Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Susana y Elvira | mujeres, sexo, amor, hombres y más | 25 de marzo de 2019

Scroll to top

Top

21 Comentarios

Somos algo más que dióxido de carbono, hombres y vibradores

Susana
  • En septiembre 4, 2012

No podemos hablar de sexo y hombres sin tener en cuenta que hay otra realidad que nos rodea. Lo supe el día que me vi criticando a Sex and the City por ser una apología a las compras, al sexo irresponsable y a la superficialidad. No puedo criticarlo porque tal vez desde el blog que comparto con Elvira doy la misma idea: que las mujeres somos Rodolfos, fiestas, ones, amor y hombres. Pero todos sabemos que somos más que eso.

También lo supe cuando vi el video sobre el Proyecto Rosa, como justo lo que le faltaba al proceso que desde hace algunos años vengo recorriendo y que, sin dar mayores detalles, me ha convencido de que yo no estoy aquí solo para robar oxígeno, sino para hacer algo valioso con mi vida a favor de la de los demás. Y hoy encuentro la inspiración para compartirlo con ustedes.

En Colombia somos 46.681.630 habitantes. El 34,1% vive en la pobreza; y  el 10,6% en la pobreza extrema. Para ponerlo claro, dentro de la clasificación, una persona pobre vive con menos de 2 dólares al día y con eso suele mantener a un núcleo de cuatro personas; y un pobre extremo, con menos de 1 dólar. Estamos hablando de casi la mitad de los colombianos. El 27,8% de estas personas, además, tiene una de sus necesidades básicas insatisfechas (o sea, viven en casas sin acueducto o sanitario; o en hacinamiento; o sus habitantes carecen del nivel primario de educación). Las expectativas de cambiar el panorama son un poco desalentadoras si nos fijamos, además, en que apenas un 11,9% de los colombianos tiene educación superior y de postgrado.*

O sea que a ese 44,7% de colombianos pobres y pobres extremos, sin inodoros en sus casas y sin acceso al sistema educativo, no les puede importar menos mis aventuras con Rodolfo, mis declaraciones de amor a Pierre, nuestra posición sobre los neandertales y en general lo que publicamos en nuestro blog. A ellos lo que les interesa es conseguir los 2 dólares para comer, y una tubería que lleve agua a su casa, así no sea potable.

Pero voy más lejos. En Colombia hay gente que como Rosa que ha vivido los horrores de la guerra. Y no, la guerra no es que durante ocho años no pudimos ir a Peñalisa. La guerra es desplazados, muertos, secuestrados, torturados y todas esas porquerías que guerrillas, paramilitares y líderes ineptos y corruptos se han dedicado a hacer desde siempre. Violencia, así mismo, es la desigualdad que todos nosotros alimentamos a diario tratando mal a quienes nos ayudan, discriminando a la gente por su escasez, evadiendo impuestos que sirven para dar educación y salud, pagándole una miseria a la señora que limpia la casa; tomándonos fotos en revistas de farándula con “la servidumbre” a la espalda. Eso también es violencia.

Podría ir aun más lejos hablando de cómo la corrupción, legitimizada a diario a través de nuestro discurso, es también violencia: esa que permite que un político contrate a su red de lacayos ignorantes en puestos de suma importancia en salud y educación; la que permite que a punta de diezmos y prebendas conviertan en casas en Miami el presupuesto destinado a operar colegios; y la que permite que los mismos sean electos una y otra vez. Nosotros alimentamos la violencia votando mal, por el amigo del papá que le prometió un puesto, por el candidato más churro, por el que ganará o, peor, no votando. Somos cómplices de la violencia permitiendo que haya gente que no puede estudiar y comer. Y no se trata de limosnas u obras de caridad de esas que la gente divinamente hace en clubs y torneos de póker. La diferencia se hace exigiendo cambios y aportando a ellos, desde las vías democráticas y desde todas las herramientas que nos da el estado de derecho en el que vivimos.

Creo que no vinimos al mundo a robar oxígeno o a enriquecernos sin dar algo a cambio. Esa es la lección de Rosa, de Sex and the City y de este post. Somos algo más que dióxido de carbono, hombres y vibradores.

Sentí la necesidad de decirlo, tal vez como una forma de expiar mi culpa por la faceta única que mostramos semana a semana. Esto no significa que me convertiré en un ser monotemático que cita a aleatoriamente a Milan Kundera y a Marx, y que habla de un deber ser relativo y anacrónico. Pero, sobre todo, no significa que este blog dejará de ser lo que es: un espacio de ocio para exorcizar y mostrar una de las tantas preocupaciones de las mujeres normales.

Hasta el jueves, cuando les traeremos un post que sí los hará reír.

