Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Susana y Elvira | mujeres, sexo, amor, hombres y más | 19 de junio de 2019

Scroll to top

Top

28 Comentarios

¿Dónde quedó mi profesor?

Elvira

Ya casi en el tercer piso y hasta ahora caigo en cuenta de un ítem invaluable que me hizo falta durante mi adolescencia y adultez temprana: nunca me tragué de un profesor. ¿Dónde estuvo el profesor que me enseñaría las bondades de la vida, el que me enredaría la cabeza con teorías descrestantes para ese entonces, el del culo espectacular como los que cuentan las de colegios de niñas, el que me haría sentar en la primera fila mientras babeaba y fantaseaba con recorrer el mundo a su lado, o el joven guapo que era profesor de medio tiempo mientras estudiaba? ¿¿¿¿Dónde????

Pues me lo quedaron debiendo. Que hueso. ¡Quiero tener una gran historia sobre cuando me tragué profundamente del profesor ese!

La verdad es que no tuve de dónde escoger. Si no eran unos mamertos barbudos con mal aliento, eran unas garras que me hacían ojitos mientras controlaba mi impulso de apuñalarlo por ponerme a hacer el Test de Cooper del demonio, o peor aún, eran de esos extranjeros que se traen como si fueran la tercera teta de Madonna, que nunca se bañaban y sólo tenían una chaqueta que remendaban con cosedora.

Esos eran los del colegio, ni hablar de los de la universidad. Empezando porque la mayoría eran profesoras, y para peor, lesbianas. No todas, pero si un gran porcentaje. Los hombres que me instruyeron no inspiraban ni un mal polvo. Eran aún más mamertos de los del colegio, unas momias aztecas, o unos insoportables existencialistas que les tocó devolverse de Francia porque se quedaron sin plata. Y los dos profesores churros que había en la universidad terminaron siendo amigos míos, porque uno se cuadró con mi mejor amiga y el otro era el mejor amigo del otro, casado desde los 17 años con una hembra ridícula. Entonces díganme, ¿de dónde carajos iba a sacar un espécimen académico para tragarme?

Si este post lo estuviera escribiendo mi amiga de universidad Cookie Queen estarían ustedes reventados de la risa. Esa sí que se tragó de todos: de Valenzuela que era un ñoño de saco de lana horroroso y más aburridor que un portavasos; de Guzmán, uno de los existencialistas wannabe franchutes que les contaba, que en cinco años no se quitó su chaqueta de cuero costrosa, que fumaba en el salón de clases como un “rebelde” y era un vago que no hacía exámenes porque eso no medía nada; y de Colmenares que le mostró su pichirilo a una estudiante mientras revisaban un trabajo en que la rajó. Y la lista sigue. Debería invitar a Cookie a ver si se anima a echarles el cuento como se debe.

Cookie corría detrás de todos estos profesorsuchos como una loca, se ponía unos vestidos chiquiticos y unos tacones altísimos, y se sentaba en primerísima fila para que el profesor del caso tuviera una visión óptima de sus “cántaros de miel”. Nunca le pararon bolas. Y la pobre sufría como una condenada. Lloraba como una Magdalena antes de entrar a clase, mientras se ponía polvos, base y pestañina para disimular su tristeza. Cookie estaba loca. O está, porque sus historias no es que se hayan normalizado.

Pero Cookie tiene hartas historias con profesores. Yo no. Ni una. Hartos profesores le movieron el piso a Cookie e hicieron de las clases de 7 más soportables. Y harto soñó con terminar con uno de esos viviendo en una choza en una isla del Pacífico, en pelota, como Laguna Azul. Cookie tuvo hartas caras para ponerle al cliché. A mí me tocará inventármelo. De ahora en adelante, la foto de este profesor que encontré en Internet e ilustra este aguado post será la cara de mi cliché: el profesor del que nunca me tragué.

