Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Susana y Elvira | mujeres, sexo, amor, hombres y más | 20 de julio de 2019

Scroll to top

Top

36 Comentarios

El buen Bruno y yo

Susana
  • En septiembre 7, 2010

“El hombre nace bueno y la sociedad lo corrompe”, esta frase de Jean-Jacques Rousseau siempre me ha parecido en extremo cierta. Basta con comparar a la bola inocente que yo era a los 16, y la cínica con coraza que soy hoy. Y aun tiene más sentido al pensar en Bruno, el cuasi novio italiano que en sus veinte tempranos me hizo olvidar de los prejuicios y me amó como por vez primera.

Fue una relación de dos semanas. Cuando lo vi por primera vez me pareció un bello ejemplar mediterráneo. Ni hablar de su acento francés-italiano. Pero me desinflé cuando supe su edad. En efecto nos llevábamos más de un lustro de diferencia. Entonces lo deseché como quien bota una bolsa de supermercado: puede servir para algo pero mejor no.

Aun así Bruno me conquistó tímida pero efectivamente con encuentros premeditados, invitaciones a tomar café, charlas interminables, sus ojos verdes, su piel bronceada y el acento más idílico que he oído alguna vez. Comenzamos a salir todos los días. A la galería, a comer gelato, a un restaurante italiano delicioso que conocía, a un restaurante marroquí (cuando le dije que me privaba el te fue a donde el chef a pedirle la receta y lo convenció de venir a mi mesa a explicarme cómo prepararlo, ¿ah?). Cuando me di cuenta nos estábamos dando besos en el cine. No tenía mucha experiencia dando besos, pude notarlo. Pero sí que aprendió.

Estuvimos dos semanas dándonos besos, caminando por la playa, tomando café, té marroquí, en la biblioteca. Cocinó pasta en mi casa. Tomamos vino. No tiramos porque él nunca hizo amago alguno y yo nunca precipité nada por cuenta de mis prejuicios sobre nuestra diferencia de edad. Además últimamente me conformo con besos, soy un ser asexual.

En esas dos semanas Bruno me dijo las cosas más hermosas que me ha dicho ser alguno: “¿Susana, usualmente tienes este efecto en la gente? Porque yo estoy hecho un desastre”, me dijo un día mientras veíamos una película. “Lo mejor de mi viaje has sido tu, qué lástima venir a encontrarte apenas ahora y tener que irme”, balbuceó un día antes de su partida.

Si todo esto me lo hubiera dicho cualquier macho de 30 años hubiera creído que eran estrategias baratas para comerme. Pero a Bruno le creí cada palabra, lo noté en sus ojos y nunca quiso sexo a cambio. Y aun ahora, cuando me manda esos correos hermosos, en los que me hace sentir la mujer más graciosa, generosa y buena del mundo, me derrito.

Bruno me dejó grandes enseñanzas. Una de ellas es que los italianos son una cosa loca. La otra es que sí, la vida se encarga de dañar a los hombres. No voy a hablar solo de las viejas arpías asquerosas que los hacen sufrir (porque los canallas inmundos también nos hacen sufrir a nosotras), sino de la sociedad que premia la promiscuidad, la falta de vínculos afectivos y la dureza. Tal vez en siete años Bruno sea un hombre despiadado, cínico, con mil muros infranqueables e inestable, como todos los que  he conocido en el último tiempo. Tal vez, tras una línea de malas experiencias con mujeres que prefieren a los Lorenzo Lamas, se haya cansado de decir esas cosas bellas y de ser tan puro y transparente como es hoy. Tal vez se convierta en un espécimen como todos, porque la sociedad lo obligó.

Aun así Bruno me demostró que hay hombres buenos, que pueden querer a una mujer desprevenidamente y hacerla sentir bien sin esperar una recompensa sexual. También me enseñó que, aunque el hombre nace bueno y la sociedad lo corrompe, no todo está perdido y que tal vez haya uno de mi edad o mayor que se haya logrado apartar del sufrimiento y las corazas, y esté dispuesto a volver a su estado primario, a su belleza y bondad.

