Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Susana y Elvira | mujeres, sexo, amor, hombres y más | 20 de julio de 2019

Scroll to top

Top

26 Comentarios

Qué lindas mis arruguitas y mis llanticas

Susana

No tengo ni idea de cómo será mi vida en 25 años. ¿Tendré una casa a las afueras y dos labradores?, ¿una oficina que demanda todo mi tiempo y será la culpable de mis dos divorcios? Mejor, ¿me habré casado?, ¿tendré hijos?

Una de las pocas cosas que tengo clarísimas y que prometí ante todos los dioses, es que no seré una momia azteca. Reitero mi promesa cada vez que veo a Courtney Cox en ‘Cougar Town’ o a Nicole Kidman en sus más recientes apariciones. Les va a comenzar a salir botox por los oídos.

Y la reafirmo cada vez que veo a una Meryl Streep regia, con sus patas de gallina y piel flácida que la hacen ver como lo que es: una señora digna y adulta que no quiere vivir en una cámara hiperbárica como sus colegas. Quiero ser como ella cuando tenga su edad.

Hoy vuelvo al tema de la belleza relativa y la libertad que debe predominar en lo referente a la comida, el ejercicio y la vanidad porque es un derecho por el que todavía debemos luchar las mujeres en esta sociedad primitiva.

Hace años perdí mi panza Halle Berry; la celulitis ya hizo su primera aparición (debo alardear: hasta hace un año no tuve un solo milímetro de celulitis), tengo algunas estrías y con mis nalgas no puedo abrir nueces. ¿Y qué?

Sí, ya me pinto las canas (vida triplehp, ya tengo canas), todas las noches me echo crema para el contorno de los ojos y para otras zonas, si pudiera inyectarme bloqueador solar lo haría… hago lo que tengo a mi alcance para tener una linda adultez.

Creo en la belleza. Uso muchas cremas, me encanta comprar ropa que me haga ver bien, todas las mañanas gasto 5.14 minutos maquillándome para parecer que no tengo maquillaje y 8.33 en peinarme para parecer que no me he peinado. Creo en verme bien para subir mi ego, para sentir que levito en lugar de caminar, para ver una linda silueta en la vitrina por la que paso todas las mañanas. Pero no creo en que hay que ser una hembra sin edad para que me quieran, ni para mantener a un hombre a mi lado. Por eso persigo mi belleza relativa sin sacrificios.

Leí en uno de los posts de Ángela Jiménez, autora de uno de mis blogs favoritos, una dura entrada sobre la necesidad de borrar la huellas de la edad y de respetar unos cánones que quién sabe qué anoréxica desocupada o misógino se inventaron. Finalmente, como lo deja claro ella, ¿a qué hombre le gusta estar al lado de una loca amargada que vive en dieta y en una vida llena de disciplina y privaciones para cumplir unos estándares que deberían estar mandados a recoger?

Por eso el botox, las dietas extremas y otras trampas extrañas contra la edad no están en mi lista. Prefiero ser una señora feliz y digna, y no una cuchibarbie patética y frustrada.

Comentarios

  1. AMGC

    estas historias de cirugia me hicieron recordar a una amiga que hace poco me dijo: No haz pensado en ponerte silicona? (por que soy teti chiquita) a lo que no me dio tiempo de responder, siguio con la siguiente justificacion: es que no sabes como a mi me ha subido la autoestima….pensé para mis adentros: no sabia que la autoestima venia en bolsas de silicona …en fin, soy de las que creo y defiendo que las mujeres debemos amarnos tal cual somos, lo demas son estereotipos creados por una sociedad de consumo

  2. iaobscsd

    1AvIuf kvgacycdyqhr, [url=http://ulssgaomrfoy.com/]ulssgaomrfoy[/url], [link=http://zwsgucwindmj.com/]zwsgucwindmj[/link], http://mgartlherytl.com/

