Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Susana y Elvira | mujeres, sexo, amor, hombres y más | 20 de julio de 2019

Scroll to top

Top

18 Comentarios

Matilde + Susana + chico cualquiera: el trío maravilla

Susana

Maximiliano, mi fuckbuddy en 2003, atendió mi fantasía. Llevaba meses diciéndole que soñaba con que me sometieran, con que un hombre fuerte y poderoso me penetrara mientras yo no podía hacer nada. Mientras estaba atada.

Este post es sobre la primera vez que Maximiliano me puso unas esposas. Es sobre la primera vez que unas esposas, Maltilde, entraron a hacer parte de mi ajuar sexual.

Me gusta pensar en esas escenas de callejón oscuro en las que un hombre aprieta a una mujer contra una pared, ella no puede moverse y no tiene mas remedio que aceptar su suerte. Amigos pervertidos, no estoy hablando de violaciones, sino de sexo de sometimiento.

Total, esas escenas me ponen a mil. Me gusta cuando estoy boca abajo, mi chico se pone encima mío y no deja que me mueva. Yo lucho de verdad, pero no puedo hacer nada, me tiene sometida. Me gusta sentir que él puede hacer lo que quiera conmigo y yo no tengo otro remedio que dejarme. Soy su esclava, su ‘beatch’.

Entonces Matilde es perfecta en esta ecuación. Volvamos a esa primera vez. Yo estaba boca abajo y Maximiliano se sentó encima, yo no veía lo que hacía y tampoco podía moverme. No se de dónde sacó las esposas, me agarró ambas muñecas, las puso detrás de mi espalda, y me amarró. Casi me vengo. Eran unas esposas rudas de solo metal.

Esa primera vez de trío con Matilde fue excelente. No podía hacer nada con mis manos, estaba a la merced de Maximiliano. Me puso boca arriba e hizo lo que quiso conmigo. Lo-que-quiso. Como parte del juego yo ponía alguna resistencia, pero finalmente él me tenía sometida. Yo cerraba las piernas y él me las abría; le rogaba que me penetrara, él solo me rozaba; me corría la cabeza hacia un lado para concentrarse en mi cuello y yo lo dejaba. Fue uno de los mejores polvos de mi vida.

Sin embargo no pude tener las manos atrás por mucho tiempo, el peso de mi cuerpo me maltrataba y me dolían los hombros. Solución: la popular amarrada en la cabecera de la cama. Ese día estábamos moteliando, así que la cama tenía esas argollas en la parte de arriba. Pero si no hay argolla o barrote, los brazos arriba también funcionan.

Desde que Matilde es parte del “trío del amor” el sexo es mucho más divertido. Finalmente cualquier artilugio que se incluya en “el coito” (como dice Sheldon Cooper) hace todo mucho mejor. A Maximiliano también le gustaba usar, a veces, a Rodolfo conmigo. Lo metía, lo sacaba, veía como yo lo utilizaba… el sexo con Maximiliano era increíble.

Cuando él se fue se llevó sus esposas rudas. Tuve que hacerme a unas para tenerlas en la cajita de la perversión. Unas Matilde Rosa acaban de llegar a mi vida, ¿les conté que me quedé con unas de las que trajimos en nuestro cargamento? Son mejores porque no maltratan y están bien kitsch.

Amo a Matilde, desde que ella llegó a mi vida mi sexo es más feliz. Finalmente soy una loca a la que le gustan los artilugios y que la sometan. Me arrecha sucumbir ante la fuerza de un macho. Me priva la escena del callejón estrujado.

La tienda de Rodolfo y Matilde: jugueticos y cochinadas

Comentarios

  1. Andrés

    Sólo quería contarles que la semana pasada, dos años después de su publicación, este post sirvió de inspiración para un polvazo de manos atadas y ojos vendados con mi novia.

    Nada más.

  2. banexa

    Tita, averiguate el Rabbit 3000 ¡El mejor ivnento de la humanidad!

  3. TiTa

    siempre he querido un rodolfo…. cual me recomiendan? cual es el mejor de todos???

    …. y lo del hielo, suena deli!!

  4. LaRiotFemme

    ¡Ay-Dio-Mio!
    Conceptos que conozco y aplico: cajita de la perversión y fuckbyddy (es el mejor de los conceptos)

  5. Sand

    Definitivamente Woddy Allen tiene toda la razón , el sexo sólo es sucio,si se hace bien!!

  6. María

    Quiero unas yaaaaaaaa!!!!!! me gusta mucho el hard…..