Si Bruno tuviera siete años más yo ya estaría en Roma -como tantas veces me lo ha pedido- en sus brazos, dejándome enamorar por su acento, por su corazón y sus bien escogidas palabras. Pero solo puedo conformarme con su recuerdo y esta sabia conclusión.

Comentarios

  1. Karen

    Parece que han pasado ya 3 años desde esta historia tuya con Bruno, la cual yo apemas leo y me ha encantado, deberias escribirle no se si se han seguido comunicNDO POR MAIL, asi averiguas como lo ha corrompido la sociedad:

  2. Maria P

    Dianita: no te imaginas mi reacción al leer tu comentario, “mi bruno” también se encuentra en Argentina, no se si tampoco algún día lo vuelva a ver, aún siento que es un capítulo sin cerrar, un fantasmita de esos buenos que aún anda meriodando mis pensamientos y mis recuerdos a veces. (cursi, lo se)

  3. Olguet

    Yo me dí cuenta de que la sociedad sí lo corrompe a uno. Como todo man que llega es a pedirlo y uno a tratar de evaluar si amerita dárselo o no, pues nos acostumbramos que la lógica de pensamiento es: beso y pun! pa’ la cama.
    A mí me tiene enamorada un man que lleva dos meses conmigo y va a su ritmo. Muy parecido a Bruno: inteligente, bonito, sólo que éste es 4 años menor que yo, amoroso, tierno, comprensivo, pero todo un enigma porque no busca ni besos ni sexo como los otros….y eso me “freakió” un buen rato, hasta que me acostumbré. Y ahí vamos a paso lento, pero ya por lo menos me da besos y son deliciosos…..muy deliciosos.

  4. Ella?

    Esas relaciones con alguien muy mayor, o muy menor , siempre terminan mal.
    Sea por lo que sea,los prejuicios son muchos y el miedo no deja avanzar.

  5. Paola Castañeda

    “la sociedad que premia la promiscuidad, la falta de vínculos afectivos y la dureza”

    ME ENCANTO ESTA FRASE!!!

  6. SUSANA

    Germán, tienes toda la razón. Ahora haces parte de mi grupo de amigos sabios, y solo compartes el honor con Pepe Alegría. Y sueño con que así sea: que este mundo ESTÉ LLENO de hombres que valgan la pena. Desafortunadamente no he conocido a muchos de estos, pero como mi coraza es optimista, se que sucederá algún día. UN HURRA POR GERMÁN!

  7. Ferenc

    buen apunte Germán…la verdad es que todos en algun momento nos hacemos de corazas y modelos en la cabeza. Y Soledad, de veras, nunca le hice el quite a ninguna mujer hasta no comprender de manera amplia lo que ella quería, lo que es y lo que yo querìa..asi que no todos somos asi…un abrazo

  8. Soledad

    me uno al aguacero de aplausos para Germán, pero me permito señalar que no somos las únicas que se inventan excusas ridículas para no probar el conocer realmente a alguien, a los hombres les es suficiente creer que la nena tiene fama de mal bicho, o que hizo un comentario así sobre X cosa entonces eso les hace suponer Y y bla bla bla… lamentablemente eso de inventarnos pendejadas para salir corriendo ante las oportunidades nos ocurre a todos sin distinguir el género… Susy nos cuentas si superas lo de Bruno con alguna otra imagen masculina en el panorama o si te decidiste al viaje a Roma, por mi parte ayer conocí a otro Bruno, pero siguen siendo perros literalmente, este un lindo Guaymaral

  9. Milena

    Estoy de acuerdo con German…siempre habrá un detalle para tachar a un tipo y echarlo a la basura o para ponerlo en un pedestal, todo depende de lo que queramos justificar, (éxito profesional por encima del personal, complejo de mártir, miedo a equivocarse, you name it)…lo interesante es conocer y enamorarse de alguien real, con tooodos sus defectos y cosas buenas, o es que acaso nosotras somos perfectas?