  3. dzuhfhjl

    L9M5ba dmojmlrchrbi, [url=http://dhjdmkidvnvq.com/]dhjdmkidvnvq[/url], [link=http://upfimedfyyeo.com/]upfimedfyyeo[/link], http://pjnhlrvpslzg.com/

  4. Puskas

    la verdad? me gusto este post….la belleza que tiene una mujer difícilmente se mide con un metro cerrando en 60 por la cintura o 90 o + de busto y cola…la carrera sólo deja cansancio al final de la jornada y muchas veces el triunfo (estético) viene acompañado por una sensación de vacío ni la más tenaz. A las mujeres se les ha vendido una idea de luchar contra la edad, cuando muchas veces lo que han aprendido y vivido a lo largo de los años es lo que las hace espectaculares e irresistibles…una mujer que se cuida es algo atractivo: el amor propio no esclaviza, y es mil veces más poderoso que cualquier prótesis, botox, tintes y cremas…una mujer segura de si misma tiene un magnetismo especial, que radica en autoaceptación y q lo proyecta sin ningún problema….al final del día, hay mujeres que luchan por lucir bien y lograr que las amen. Las otras, las bonitas por dentro, entienden que no es necesario lucir bien para que te amen y ahi llevan ganada más de la mitad de la batalla.

  5. Sandra

    Que bonito este post! Me anima a seguir comprando cremas y bobaditas que prevengan y no cirugías invasivas que me hagan exhibir una sonrisa eterna.

  6. A ver...

    Pense que pasarías en este post Germán…

  7. Milena

    No creo que la belleza sea tan relativa, hay cierto cánones universales: equilibrio en las facciones, cintura marcada, abdomen plano, piel bien cuidada. Uno no puede pasarse la vida buscando el ideal de belleza pero si es importante lucir bien. Definitivamente, lo importante es el balance. De todas formas yo prefiero miles de veces que me digan qué vieja tan interesante, que qué vieja tan buena. Mi idolo es Helen Mirren…solo hay que ver las fotos de google para decir yo quiero se asi cuando grande!

  8. Nemesistorm

    Mi abuela a su edad está intacta y ella jamás uso todos los productos que hay ahora en el mercado, me ha dicho siempre “Ni tanto que queme al santo, ni tan poco que no lo alumbre” y tiene toda la razón hay que cuidarse pero eso no significa privarse. Sí, yo me cuido pero mi motivación no es el como me vean los demás sino como me sienta yo y eso es lo que se proyecta. Aunque suene a frase de cajón, primero preocupense por estar bien en su interior y luego verán como eso es lo que se refleja, la belleza es relativa a quien la observa.

