, y vaya que se ve mal. Yo respeto aquellas que toda su vida buscan a un hombre increíblemente guapo y millonario que llegue con carraso y un anillo de tiffany, pero personalmente a mi eso solo me gusta en las chick-flick’s, para mi y mi futuro (hablo ahora y bastante joven si soy) quiero un hombre trabajador que sepa desvararse que no se intimide por una mujer echada para adelante que me acompañe, que este dispuesto. Porque que facil que el saliera a trabajar y yo solo esperara que llegara el finde para ir a comprar chanel y prada pero se siente una satisfacción muy del carajo cuando las cosas las has ganado tu.

  5. Stephanie enero 17, 2013

    Me encantó este post, así deben ser las cosas. las mantenidas quedaron en el pasado.

  6. stefany enero 17, 2013

    me fascino totalmente , siempre lo he dicho yo no quiero q me mantengan no quiero que digan hay va la esposa del señor x que me conozcan por mis méritos y como dice el post soy lo suficientemente inteligente y auto suficiente el príncipe azul que venia y te daba todo ese sueño quedo atrás ahora se busca un hombre que sea siempre tu apoyo en los momentos difíciles y a si mismo con el cual pueda compartir mis éxitos

  7. Adriana enero 17, 2013

    Excelente, tal cual!!!

  8. Lulú de la Concha enero 18, 2013

    Porque amamos tener hombres compañeros y no hombres proveedores! Lindo Post.

  9. VaLeRiNa enero 18, 2013

    Así se habla! No hay mejor sensación que la satisfacción de lograr las cosas con esfuerzo propio y si es en compañía pues chévere. Bien dice una amiga mía “Cuando cuentas con alguien para vivir las batallas lindas y tristes de cada día, por más difícil que sea el combate la vida es mucho más liviana”
    Además porque deberle plata, un libro, unos tacones… a alguien pues no importa “tanto”, pero una vida? deberle la vida a otro? No gracias! Paso!

  10. Driade enero 18, 2013

    Brutal, yo seré feliz con un equipo y no un marido.

    Tambien creo que si la palabra desaparece marido dejo de lado el sentirme propiedad de otro. Como Susana, sólo fui propiedad de mis padres, una inversión que ya no hace parte de ellos aunque les genera una serie de ganancias satisfactorias.

    Volviendo al asunto de la propiedad e independencia, el tiempo no debería entregarse por un papel que te garantiza el acceso a la tarjeta del susodicho (así lo llama mi mamá). El tiempo debería ser una simple construcción en la que hay momentos únicos, en que todo cambio o lucha tiene sentido.

    Es simple y sencillo entender que tus sueños pueden ser compartidos y realizables, pero la fuerza es solo tuya.

  11. Soledad Márquez enero 18, 2013

    Mi marido no es millonario, gracias a Dios, de vez en cuando los dos compramos el baloto con esa risita nerviosa de ¿y qué vamos a hacer cuando seamos multimillonarios? pero realmente no es que necesitemos sumas estrambóticas para ser felices, de hecho, no necesitamos ser siempre felices, para qué una vida que no tenga altibajos, tristezas profundas y alegrías enormes, igual sucede con el dinero. Creo que una mujer que busca el marido rico que la mantenga no busca una pareja sino el dinero, no las juzgo, sólo somos diferentes, para mi el dinero sólo es un medio para obtener cosas que puedo requerir para proveer mi bienestar, el de mi pareja, pero no me mide ni me etiqueta, no me define; una pareja se construye con el trabajo de dos y si sólo uno pone no existe “pareja” sino un parásito alimentándose de su huésped. Aunque, existen mujeres y hombres, que a pesar de sus capacidades, han optado por no trabajar y dejar ese rol en el otro pero asumiendo ellos el papel de cuidar de los hijos y administrar la casa, personalmente considero muy valientes a estas parejas, sacrificar la independencia económica en procura del bienestar común no sólo es difícil sino que incluye todo un proceso interior para no disminuirse emocionalmente por no estar percibiendo un salario, su aporte es igual al que hace su pareja aunque desde fuera no se note, para que el balance no se pierda es bueno que roten los papeles, para sentar los pies en la tierra.
    No conozco muchas personas “ricas”, pero a las que conozco les falta tanta cultura, tienen una visión tan limitada del entorno, de las personas, del valor de las cosas que no las envidio para nada, por lo que no sé para qué etiquetarse uno en la mente que la finalidad sea tener una pareja adinerada, siempre será mejor un hombre trabajador que te adore que un sujeto multimillonario que te adquiera, la posibilidad de tenerme como propiedad no se la he dejado a nadie y eso hasta mis padres lo saben.