  10. MARIA

    German, German, German.
    ya me estaba preguntando donde estabas, pues hacia falta tu comment.
    Eres el tipico ejemplo de lo que mas me gusta de los hombres y es su capacidad de raciocinio -es cierto que a veces se les va la mano- pero me encanta ese cerebro masculino.
    Por mi parte, para ti la lluvia es de aplausos…. y un besito :)

  11. Germàn

    Se que va a llover fuego.

    Susana, ¿En verdad crees que en dos semanas conoces a alguien?.¿Dos semanas es tiempo suficiente para en realidad enamorarse? ¿Por que un tipo no quiere pasar a cuarta base y “anotar” contigo es el hombre màs desinteresado y màs transparente del planeta?.

    No Susana. La coraza que dices llevar no te deja ver las cosas con claridad. Lo de Bruno solamente es un recuerdo y lo mejor es que lo dejes asì por que mientras no cambies las ideas que tienes de los hombres, muy seguramente te vas a desilucionar. En un blog pasado dijiste que te atraen los malos hombres. Y te gustan por que son los que se acomodan a tu concepto de hombre: mentiroso, perro, traicionero, etc.

    Dos semanas no es nada. No se por que tienes esa tendencia a idear a las personas tan ràpido y a desaprovarlas en mucho menos. Pascual y Pierre son ejemplos. Te ufanas de ser una muralla china pero en realidad no es asì. Tù debes ser como Lilu, la protagonista femenina de Sexto elmento (con Bruce Willis, ¿Te acuerdas?). Una vieja berraca, fuerte, pero sensible ¡Como todo el mundo!

    Susana, deja esos prejuicios equivocados de nosotros y permitete encontrar a un hombre de verdad. Emprende la aventura de tu vida y conoce en realidad a los millones de hombres buenos, sinceros y honestos que hay. No te digo que en esa aventura no vallas a sufrir raspones, pero las costras con el tiempo se caen. El problema es cuando no las dejas caer y se convierten en corazas. Si lo haces, te aseguro que te vas a encontrar con gratas sorpresas.

    Con el tiempo, te daràs cuenta que tu muralla tiene una puerta bien grande, que los chinos ya no te gustan y que dejaste de atraer a los perros canequeros de este mundo.

  12. SOL

    ” Los únicos amores románticos son los amores incompletos” dice Juan Antonio ( Javier Bardem) en la pelicula de Vicky y Cristina Barcelona. Te asegura creer en que sí existe el hombre perfecto sin tener que estar con él y rico suspirar, cerrar los ojos y ver corazónes, no siempre tenemos que materializar las relaciones. Me alegra mucho susy que hayas encontrado ese hombre.

  13. Maria Clau E!

    (me estoy secando la lagrima)
    Yo ya hubiese comprado un tiquete para Roma!!!!!… y estaria toamndo chianti y parlando con ese hombre divino!!!
    Aunque pensandolo bien, esos buenos recuerdos son buenos pues porque son recuerdos y nada garantiza que se pueda retomar la historia donde se dejo….

  14. Un Tipo

    Una vez mas veo la misma historia, y cmo siempre las mujeres salen corriendo cuando ven el minimo rastro de la sinceridad q constantemente estan pidiendo. Siempre hay una excusa, muy pequeño, esta calvo, no es el momento, o me voy para china. No es la sociedad, ustedes mismas se han encargado de crear este sistema de premios y castigos en donde ningún hombre que decide quitarse la armadura le va bien. Sean sinceras con ustedes mismas, arriésguese? El 90% de las q comentaron arriésguese, no lo harian o no lo hicieron en el momento en q estuvieron en una situación similar.

    P.D: Susana, el que hubiera pasado si… te va a atormentar, It will hunt you down!

