Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Susana y Elvira | mujeres, sexo, amor, hombres y más | 23 de octubre de 2014

Scroll to top

Top

21 Comentarios

El mercado apesta

Ustedes ya saben lo que opino del mercado: que apesta. Como la hippie abraza-árboles que ahora soy, creo que esto de la ventaja comparativa, el valor agregado y los mercados que se regulan solos son inventos del Imperio, pero no del venido a menos Estados Unidos, sino del de Star Wars, mucho más tenebroso, desarrollado y violento. Las ventajas comparativas se miden en millones en la cuenta bancaria, el valor agregado en si vive solo o con los papás, y la regulación del mercado en a cuántas se han comido en el último mes.

Si no me creen es porque no le han parado bolas. Basta con que vayan al bar de la esquina de la oficina, un jueves en la noche, con las antenas puestas, para que vean de qué hablo. Estarán los pseudo-yuppies que se creen banqueros de Nueva York, pero que en realidad son asistentes de tercer nivel de un banquero de Bogotá; los solteros que quieren disfrutar la vida que tiran todas las semanas con mujeres diferentes y no se involucran con alguien, para no perder esa libertad que les permite fornicar, viajar y trabajar; el feo con ganas de algo serio, pero que le ha ido tan mal con las mujeres que ahora carece de toda seguridad; los casados churros; y, finalmente, los “ya he estado ahí”, o sea, lo que ya se han comido o descartado. No hay nada bueno.

Pero más allá de eso, los bares no son lugares para levantar algo más que polvo. Eso lo se bien. ¿Entonces qué queda?, pues el trabajo, el gimnasio, cafés, los amigos de amigos, los clubes de lectura, las actividades extracurriculares tipo tuna y voluntariado, y el online dating. Quiero vomitar. Tres veces.

El mercado apesta además porque nos pone en la posición incómoda de buscar, de estar atentas a miradas en la fila del supermercado, a malinterpretar señales, a usar estrategias baratas tipo “el que muestra el hambre no come, ¿pero si no la muestro cómo le hago saber que quiero terminar este verano romántico?”.

Pero, sin duda lo más apestoso del mercado son las citas, que son como entrevistas de trabajo en las que hay que parecer divertida (pero no tanto), inteligente (pero no tanto), culta (pero no tanto), descomplicada (pero no tanto), bonita (pero no tanto), sincera (pero no tanto), sencilla (pero no tanto), elegante (pero no tanto), misteriosa (pero no tanto) y, en algunos, casos, dependiendo del nivel de neandertalidad del man, virgen… (pero no tanto). Es más fácil construir un reactor nuclear con cartón paja y Colbón, que lograr el balance perfecto entre todo eso, y al final de la cita quedar en el lugar cómodo de “fresco, si lo haces bien me podrás tener encima en… 3 citas”.

Eso sí, depende de lo que uno quiera. Si es solo polvo es sencillo: no hay que ser inteligente, ni descomplicada, ni divertida, basta con que uno se bañe antes del encuentro, mande dos o tres señales de fácil diseño y ¡hecho! Pero la historia es difícil si se quiere algo más, porque además de todo hay que dar con un hombre divertido, interesante, que también esté buscando algo más que dos polvos, una revolcada y tres orgasmos.

El mercado apesta, creo que se lo inventó Ratzinger y compañía para desmotivar la reproducción espontánea (claro, la definición no científica según la cual los seres humanos se pueden aparear con quien se les venga en gana); o Yoda (pequeño tirano miserabe y asexuado); o el mismísimo demonio (tiene sentido, si tenemos en cuenta que él fue el que se inventó el infierno).

Pero no hay más remedio que estar en él. Si renunciáramos al mercado estaríamos como Venezuela: inestable y sin leche (no, no es grosería, en lo supermercados venezolanos a veces no hay leche por lo de la regulación de precios). Finalmente no contamos con la suerte de nacer dentro de una de esas religiones en las que madres y castas casan a los hijos antes de que nazcan, como si el matrimonio fuera un acuerdo comercial. Creo que Manjula y Apu fueron afortunados.

Nada más que hacer. Aquí estoy yo: esperando a mi One, mientras escribo este post en un café atiborrado de hombres con litros de gel en el pelo, e inmersos en sus egos y su arrechera. El mercado apesta, he dicho.

Pero no solo son muchos hombres los que apestan,  las mujeres también estamos llenas de equipaje

Comentarios

  1. Diana

    Si…definitivamente, en esta viña del Señor se encuentra gran variedad…de apestosos especímenes…..

  2. Valentina

    Casi año y medio después llega a mi este post. Pero que bueno que no fue antes cuando el enamora-miento me tenía obnubilada (entiéndase la separación de la palabra enamoramiento). Ahora que vuelvo a estar sin una relación amorosa de esas que se hacen llamar noviazgos, osea, ahora que ya veo todo con la razón, estoy absolutamente de acuerdo… este mercado apesta demasiado y lo peor Susy y demás chicas, es que seguiiimoos cayendo en los escombros de hombres que nos rodean. Ejemplo, aún con toda mi reflexión a flor de piel, volví a caer en manos de un neandertal, como ustedes llaman, de esos pseudo-yuppies, que no caben en su ego y cuya mayor pasión en la vida es el fútbol, ver fotos de viejas mostrando tetas y culo, y se las dan de espirituales yendo a misa cada domingo… qué como caí ahí… mmm no se… estaba frágil y no había más… me recitó un par de poemas de Benedetti (seguro los únicos que se sabe) y yo como imbécil caí redondita…. Y eso que ya tengo 30 y me considero bonita, inteligente, interesante y profesionalmente triunfadora…. El lío es que justo son esos los que acaban con la poca fe que nos queda y hacen que perdamos la oportunidad de abrirle la puerta a los que si valen la pena.