  9. Adri

    Les cuento algo…me operé la nariz y también aproveché para que me bajaran las bolsas porque cargaba unas ojeras de miedooo, trabajaba y estudiaba al mismo tiempo, solo dormía 3 horas diarias…. en fin, tomé la decisión y muchas cosas cambiaron para mi después de la operación. No todas buenas. Por ejemplo, antes tenía la forma de la cara angosta, era flaca de cara o eso era lo que parecía con una nariz más grandecita, pero después con una naricita me veo súper cachetona, yo no sé de dooonde me salió tanto cachete!! tanto así que en mis sueños antes de la operación me imaginaba como una diva rompe corazones y oh sorpresa ni diva ni rompecorazones…. más bien como casi igual pero de manera distinta y no soporto casi verme en fotos ni que me taggeen en facebook, no me siento yo y no sé si fracasé en mi intento de arreglarme….pero en fin, otra cosa que me llama la atención de mi cambio que fue facial, es que aunque suene chistoso pero eso si muy curioso es que tengo la percepción que atraigo a otro tipo de hombres, no es algo sumamente diferente o que ahora les parezca guacala a unos que aullaban por mi (jejeje esa palabra), pero si es raro… creo que ahora tengo una cara más suave y eso les gusta más a los chicos con instinto protector macho alfa. Germán tú tienes razón en que cada una toma sus decisiones y esa es la mejor forma en que pase lo que pase, sean los resultados buenos o malos uno es el responsable y asume lo que pase con su cuerpo o con su cara; de pronto si jamás me hubiera operado seguiría pensando que en otra dimensión sería una diva espectacular, pero ya ahora sé que haga lo que haga con mi exterior tiene poca relación como me sienta conmigo misma muy adentro de mí, porque me siento igualitica por dentro. A veces las personas necesitamos vivir ciertas cosas que nos hemos imaginado demasiado, para constatar al final que no es la gran cosa, a veces no nos basta con que nos digan que uno está bien como está, y pues lo del botox yo creo que si me meto en un video muy loco en donde me crea a mi misma que en verdad lo necesito, creo que lo haría, de pronto jamás, por mi parte no me siento capaz de asegurar que ninguno de estos tratamientos me los vaya a negar en un futuro.
    Pienso en otra cosa, ustedes por ejemplo contemplan la idea de tinturarse el pelo y ya la asimilaron como una práctica normal, la consideran como algo para cuidarse y estar bonitas pero no lo consideran como pretender ser jóvenes por siempre; aunque en algún momento en el pasado las mujeres debieron haber pensado que los tintes para el pelo eran un intento desesperado para cubrir canas que eran el curso natural de la vida; así pasó con el maquillaje (que era solamente para las p…) y ahora todas andamos por ahí maquilladas y con el pelo tinturado y nos gusta porque es socialmente aceptado y nos permite lucir mejor. Bueno, y precisamente, ahora hay cirugías, botox, tratamientos adelgazantes, toda una gama que nos ayuda a todas o a las que queramos solucionar algún aspecto de nuestro cuerpo o cara, todas de cierta manera nos podemos reinventar e intentar lo mejor que se pueda un look que nos haga sentir bien; la tecnología ayuda mucho, estoy de acuerdo que no hay que abusar, pero las ayuditas son ayuditas. Por hacer una analogía: No porque haya gente maleducada que se la pasa hablando todo el día por el Blackberry mientras come y ni siquiera habla con la persona con la que sale a almorzar vamos a decir que el Blackberry es un invento malísimo, o que yo si quiero comunicarme utilizo un teléfono fijo de la oficina porque es que esa gente que se la pasa hablando por celular está viviendo una vida virtual y yo jamás voy a ser como ellos… porque está claro que habrá gente que si le dé un buen uso y que sea útil para muchos, sin que se abuse de la tecnología. Igualmente aplica para las cirugías, botox y demás.

  10. Germàn

    Mi señora se hizo la lipo y se puso cola. La recuperaciòn fue durìsima, tanto que luego de la crugìa jurò y rejurò que nunca màs se harìa algo parecido. Despuès de unos meses cuando desaparecieron los morados y los dolores y vio su cuerpito, cambiò de opiniòn. Ahora dice que si toca repetir operaciòn lo harìa. Complementa su cirujìa con ejercicio (mucha abdominal). En cuanto a la alimentaciòn es una bendecida por que todo lo que come parece que va a parar a su divino busto, el cual todavìa se mantiene firme.

    Mi mejor amiga Loli, desde pequeña se cuida. Su cuerpazo es fruto de la combinaciòn de ejercicio y mucha dieta. Incluso cuando estaba esperando su primer hijo, siguiò al pie de la letra la alimentaciòn que los doctores le recomendaron para su estado y que le garantizara seguir con cuerpo regio. Sus ùnicas falencias (segùn sus propias palabras), las mando a enciliconar y listo. Cuerpo perfecto. Obviamente la recuperaciòn fue dolorosa y tambièn jurò que no se repetiìa una operacion de puchecas nunca. Pero pasò el tiempo y estas demandaron cambio por desgaste y sin pensarlo dos veces, se puso de nuevo en manos del cirujano plàstico.