* La fuente de todas las cifras es el Dane

Comentarios

  1. Melany

    Hola Susana, pienso fielmente que deberías crear un blog para tratar temas de actualidad política. La verdad me identifico tanto contigo, en cuanto a tu feminismo; que sí muchas personas se asustan al escuchar esa palabra por qué unas vacías de los años 60′ pensaba que era tirar con rey mundo y todo el mundo y cero de cerebro, o de las marimachas que dicen que la mujer es superior al hombre y por tanto el feminismo no se la lleva con la feminidad… Y a esas que les queda difícil simplemente entender que somos iguales en derechos más diferentes existencialmente.
    Whatever, creo que sería una muy buena apuesta que nos regalarás un blog un poco más intelectual. Para un publico un poco más “Integral”.
    :)
    Bye

  2. kristall

    Que rico que trates estos temas en los posts , a ver si hacemos conciencia y nos sensibilizamos y empezamos por casa a no generar mas violencia ya sea con nuestros actos , palabras u omisiones … Hoy ha sido el día , que mas he leido sus posts …Sencillamente me encantan :)

  3. Clop

    Estoy completamente de acuerdo con su post!. Generalmente leo los comentarios en su blog (o en cualquier otra publicación) y los comento mentalmente. Eso mismo es lo que hacemos la mayoría con nuestra opinión. No la expresamos y luego nos preguntamos porque nadie nos hace caso y en donde ha quedado el sentido común. Es responsabilidad de nosotros, la minoría educada, que no necesariamente corresponde con la minoría adinerada, opinar, participar y tratar de contribuir a que el desempleo y la pobreza (entre otros) desciendan no solo en cifras si no en hechos reales.

    Por otro lado, me gusta un monton el blog, la serie es exactamente como me la imaginaba cuando lo leía. Y finalmente, no es que las mujeres seamos superficiales, lo que pasa es que somos tan complejas (no complicadas, carajo!) que de ser necesario, podemos citar a Marx mientras nos pintamos las uñas y compramos zapatos online

  4. La Figue

    Susana, conocí el blog a través de la serie hace un par de semanas.
    Debo decir que me gustó bastante y por eso le dedico tiempo a leer los post (cosa que no había hecho con ningún blog antes).

    Es aliviador que se tenga en cuenta que las mujeres no solo hablamos de superficialidades, porque una persona como yo ( que me confieso fanática de Sex and the city) siempre me pregunté cosas como donde estaba la mamá de Carrie o por lo menos de Charlotte que siempre la pintaban como la niña buena o por qué ninguna de ellas en 10 años estaba haciendo una especialización.

    Un día pensé que era precisamente el que hablaran de otras cosas como zapatos o sitios de moda lo que me fascinaba… me sacaban de la parte ladrilluda de la vida, de la misma manera que lo hace el blog o la serie de ustedes.

  5. Mabel

    querida Susana gracias por este post, la verdad es que hay que abrir los ojos y aportar desde nuestro día a día, sacudirse el egoísmo , la comodidad y la idea de que no se pueden lograr cambios,

  6. Paula

    Sí, claro que hay mucha razón en las palabras, un discurso, como dicen por ahí, sin saliva. Así deberían de ser siempre.

    Bien, me sorprende y gratamente que aún quedemos seres consientes de la bestia y el demonio que nos carcome, sea el consumo o bien el amor, tal vez la envidia o creer que se es del montón. Qué gran reflexión y personalmente, sabía que había venido al mundo a algo, pero no precisamente a robar oxígeno, sino a hacer algo por él. Ahora me queda descubrirlo.

  7. kaotika

    estoy totalmente de acuerdo con todas uds!! y me identifico con lo que dices, de que somos mas que dioxido de crbono, la problematica social y siempre estara, pero depende de cada una de nosotras en hacer el cambio, y creeme que uds ya lo empezaron a hacer, con este espacio que para muchas es identificarnos con uds.

  8. mys

    Hola Susana,
    Quiero decirte que hace pocas semanas descubrí el blog de ustedes y me hice adicta. Yo soy colombiana pero estoy haciendo la universidad en USA y leo su blog cuando quiero un break de la montaña de trabajo que tengo. Lo leo no solo porque es increíblemente entretenido, sino porque me anima mucho leer la experiencia de otras mujeres fuertes, trabajadoras y que no se conforman con los cánones de nuestra sociedad respecto al sexo y los roles de genero. Me gusta esta entrada porque demuestra lo que muchas de sus lectoras (o al menos yo) sabemos: que ustedes son multifacéticas y que uno como mujer puede preocuparse por sacarse buenas notas, ir al gimnasio, tener buen sexo y a la vez mantener los pies en la tierra y ser consciente de las realidades sociales. Gracias por compartir el pedacito de su personalidad que es “banal” con el mundo virtual y espero que sepan que no son juzgadas pues muchas mujeres tenemos nuestra parte “banal” entre muchas de las dimensiones de nuestra personalidad. Mucha suerte con el blog y la serie.