  12. Carolina Jaime enero 18, 2013

    Se me hizo un nudo en la garganta, eso es una verdadera pareja, eso es encontrar al compañero de la vida, a un complice… :D

  13. Ferenc enero 18, 2013

    la verdad? aun sigue habiendo de aquellas que gustan de ser mantenidas…panorama complejo, no? y muchas de las que dicen que no gustan de ese modelo, cuando vienen los tiempos aciagos (me gusta la palabrita), se maman de la relación porque el otro no es más que un loser. OJO: no dije TODAS, pero aun las hay, y se esconden bajo la misma piel de mujeres como Susana, que buscan coequipero en lavida. Me encantó el blog de hoy!!!!

  14. Monica enero 18, 2013

    Me encantó… No necesito que nadie me compre mis cosas, ni aferrarme a alguien por su dinero, mi capacidad intelectual es suficiente pa’ comprarme hasta las toallas o el desodorante, luchar por un viaje, un carro o una casa en conjunto es mas satisfactorio, luchar por crecer esperitual, profesional y economicamente en equipo es mucho mejor, que esperar que alguien lo saque a uno del cascaron

  15. Hernán Dario enero 19, 2013

    No acostumbre a leer este tipo de artículos.. menos si va dedicado a un publico femenino.. Pero llamo mucho mi atención este nombre y al leerlo, de verdad que aclamo ese pensamiento.

    El luchar juntos por algo que lleva a unos frutos crea una alianza fuerte y demuestra el poder de autosuficiencia de una mujer.

  16. laura enero 20, 2013

    estoy completamente de acuerdo .. por historias cercanas no hay nada mas sano que una pareja en donde exista la equidad y si algún día se decide terminar que el dolor sea solamente emocional y no económico.

  17. March enero 22, 2013

    Cómo las extrañé!
    Q pereza marido rico. Pero qué presión la que ponen parejas como Patti y Robert respecto a lo que es un buen matrimonio. Creo q inflan enormemente las expectativas de las personas. Es una chick flick real! Lo q empeora su efecto.

  18. TaTa enero 22, 2013

    El asunto es simple , la independencia económica te da la opción de quedarte con alguien porque quieres y no porque te toca .
    Las descubrí hace poco mientras vagaba por la red y me encantaron .
    Que buen Post.

  19. zuly enero 24, 2013

    Hola, se nota el deseo común de no tener marido rico y parece que cada vez es más común, pero, aunque no quiero ser aguafiestas (y lo soy), es cierto que precisamente por ese cambio de roles hoy en día los hombres se están acostumbrando al facilismo, no sé, tal vez es mi falta de fe en ellos, pero he observado en algunas parejas que cuando se comparten los gastos la mujer si no se pone “las pilas” termina siendo la sacrificada en cuestiones económicas sin darse cuenta, sin hablar de que aún quieren que sea la mujer la que trabaje y al mismo tiempo se encargue de la organización del hogar, creo que hay que tener cuidado con ésto, porque así como no nos gustan que nos mantengan por conservar nuestra independencia supongo que tampoco nos gustaría perderla por tratar de conservar el equipo, en ese caso definitivamente preferiría una de dos: o estar sola o seguir el papel de la mantenida.

  20. lalatina enero 26, 2013

    Vivi en el rol de mantrayoga (man trabaja yo gasto) un tiempo. Fue en realidad un hit!! es chevere vivir mantenida. Depués empecé a trabajar y como no aportaba un peso, todo me lo gastaba en regalos para mi esposo, paseos con él, cenas deliciosas!! También ahorré montones y cuando nos abrimos… Bueno suficiente me quedo para vivir tranquila y sin estreces unos años!

  21. adri enero 31, 2013

    Yo no quiero un marido rico, quiero un marido delicioso y que me lo haga rico

  22. Saida febrero 7, 2013

    Que va! rico un marido rico, pero no depender de él, seguir realizandome cómo persona, profesional, madre, en fin, es mejor que uno pobre! lo digo yo como mujer independiente y soltera.

  23. Fernanda Del Mar febrero 16, 2013

    Bueeeeno. Tenía rato que no pasaba por aquí y, aunque ya el post tiene algunos días, quiero decir que concuerdo con Zuly. Y también recordaba un post más viejito de la mujer maravilla y cenicienta o la princesa (lo he olvidado) y estoy convencida que nos encanta ser la mujer maravilla para siempre trabajar hombro con hombro con superman. Pero la realidad es que superman comienza a recostarse y recostarse más y terminamos cargándolo totalmente y él tan cómodo. A las princesas, en cambio, si les gusta el marido rico y no se apenan por ello y conocen muy bien las estrategias para conservarlo (dejar que pague es una de esas).

    No se trata de conseguir en quien recostarse, pero las mujeres debemos entender bien que lo que no cuesta, no duele y no se quiere y que por eso es bueno de vez en cuando dejar que sea el hombre quien juegue el papel de proveedor. Oportunidades sobran para que la mujer maravilla salga al rescate.