    Mi amiga Maria Ema es una gordita bella. Come de todo y a lo largo de estos 15 años de amistad, nos hemos pegado unos perronones a punta de cerveza, creo que incluso s capaz de tomarse casi un petaco ella sola, y le importa un pito lo que la cebada le haga a su ya rellenito cuerpo. Solo hace ejercicio en la cama con su pareja.

    Las tres estàn felices con sus deciciones en cuanto a su estado fìsico se refiere. Simplemente son sus opciones de vida, y son felices precisamente por que hacen lo que creen que es mejor para ellas. Si dejan de comer un postre, se matan en el gimnasio y soportan dolorosas operaciones, no lo ven como un sacrificio. Si comen chicharròn y usan el ascensor en lugar de las escaleras, asì no saquen cola, no se mortifican cuando se ven al espejo. Ellas ya eligieron y estan satisfechas con su elecciòn; por eso son treintañeras hermosas las tres.

  11. París

    Que buenos comentarios, a mi tampoco me gusta que me digan señora, sobretodo las personas adultas, lo aguanto más en los muchachos. Se me olvidó mencionar las canas, tengo dos mechones blancos a la altura de mi sien, los cuales camuflo con mechones, aunque hace poco vi una mujer más joven que yo luciendo una esplendida melena con canas y se veia muy bien.
    Susana yo leo esta columna desde Fucsia, me parece muy entretenida y divertida, las mujeres nunca perdemos nuestra escencia, solo que con los años nos sacudimos de los prejuicios que solo sirven para complicarnos la vida, así que a ser y parecer mujeres y sentirnos orgullosas de serlo hasta el final.

  12. MARIA

    jajaja, Susana igual me pasaba cuando me empezaron a decir señora. jajajaja…todo es una monton de experiencias que luego son causa de risa: me empezaron a salir canas como a los 35 y desde ahi les declare una guerra a muerte!!! al principio me las arrancaba con la pinza de depilar, jajajajaja… hasta que un peluquero con la “sutileza” que les caracteriza a veces, pensando en voz alta dijo “pero se va a quedar calva”, entonces entendi que asi no era. Luego luche con ellas por años a punta henna, champu color, tintes, rayitos, mechones, high.lighter, what.ever que les llame. Las odie hasta hace muy poquito!!!! Ademas que las muy perras deciden salir primero por el frente y brillan como sol de mediodia!! Bueno solo este enero entendi que es mejor unirse al enemigo, entonces ahora llevo unos mechones que combinan con ellas y san-se-acabo! otra guerra menos en mi vida. A lo que todavia me resisto es a cortarme el pelo, aun lo llevo un poco mas alla de los hombros. la verdad me resisto todavia a hacerme el corte a lo maria ce botero. Creo que ese es para dentro de unos 10 años… jajajajajajaja,, mientras tanto seguire queriendome y por lo mismo, cuidandome, sin plastificarme como cuchibarbie traquetoidea de quintaaaa…. jajajajajajaj….

  13. SUSANA

    Ay María, cada vez que me dicen “señora” quiero matar al hp. Un odio asesino recorre mi cuerpo y me dan ganas de decirle “Señora su madre”, lo cual sería verdad, jeje. A mi me faltan algunos años para los 30 y me siento vieja cada vez que me sale una cana (tengo tendencia a tener muchas) o cuando veo acentuada una línea de expresión. Pero se que es el camino natural. Y, en efecto, me siento cada vez mejor: más serena, racional y hasta más bonita. Como dice Adri, “nos ponemos mejor con la edad”. Es que la adolescencia es infame!!

    María, ahora que leo tu comentario, y el de París, me ha alegrado saber que les llegamos no solo a mujeres de nuestra edad. Ahora sí compruebo que todas en el fondo somos iguales y sentimos igual. Y también me ha hecho feliz ver que no soy un bicho raro al renunciar al ideal traqueto de belleza, que hay mujeres que piensan como yo y rechazan todos estos estereotipos.

    Un abrazo a todas, y que tengan buen fin de semana.