  15. IVANNA

    ESTA VIDA ES SOLO UNA…….DISFRUTALA SI EL NIÑITO TE DICE QUE TE VAYAS CON EL PUES VETE……ASI CON EL TIEMPO TE TENGAS QUE DEVOLVER NO IMPORTA, LO VIVIDO NO TE LO QUITA NADIE…….YO DE TI ME ARRIESGARIA, SERIA UNA LINDA EXPERIENCIA, SIN IMPORTAR SI VA SER EL HOMBRE DE TU VIDA O NO.
    TENDRIAS UNA HISTORIA MUY BONITA QUE CONTARLE A TUS HIJOS O NIETOS……. TE FALTA ESPIRITU AVENTURERO.

  16. Juan Andrés

    ¡Cobarde Susana! ¿De cuándo a acá te convertiste en esta mujer que no se la juega? Este Bruno podrá ser fantástico, o tal vez resulte ser la puta cagada, ¡pero hay que averiguarlo!

    Ese ‘What Iif? te perseguirá en un tiempo (días, meses, años, ni idea). “No me la jugué por unos años de diferencia… qué cantidad de excusas que uno inventa por susto…”

    Tu serás la unica culpable de que tu vida se convierte en un lugar común o la responsable de hacerla una historia maravillosa y valiente. ¡No jodás! ¿Qué pasó con esa mujer que cautivaba hace unos meses? Go for it, damn it! Live large!

  17. maggie mae

    Yo no estoy tan de acuerdo en eso de que los hombres más jóvenes no son cagada. El que es cagada es cagada, joven o viejo, me han tocado los dos.
    De otro lado, hay algunos que sí se vuelven duros y con “muros infranqueables” porque les tocan viejas arpías (como a nosotras nos tocan los cretinos), viejas que los dañan.
    Hay algunos que llegan a la treintena con la misma inocencia para enamorarse que Bruno. Tranquilos van por la vida.

  18. Soledad

    quién dijo amor? todavía no sabemos si hay amor o no, qué tal pruebe y Bruno sea un fiasco (que los hay los hay), insisto en que los prejuicios con la edad que alegas Susana son un lastre, no te están aportando nada y sí puedes perderte de un mundo nuevo y prometedor, yo arrancaría pa’ Roma y a probar, si Bruno resulta ser un canchoso pelafustán habrás probado los pelafustanes de la bella Italia, y si es un ser de otro planeta tendrás en tu haber un pollo precioso y de colección, como sea el viaje no te representa pérdida y quedarte no te representa ganancia, dale, viaja y, obvio, cuéntanos cómo te va

  19. Ferenc

    a ver…la edad es sólo un número, no? y si Susana no arranca es porque tiene sus razones. O sus miedos, y como muy propios de ella y todo lo que asi se relacione, es muy respetable.
    Susi, fresca, si no es aqui es allá, o en donde sea: el lío con el amor es que uno nunca sabe por dónde aparece y si te pones a buscarlo es posible que no llegues a él con el entusiasmo adecuado…si quieres arrancar a Roma, ve. Si no, quédate. Disfruta del arco iris mientras llega el caldero repleto de oro, mujer…

  20. MARIA

    susana, ya vas de camino a Roma??? pa’antier es tarde!! quitate esos prejuicios que de nada bueno sirven. lo unico que hacen es que te estan haciendote negar una buena oportunidad de encontrar lo que quieres. te lo digo yo con toda la autoridad que me da el llevarle 3 años a mi maridito….y aqui vamos comiendo y gozando!!!
    ademas, otro plus: por ahi dicen que el pollo es colageno, quita pate’gallina, quita arruga, yo se que tu todavia no tienes pero es mejor un tratamiento preventivo… jajajajaja 😉

  21. Adri

    Creo que aqui Susy tomo de excusa la edad para no irse con un buen hombre. Aqui esta demostrado que le gustan los retos y que los tipos sean guaches,es que si a uno le gusta, le sabe! eso encuentra razones de sobra para justificarse que se meta con un tipo menor, o mayor, o lo que sea. Asi de simple. Si el fuera mayor, le hubieras encontrado otro defecto. Yo sinceramente no le veo la parte mala, antes muy bueno todo o no?

  22. Caro

    Vete para allá! ¿Qué esperas?!