  24. okcam febrero 25, 2013

    Todas las voces que se alcen para reivindicar a la mujer son bienvenidas en estos tiempos. Me parece perfecto! Sin embargo no deja de inquietarme que un feminismo presuroso haga las veces de cliché contemporáneo.

    Vibrante tu discurso si tiene alma y procede desde tu yo visceral. Vano si se trata de una postura “políticamente” correcta.

    Voilá, Brindo por lo primero!

  25. Seucy marzo 29, 2013

    La pareja no es la Zapata anti deslizante de la escalera… La pareja son los respaldo y los sueños y logros lis escalones, es así como la unión de dos personas se vuelve un bonito proyecto firme y confiable.

  26. Tropa Cosmica abril 22, 2013

    Hola, me encantaría saber donde puedo comprar el libro ‘Just kids’ lo he buscado por 3 librerías y en ninguna lo tienen. Me ayudan con eso por favor.

  27. Marce Castaño mayo 20, 2013

    La austeridad permite que disfrutemos cada cosa de la vida y la libertad se logra compartiendo responsabilidades.

  28. Heydi mayo 27, 2013

    Me alegra saber que con un articulo como estos puedo llegar a datos como los de Patti y Robert. Gracias

  29. André mayo 31, 2013

    Mantuve a mi familia ( mamá, Hnos., hijo), siempre independiente económicamente y me case con un compañero del trabajo, quien ahora tiene mejor salario y cargo y por un tiempo he dejado mi profesión e independencia económica y seguramente me verán así como Uds. Describen a las mantenidas…pero hay que ver que hay detrás de cada historia y que parejas pueden superar más sopas de lechuga, porque cuando dejamos todo por ir aparentemente, detrás de un hombre….seguro hay más solidez.

  30. conny junio 2, 2013

    hi chikas …. totamente deacuerdo con el post anterior (valeria) pues si la suerte toca a tu puerta es demaciado estupido decir no
    esta bien tu dedicarte a tus estudios y si quieres trabajar y ganar plata hacerlo pues obviamente brinda una mayor auto confianza ademas que los cuartos de hora no son para siempre ni tampoco muy cotidianos

    tanto nos hagobiamos por una igualdad de sexos estupida, tanto criticamos al machismo y a los nedeandertales sabiendo que hemos sido las mismas mujeres las que hemos criado esos mounstruos machistas que son los hombres asi que yo digo ….arriba los hombre que no jusgan y que les es un placer cuidar de su mujer como dios manda

    un poco selfish but its the true

  31. Ariomy junio 7, 2013

    Estupendo este post, me encanto! No hay nada mejor que construir en pareja con un Horizonte compartido, piloteando la nave junticos, que cada uno aporte su 100% y no hablo solo de lo economico, sino de ideas, voluntades, esfuerzo y sacrificio asi sea con la sopita de lechuga, Pero no hay nada mas gratificante que Mirar el camino recorrido y decir con orgulllo eh ave Maria! nos Costo esfuerzo Pero es una realidad, lo logramos juntos. :) Niñas ustedes son maravillosas y super realistas, me encanta su blog, ;)

  32. Mony junio 24, 2013

    Esto es muy cierto, y soy de la mentalidad de la lucha juntos, pero no faltan los que se confían de la estabilidad económica de las mujeres o los que se dan cuenta que aceptamos los planes guerreros y de cine no lo bajan a uno.

  33. VANESSA junio 27, 2013

    Totalmente de acuerdo¡¡¡ asi se forma una relación sólida , me parecería demasiado injusto ser una “mantenida”

  34. Angela julio 20, 2013

    Mas triste cuando el mantenido es el!!…. Caramba una relación debe ser un trabajo en equipo, que pereza cuando uno de los dos prospera mas que el otro, y el otro se acomoda bajo el brazo del uno y no hace gran cosa por salir de su mala situación.

  35. Helena agosto 13, 2013

    La verdad es que por experiencia se que los hombres son unos recostados (Como dijo mi madre en su momento : ” los mal acostumbramos”) siempre pensé lo mismo que Susana, hasta que nuestro equipo dejó de serlo y terminé pagando todos los gastos hasta que me aburrí y se acabó la todo. Hoy en día vivo sóla con mis hijos, pero me gusta que las personas con las que salgo sean responsables de los gastos.

  36. kristall agosto 21, 2013

    Genial … Me encanto :)

  37. Silvia septiembre 3, 2013

    Definitivamente solo tu ONE logra ese equilibrio, haciéndote sentir útil y valorada, al mismo tiempo que construyen un futuro para los dos….. :)

  38. Juan septiembre 9, 2013

    Seria rico encontrar una cómplice, no todo en la vida es dinero y lo que se debe hacer es vivir la vida a plenitud, reír, amar, soñar, bailar bajo la lluvia, llorar, sufrir, pero si lo vives con tu cómplice se convierte en un momento inolvidable que al final te hacen un inmortal, significa que dejaste una huella y siempre habrá una persona que te recordara.