  14. París

    Hola, María estoy muy cerca de tí, tengo 45 recién cumplidos; nunca me casé ni tuve hijos, porque así lo quise; nunca he tenido cuerpo de barbie, la celulitis está conmigo desde la pubertad, al igual que el bananito, pero sin ser obesa y la ropa apropiada se me ve bien, pero si he tenido un rostro bonito, desde muy joven me cuido mucho la piel, hago lo mismo que Susana, tanto que puedo decir que no tengo ni una sola arruga, y nunca me han aplicado botox, ni tengo cirugías, y seguiré usando mis cremitas hasta que me muera, demás que las arruguitas van a aparecer algún día, pero si se marca una diferencia. Se puede ser linda después de los 40 (a esta edad no empieza la vejez ni creo que a los 50) sin tener que recurrir a grandes sacrificios, solo con ser mejor persona cada vez, mirando más a nuestro interior, superando nuestros defectos, ser más comprensivas con los demás, y ni que hablar del buen sexo, este si que ayuda, para una conservarse bien por mucho tiempo.

  15. MARIA

    excelente post! Parece que todas las que han comentado estan aun muy jovenes pero ya la tienen clara y las felicito. Pero a mis 48 (faltan 3 meses para los tinueve) les quiero comentar que si bien es importante proyectarse, cuando se llega la hora se necesita valor para vivir todo eso que hemos pensado. A mis veintipico no habia el enfasis que hay ahora por el verse-a-bien-a-toda-costa, asi eso implique desfigurarse. Pero cuando llegue a mis 40-y-pico y ver que mi cuerpazo de los 20-30 ya no era el mismo, les cuento que no fue tan sencillo darle la bienvenida a la infaltable celulitis, la flacidez, las “lineas de expresion” -actual nickname de las arrugas- aceptar que en los almacenes te reciban con un “buenas tardes, “señora””. Ademas, como Dios me doto con una estupenda figura de reloj de arena, a las 4 decadas y mas, las caderas se vuelven un objetivo de guerra, porque ellas lo que quieren es echar pa´lante….. En fin, no fue sencillo. Claro que tampoco senti que era para morirse, tampocoooo…. pero no es sencillo. Para superar con exito ese momento y disfrutar de la belleza serena de la madurez es necesario que al hacer nuestro balance, su resultado sea a nuestro favor. Ante las despedidas inevitables en lo que se refiere a la apariencia externa, esta el enfocarnos en mis verdaderos valores. Siempre me reconoci una mujer inteligente, capaz, luchadora, valiente, fuerte, autosuficiente. Y tener eso claro me ayudo a asumir con serenidad, con gozo, con gratitud mi edad y mis nuevas condiciones. A asumir la belleza serena y equilibrada de mis cuarentipico. Tengo muy claro que a mi cuerpo no lo voy a agredir ni con cirugias dizque plasticas pero que en realidad lo que hacen es deformarte ni con cosas invasivas!! Cuando veo las cuchibarbis en verdad me parece triste por ellas por no reconocer lo que todos vemos y porque casi parecen una especie de frankenstein, una cuerpo pegado a una cara que no le corresponde. Me cuido, si y mucho pero no me esclavizo ni me atormente. Hago ejercicio, me aplico mis buenas cremas, mis tratamientos, me cuido en la alimentacion pero no me mato de hambre ni me torturo con privaciones, me gusta vestirme moderna, actual pero sin disfrazarme de cuchibarbi. Con mi imagen proyecto lo que soy: una señora inteligente, que ama la vida y disfruta vivirla, que sigue soñando, trabajando, que no se ha estancado ni quiere estancarse . Disfruto que ahora tengo la capacidad entender mejor la vida y sus cosas. Disfruto lo que soy y tengo ahora! Disfruto que a mi lado hay un bello hombre 3 años menor que yo que quiere estar conmigo, que me ama y me acepta como soy, que me conocio en todo mi esplendor fisico y lo disfrutamos los dos y que ahora disfrutamos tambien de todo el esplendor que da el conocernos, amarnos, aceptarnos y valorarnos como somos hoy-por-hoy. Por lo que me dice, todavia me sigue viendo bella, sigue enamorado de mis piernas, pero sobre todo, reconoce y disfruta la madurez adquirida por el paso de los años y la serenidad que me da el amar y aceptar ese paso. Es hermoso poder compartirles que si, que es posible reconocerse que nuestro cuerpo ha cambiado pero que igual nuestra mente y nuestro corazon tambien cambian con los años, cambian para mejor. Es una bendicion. Asi que, niñas, desde ya empieza su aceptacion gozosa de la madurez. Preparense, fijense objetivos en la vida, pero sobre todo, desde ya empiecen a amarse por lo que uds. son: mujeres, creacion de Dios, la joya de la creacion.
    Susana: soy seguidora fiel de su pagina, me encanta la mordacidad, su capacidad descriptiva, me he reido como boba con uds., me meto a opinar muy frecuentemente, el tema de arjona me encanto porque pude expresar toda la mamera que me produce, pero este post me parecio super! Felicitaciones!! Un abrazo.