  3. Beatrix

    Ahhh el mercado sirve para uno divertirse. A mí me parece súper chévere escuchar hablar a los que fingen ser interesantes y todo lo demás, chicas…son afinadores de oido ¡Y gratis!

  4. Ferenc

    Pero es que lo de juntarse y generar una relación basada en el odio (ella odia la pobreza, el la soledad, o cosas por el estilo) es más común que un berraco! Y aun cuando tienes una pareja con la que has atravesado de todo, pues no es que te “toque” aguantar más que Higuita en un penalti, pero si debes revaluar si vale la pena seguir aguantando y mejorar las cosas o no aguantarse las ganas de intentar ser feliz. Lo único? tratá primero de ser feliz contigo mism@, de resto va a ser dificilísimo que podás ver a alguien más con ojos distintos a los de “salvarte” de la soledad después de los 30. O a los 30, como dice María…

  5. Carolina

    Tenés razón, pero creo que le estás dando demasiada importancia al asunto, es mejor relajarse y concentrarse en otras cosas mientras llega tu ONE, y si no llega nunca, pues disfrutá tu vida, muchas de las parejas no son realmente felices, compadezco muchos matrimonios y noviazgos que están juntos por las razones equivocadas o por simple costumbre o miedo de estar solos. Me gustan mucho los aportes de Ferenc!!

  6. Sonya

    Las considero niñas, el mercado no sólo apesta sino que está podrido en Bogotá, especialmente con los tipos que se creen los mas interesantes, carismáticos y buenos del mundo, cuando realmente solo repiten como loros algunas citas, les faltan mínimo 15 centímetros de altura, una buena ortodoncia y conocen personalmente solo al 10% de sus contactos de facebook.

    Gracias a Dios ya encontré a mi medio limón (online btw) que no tiene ego de Maradona y es todo lo que merezco y más!

    Suerte amigas mías, la situación no está complicada, está jodida!

  7. Ella♥

    El mercado apesta y apesta mucho más cuando no encuentras lo que estas buscando y te toca conformarte con algo similar pero sin duda de menos calidad. En fin…
    Mercados hay muchos y tiempo más bien poco…

  8. Ferenc

    gracias por el comentario…y me alegra que te diviertas mientras, a pesar de tener razón sbre el quid del asunto: el mercado es una shit. La mano invisible que lo maneja debería lavarse a sí misma, porque está cagada…

  9. María

    ah….!! y lo peor de todo este panorama es que ya tengo 30 buuuuuuuaaaaaa…!!!

  10. SOLECIT0

    Excelente….. en cualquier ciudad es la misma vaina…

  11. SUSANA

    Y a todas: me encanta que les haya gustado el post!!

  12. SUSANA

    Desbordas sabiduría Ferenc. Igual la espera está divertida, como en una sala de espera VIP donde me traen cafe, uno que otro trago, leo revistas y libros, masajean mis pies y gente me entretiene. Pero debes aceptar que el mercado apesta, al menos un poco.

  13. Ferenc

    El panorama para nosotros es igual…sólo que pocos te van a reconocer que quieren algo más que dos polvos, una revolcada y 3 orgasmos. Uno no debería de sentarse a sentirse mal, en serio…ni esperar. Si sigues esperando vas a terminar asi, sentada, así que relájate, la vida termina por ser algo más que tener pareja ni eso te va a definir. Ah, que hace falta? puede que si, y como un pts, pero sino se tiene no hay lío. Chévere tener a alguien pero si no se puede, listo, a vivir igual, porque te lo juro que más te demoras en conseguir bobazo que en tener un tipo que realmente te encante y te dirás “juep…y este dónde estaba?”. Y la Semana Santa ya pasó como para que te sigas flagelando….

  14. Ipanema

    Genia Susana!
    No sé si reirme del grado de sabiduría de este post, o llorar de la ira que me da de que todo lo que escribes sea así, o maldecir por tener que seguir en este plan rompebolas de esperar a mi “one”

  15. Pilar

    FUCK MY LIFE!!! JAJAJAJ! Grande. Chicas, son grandes, muy grandes.

  16. Stephanie

    Amen, y ahi esta uno conformándose con el menos peor porque a ratos se siente sola.

    Fuck my life

  17. adri

    Eso es mejor no buscar Sussie, como todo funciona al contrario de la lógica ponle cuidado que tu estas de verdad comprometida con no tener a nadie, ni serio ni poco serio, y te llega algo bueno. Pero si uno se pone en la actitud de levantar yo no se porque pero no sucede nada bueno. El mercado apesta es verdad pero solo con que 1 con que solo UNO sea un tipo bien, se arregla el partido. Para la próxima, responde que no quieres salir, al principio sentirás q la cagaste pero después vas a ver que el que te insiste vale la pena.

  18. SAMI

    ohh por Dios!! cada vez esta más difícil conseguir victima

Enviar un Comentario