  23. Soledad

    estoy de acuerdo con La Rana, vete a Roma, finalmente puedes cerrar un poco los ojos frente a la cuestión de la edad, piensa que tienes un lustro menos y ya, prueba, si la cosa no funciona pues nada, lo intentaste y ya, pero si no pruebas no sabrás si el sujeto es tan bueno como parece ser, o si es mejor, o si esconde un hijueputica en el fondo, aprenderás cosas que uno mayor tal vez no te enseñe y si no…Roma debe tener más especímenes de esos en sus cafés o sus bares, no lo pienses tanto, al final lo de la edad es sólo un prejuicio y con el tiempo nos vamos quitando esos lastres de encima, anímate! Abrazos y espero cruzarme con un Bruno menos joven en el camino, hasta el momento todos los Brunos que conozco son perros, literalmente.

  24. Ferenc

    hoy leí algo que me dejó con la abeza un tanto revuelta…uno no debe estar al lado de quien uno ama, sino de quien lo ama a uno. Y la verdad es que Bruno dejará de tener veintitantos para algún día tener la edad que deseas que tenga HOY. Así que si te vas a Roma, por favor manda postales con las cabezas recortadas (por aquello de preservar el anonimato facial).

  25. aly

    Lei algo de lo peor por ahí y creo que fue en una revista o algo así. Decía: “el amor no tiene edad pero las personas si”. Me dejó pensando y todavía no se como interpretarlo. Pero porqué no puedes ser la Demi de otro Ashton.

  26. Lulú de la Concha

    Pues este post ha generado en mi sentimientos encontrados. 1. Que carajos estas haciendo aquí Susana de por dioooosss. Cuando uno se encuentra a un hombre asi cuasi perfecto (no era perfecto por la edad) no es el momento en el que uno deja de buscar, no es ese el que nos adora a quien queremos para nosotras. Que necesidad hay de seguir aprendiendo cuando ha llegado el momento de disfrutar. 2. La edad de Bruno puede que se hubiera convertido en un obstáculo pero será posible encontrar a un hombre de mas edad sin corazas y barreras? Estoy con la Rana, VETE A ROMA!!!

  27. Viviana

    Me hiciste acordar de una película, Nine, un musical… hay una canción de la peli, la canta Fergie, se llama “Be italian”. Mírala, la verdad se resume en un verso de la misma: “be italian, live today as if it may become your last”. Este post la verdad me lo recordó muchísimo.

  28. La Rana

    Vete a Roma!

  29. maria

    Como es esto de cierto Susy la vida se encarga de estrellarnos y darnos golpes que nos dañan el alma. pero no seas pesimista porque tal vez bruno es tan bueno que no se va a dejar golpear. pero tienes toda la razon porque la busqueda del indicado se complica cada vez mas con hombres prevenidos que igual como nosotras tenen ser laztimados. me encanto el post y me gusta como a partir de historias verdaderas muestran realiadades que nos tocan a todas…………….

  30. Ferenc

    no todo se paga en especie: quizás lo mejor que hayas podido obtener en materia emocional y a nivel de enseñanzas, lo conseguiste con quien menos esperabas. Lo que uno puede aprender de lo que cuentas es, que a pesar de sufrir n-mil decepciones, lo bonito del asunto está en volver a sentir y experimentar como la primera vez y sin la coraza que pretendemos ponernos por haber estado expuestos a esas decepciones…y gente así se encuentra uno en el camino, aunque no son fáciles de identificar.

  31. Ingrid

    :( Noooooo…. de verdad que pesar… pero es que la diferencia de edad en algun momento se nota, no por lo fisico claro, si no por la madurez mental… que lastima!!

  32. paolitaesco

    Lo mejor de estas experiencias es aferrarse a ellas, a ese maravilloso recuerdo que aviva la llamita de la esperanza… tal vez ir más allá, es quebrar el espejismo y volver al vacío de la realidad.

  33. dianita

    que flash back el q acabo de tener la diferencia es q el mi bruno esta en argentina y quien sabe si en algun momento de mi vida lo volvere a ver

Enviar un Comentario