  16. Soledad Márquez

    pues eso mismo me dicen mis amigos, el problema es que me dedicaría a hablar de todas mis malas experiencias con los hombres y sería monótona jajajaja además me gusta más opinar sobre lo que Susy & Elvi escriben, por el momento estoy trabajando en mi tesina y en escribir un libro… es que Aleida la de Vlado dice que en la vida se deben hacer tres cosas: sembrar un árbol, escribir un libro y botar a un tipo… he botado más de un tipo y ya sembré diez árboles… así que estoy trabajando en lo que me falta, gracias por la aceptación.

  17. LUNA

    Soledad, me gustan mucho tus comentarios, porqué no te animas y abres tu propio blog?

  18. Soledad Márquez

    adelantándome a los resultados que arroje la investigación de las autoridades, si LINITA MARULANDA decidió terminar su vida siendo tan joven, bella e inteligente, luego de tener tanto éxito, después de ser deseada y admirada, en resumen: una mujer aparentemente completa, creo que es claro que todo eso no significa nada frente al no sentir afecto por uno mismo, el afecto es lo que le da sentido a nuestra existencia, es triste que alguien que parece tenerlo todo es tan infeliz… claro que creo que todas a veces nos hemos llegado a sentir tan miserables por cualquier tontería cuando realmente lo tenemos todo incluso amor y respeto por nosotras, la cuestión es nunca perder la perspectiva… todavía no salgo de mi asombro y me parece una historia muy triste la de esta mujer…

  19. Soledad Márquez

    jmmmm “cuando yo sea grande” es la frase con la que siempre inicio cualquier conversación en la que pienso en mi futuro, tengo veintipico, trabajo, me tensiono, estoy terminando mi tesis magistral, fumo, bebo, tomo café, trasnocho, casi no hago ejercicio, sufro de mil males gracias a la bulimia nerviosa que padecí en la U… al final siempre llego a la conclusión de que tengo pocas probabilidades de llegar a ser “grande” y sí, mientras tanto espero llevar mi edad siempre con elegancia, con dignidad, procuro cuidarme porque soy mujer y eso implica tener alguito de vanidad, pero no me esclavizo por el tema, tengo otros atributos que no se desgastan con los años sino que incrementan su valor, en eso radica nuestra verdadera belleza como mujeres, en los tesoros que llevamos dentro, la inteligencia, la seguridad, el sentido del humor, la audacia, el interés que despertamos con una mirada, lo inquietante que puede llegar a ser un comentario en un momento determinado, además los estándares de belleza son tan relativos que nadie nos garantiza que por ser modelos de portada nos amen por lo que somos o seamos inmensamente felices, quién puede ser feliz aguantando hambre toda su vida, inyectándose cuanto químico descubren para evitar las arrugas y así también perder cualquier posibilidad de expresión gestual, me da pesar ver a esas mujeres que siempre se ven como sorprendidas porque su rostro está tan estirado que ya no pueden fruncir el ceño… cuando sea una mujer mayor espero ser una mujer completa, con arrugas, memorias, alguito de flacidez, pero plena y con la sabiduría que me dejaran mis años bien vividos