  9. Mima88

    Que buen post, es una realidad que no podemos desconocer, igual esta bien lo que ustedes hacen, finalmente a veces necesitamos desconectarnos de esa cruda realidad….

  10. Mile

    Hummm bueno, y ya enteradas de todo eso alguien esta haciendo algo ademàs de informar, la verdad pienso q esa es labor de los noticieros, veo en susana y elvira una forma de reir y olvidar un poquito todo lo q nos rodea, solo eso

  11. Maria Alejandra

    El problema no esta en votar, finalmente no sabemos que pase en la Registraduría, el verdadero problema es cómo actuar ante estas situaciones para una equilibrada repartición de las cargas donde no tengamos niveles tan altos de probreza.

  12. Maria Alejandra

    El problema no está en votar por mejores gobernantes, finalmente no sabemos que pase en la Registraduría, el verdadero problema es cómo actuar ante estas situaciones para una equilibrada repartición de las cargas donde no tengamos niveles tan altos de probreza.

  13. Juan Andrés

    Me gustas Susana. Bien escrito

  14. Lorena

    Es lindo que hables de esto,yo estoy llevando a cabo un proyecto con mi novio, el es hungaro, crecio en un pais comunista y nunca discrimina a nadie por ser pobre, sirviente o campesino, por el contrario, y llego a Colombia y suramerica y descubrir la brecha tan tenaz entre los que viven en la pobreza y por el otro lado la gente que vive en un zoologico, encerrada en sus casas, con miedo y pensando que una persona es menos porque no tiene plata. Nuestro proyecto consiste en descubrir como se puede regresar al minimalismo y vivir con menos cosas materiales, aprender a compartir y dejar un poco a un lado el comfort que hemos creado en nuestra vida. Estuvimos viajando por todo el sureste asiatico y suramerica, vimos pobreza extrema, hablamos con todo tipo de personas y de verdad que eso cambio totalmente mi vida.

  15. Kike

    Fantástica, forma de aterrizarnos a una realidad que nos toca de una u otra forma, y que vemos pasar, en la mayoría de los casos, por el lado de nuestras vidas… Gracias, porque nos muestran, que no todo es SEXO, MENTIRAS Y VIDEO.. y que si todos nos concientizaramos, que vinimos a este mundo a pasarla bien.. pero haciendo el bien.. este sería un mundo muy distinto y sin extremos que criticar.

  16. Isabella

    Ustedes la “sacaron del estadio”. Es divertido hablar de banalidades, de esos “problemas” femeninos; pero también es cierto que es casi indispensable y verdaderamente necesario hablar de cosas que directa o indirectamente nos afectan, y si, así es nuestro jodido y bello país.
    No sólo robemos oxígeno, seamos instrumento de cambio.
    Excelente post, Susana.

  17. Ferenc

    Susana, la verdad es que si me reí, pero al final, porque la fuente de todas las cifras jamás será el DANE, sino nosotros mismos. Como sea, no te voy a decir que “me alegra” que escribas algo como lo que hay líneas arriba: no esperaba menos de alguien que entre líneas, Rodolfos, chickflix y una que otra confesión extraña, deja ver que hay cosas que siempre preocupan y que eres (Elvira también) algo más que banalidades, porque la verdad es que las monedas no suelen tener sólo una cara. Salvo la de Dent…

  18. Mariana

    “El mundo cambia con tu ejemplo, no con tu opinión”

  19. Claire

    Yo también tengo un blog lleno de “banalidades” y de historias de amor superfluas y casi siempre sin dejarle mucho a mis personajes, pero sí, nunca he dejado esa realidad que como colombianos nos rodea y nos permea en muchísimos aspectos de nuestras vidas. Siempre es bueno generar conciencia para aquellos (as) que no la tienen todavía (sí y pasa mucho aunque sorprenda).

  20. VaLeRiNa

    Que LiNDo PoST…!!! Lo triste es ke somos conscientes de lo ke pasa a nuestro alrededor y no hacemos el menor intento por cambiar algo, así sean actitudes propias!

  21. Luni

    yo creo como mujer que no es necesario aclarar que se es mas que sexo y hombres… creo que se entiende que cada uno de los que vivimos en el planeta nos dedicamos a nuestras locuras y solo por hablar de temas tal vez “banales” no significa que dejemos de un lado la realidad de nuestra sociedad.
    asi que animo! todos somos el instrumento del cambio !!!! y que bien que desde aqui apoyen el #proyectoRosa

Enviar un Comentario