  7. Soledad

    v: no es de vendetta mi querido German… v a g i n a, se pone en la entrada y al penetrar se derrite el hielo, la sensación es absolutamente indescriptible

  8. Paola Castañeda

    Jajaja German q falta de imaginacion… Aplica tambien con Halls!!! Ser sometida es una delicia… apoyo a Soledad en el sexo en lugares semi-publicos con riezgo de ser atrapados “en el acto”… Considero q el acto sexual es un millon de veces mas divertido cuando se sale de lo convencional… cuando se hace lo q no se debe hacer por pudor… ser sometido… un mordisquito… un rodolfo… ayudan un monton… no hay nada peor q un chico con mas pudor q una vieja… donde uno es la arrecha q propone de todo pero el se limita al misionero cansado…

    HOMBRES… las mujeres tiramos con la cabeza!!! ese es nuestro organo sexual mas poderoso y mas efectivo…

  9. Germàn

    Profesora Soledad;

    Cuando cita “…y acompaño el menù on unos deliciosos cubos de hielo para refresacrnos un poquito, el truquito del cubo de hielo dentro de v… lo obtuve gracias a una novela japonesa…” ¿Què quiere decir dentro de v..?

  10. Soledad

    en serio Germán???? me postulo desde ya… sobre Matilde… yo aún no compro unas, pero a mí también me enciende sentir que me someten, que me cojan contra una pared debajo de unas escaleras a oscuras con el riesgo de ser pillada en el acto, como sustituto de este aparatico siempre he acudido a un cinto en satín que tengo hace años, es de un vestido que solía usar sin ropa interior para darle una sorpresa a mi pareja de hace unos años, lo mejor era atarlo de manos y pies con cintas para luego dedicarme a una larga felación hasta que ya no pudiera más, en ese momento lo liberaba y dejaba que hiciera conmigo lo que quisiera como compensación a su sometimiento, aishh de sólo recordarlo me da un cosquilleo sospechoso… después de que compre a Matilde me llevo a mi novio de paseillo a tierra caliente y acompaño todo el menú con unos deliciosos cubos de hielo para refrescarnos un poquito, el truquito del cubo de hielo dentro de v… lo obtuve gracias a una novela japonesa y es el aderezo perfecto para ese trío.

  11. Germàn

    Que terriblonga eres Susana…definitivamente soy un chico inocente que no sabe nada de nada. ¡NECESITO UNA PROFESORA URGENTE!

  12. Juan Andrés

    You had me at handcuffs…

    Es un post en el que uno lo va leyendo y se muerde los labios… nice.
    Rico que te gusten estos juegos, pero muchísimo más sexy es que lo digas sin aguero.

    Yo sigo pendiente de ese sitio pa’ encontrármela señorita 😉

  13. Ferenc

    que si bueno??? claaaro! si es lo máximo…e igual cuando uds. lo dejan a uno inmóvil (mas no impotente), es super rico…el cuentico de los juguetes es una opción excelente a la hora de pasar un momento del pts…y sobre vender o no las esposas….la verdad? las metálicas son muuuuy bacanas, sólo tengan a la mano una llavecita extra, por si acaso se les llega a perder la que están empleando (se los digo porq puede pasar) y están fuera decasa o moteliando.

  14. @state_0f_mind

    me siento completamente identificada!!! es una de las cosas más exitantes… no ver, no poderse mover, que te hagan quedar quieta, incrementa las ganas!!! buena cosa!!

  15. Maria Jose

    Me gusta el articulo, es interesante, pero lo que no me gusta del todo es que sea algo tan evidente y descaradamente enfocado en vender las esposas del modelo que ustedes venden…

  16. Lulú de la Concha

    Bueníiiiiiiiismoooo, ay que ricoooo!!! Me gusta lo de la cajita de la perversión. Para Matilde debería haber un bolsito como los hay para los Rodolfos, eso fue lo primero que me ofrecieron cuando estuve en una tienda de “jugueticos y cochinadas”.
    Lo mejor es encontrar al man que le siga la corriente a uno y lo coja contra la pared, con esas manos grades que le dicen a uno “Esto es mio carajooo!!!

  17. Juan J.

    Cuando vuelva quién está antojada por Matilde seguro conseguimos unas.. este post hará que se antoje más.. jaja

    Por otra parte, yo también soy de los que está a favor de a veces usar un Rodolfo, puede traer muchas sensaciones nuevas a las mujeres.. Ojo, lo uso en ella.

    Aunque todavía no entiendo como hay algunos que les da pena usar un Rodolfo en su pareja..

Enviar un Comentario