  20. Angela

    Hola, Soy Angela Jiménez, la persona que escribe en Instantaneas Inmigrantes. Me hizo muy feliz que hablaran de mi y sobre todo en un tema sobre el que deberíamos dar la batalla. Ojalá muchas mujeres reciban su mensaje, a ver si volvemos a ser lindas por lo que somos y a sentirnos bien en nuestra piel.

    Un abrazo
    Angela

  21. Maja Delgado

    Hola chicas, la cosa es que hay que cuidarse un poco para que los años no te atropellen. En eso si creo. No en las medidas extremas, pero tampoco la total dejadez. Hay que quererse un poquito y no esperar a que la naturaleza sea benevolente. De otra parte, hace poco leí una entrevista a Margarita Rosa de Francisco, y ella planteaba que algun día se tiene que abandonar la tarea maratónica de ser la más bella. La belleza entonces hay que ponerla en otras cosas: seguridad, sabiduría, frescura, buen humor, goce por la vida. Aceptar las arrugitas y no entrar en crisis.

    Mi total admiración por Amparito que no es nada bruta, y sigue siendo una mamacita. Un abrazo para todas.

  22. Adri

    Pero chicas ustedes no sienten que incluso las mujeres nos ponemos mejores con la edad…. es decir yo antes era un manojo de acne y era más gorda y ni hablar de lo que tenía en la cabeza, muy bobita y me tragaba de cualquier baboso. Yo creo que todas las edades son bonitas y hay que vivirlas a plenitud, es que levantarse a un tipo que espera que uno sea una reina de belleza toda la vida no vale la pena, son misoginos huecos. Por otro lado tampoco nos están ayudando mucho las viejas que quieren retener al macho con ese tipo de estrategias, porque igual cuando un tipo deja a una vieja la deja asi esté re buena y la deja incluso por una más fea, más gorda y más vieja, entonces….cual es el show de ser las más hembras. Eso es algo que yo jamás he entendido…. siempre veo tipos q dejan a las más hembras por unas señoras…

  23. ERIKA

    WOW!!!!!
    QUe bien… me uno al post, yo tambien tendrè una adultez digna, gustele a quien le guste…

  24. Stephanie

    Magnifico Post !!! me encanto !!

  25. Clara

    La juventud no es eterna (aunque mi hermana se empeñe en pensar lo contrario). Se de tantas mujeres que de tanto botox, estiramiento, cirugia, etc en lugar de ser admiradas por su belleza lo son por lo deforme de su cara o por lo protuberante de sus tetas y trasero. Me encanta ser natural. Me cuido mucho sin privarme de mis gustos. Admiro mucho a las mujeres que envejecen con dignidad como mi bella madre!!!.

    Excelente post!. 😉

  26. Licuc

    Llevo algún tiempo siguiendo este blog, pero sólo cuando no veo ni un solo comentario comento, porque me gusta figurar. 😛
    Además de lo obvio, me gusta poder hacerlo en esta entrada, con la que estoy totalmente de acuerdo. Meryl Streep es una señora completísima, se ve tan mamacita como Diane Keaton o tan natural y sabia como Jane Godall, esas son mujeres para admirar, para recordar que la belleza sí viene en distintas presentaciones, que está bien aprovechar la juventud pero no volverse esclava de ella.
    Estas mujeres me inspiran, me parecen maestras y las actrices que nombré, me han dado lecciones en sus películas. Siempre recordaré a la desgraciada de Miranda en Devil wears Prada o el papel que hizo en Julia & Jolie Meryl Streep.
    Insisto, me gustó este texto porque se siente legítimo, auténtico y natural.

Enviar un Comentario