Comentarios

  1. hopesfall

    tiempos aquellos en los que uno es ingenuo, mi experiencia fue con el profesor de musica del colegio. tenia 15 años, terminaba la secundaria desencantada del anterior profesor de musica que tuve, un completo imbécil. pero con el nuevo, un hombre joven aunque me doblaba la edad, las cosas fueron diferentes………sus encantos pululaban y los dispersaba a diestra y siniestra. Yo, pese a mostrarme indiferente, recia y hasta agresiva terminé cayendo en la trampa……………..fue mi primer beso, mi primera relación sexual………….durante seis años nos fercuentábamos, charlábamos y yo me aferraba a sus palabrejas de amor, y promesas lánguidas de caminar a mi lado…………estaba a por terminar la universidad, y para entonces el cretino se había ido a vivir con otra nena del colegio………..jugó conmigo……………….pero las cosas con ella no funcionaron, asi que me busco…………..cai nuevamente ¡craso error!……………al final, se acostó con tantas que contrajo una infeccion………….me culpó, y para colmo era el unico en mi vida!!!!!!!!!!! le demostré que la culpa era suya, por perro…………lo dejé por tremenda falta de respeto……………..pero tiempo después me buscó, intentamos estar unas veces más, pero nah!!!!!!!!! ya había tomado la decisión de estar con otra de sus estudiantes…………….actualmente, tiene 42 años, su “novia” 19 o 20 añitos…………….lo irónico es que terminé por conocerla……….terminé contándole mi experiencia con él……………solo espero que con ella no se equivoque………………

  2. Lala

    Uyyy yo si me tragué de uno… un percusionista egipcio que vino acá a Bogotá, hablamos por Facebook y de todo, pero nunca pasó de ahí. perdimos el contacto, pero si me lo encuentro, lo hago caer asi sea una ons

  3. gemma

    me pasa igual q maria clau, solo q el ya no es mas mi profe mientras lo fue solo existian algunas miradas intimas las cuales me dieron animo para realizar el contacto q mas tarde cuando deje de ser su alumna, nos puso en comunicacion, ahora la cosa es diferente ya q nos conocemos un poco mas, en el tiempo q era mi profesor se notaba muy histerico y me repetia q su etica le tenia terminantemente prohibido hacercarse a una alumna, pero ahora q ya no existe esa relacion entre nos realmente es diferente pero siempre supe q el solo quiere sexo conmigo pero hace ya casi 1 año q estamos x salir y no se da, se q soy yo la culpable de eso pero aunque tengo muchas ganas de intimar con el en el fondo siento q quiza no sea como pienso la experiencia quiza solo me apasione con el profesor y no me pude sacar las ganas y ahora q ya no es mi profe solo perdura en mi la nostalgia de aquel tan fuerte deseo de estar con el

  4. Diego Niño

    Yo, al igual que Elvira, no he tenido un amor platónico de colegio (y eso que la profesora de Biología de noveno era una rubia hiperbórea de veintitrés años). Me gustó, por el contrario, una practicante de Física (creo que ella no clasifica al grupo de profesoras, ¿o sí?)

  5. Diego Niño

    Yo, al igual que Elvira, no he tenido un amor platónico de colegio (y eso que la profesora de Biología de noveno era una rubia hiperbórea de veintitrés años). Me gustó, por el contrario, una practicante de Física…

  6. xymjswr

    P5r8se efgulrbzjsav, [url=http://uaycsgyjjgzg.com/]uaycsgyjjgzg[/url], [link=http://qydvkqrwlkiw.com/]qydvkqrwlkiw[/link], http://duvgvehzpvmm.com/

  7. dnuikfxoxu

    kRivHQ xyyrxrkdwdtv, [url=http://txnnvcuuzdeg.com/]txnnvcuuzdeg[/url], [link=http://kdyhkbcxytxf.com/]kdyhkbcxytxf[/link], http://umxajxndrcbm.com/

  8. Maria Clau E!

    Muy muy buen post… no solo es un cliché fundamental en la vida estudiantil colegial y de pregrado…
    Y es que nos puede pasar en cualquier momento de la vida, yo por ejemplo que no lo tuve en el cole ni en la u, lo tengo ahora, me mira con esos ojazos azules y definitivamente hace de mis 2 horas de clase algo delicioso!!!!!
    Ojala nunca pase de platónico a real, porque creo que se acabaria el encanto…

  9. Germàn

    Deacuerdo con Adri. Las jovencitas de 20 son muy atractivas, pero de ahì no pasan. ¿de què habla uno con una persona que le lleva 15 años o màs? No importa que tan madura(o) sea la persona màs joven, simplemente se estàn viviendo etapas de la vida muy diferentes. En los 20 solo se piensa en la rumba, en los levantes y en como pasar el semestre; mientras tanto a los 30, se piensa en las cuotas del carro, el apartamento y en el trabajo. Me pasò cuando era soltero (tenìa 30), salì con una mujer de 20 que me fascinaba pero me desecantè en la primera cita. Simplemente ella empezaba a vivir y y yo ya habìa vivido. A pesar que la atracciòn era muy fuerte entre los dos, nuestras metas en ese instante eran muy diferentes, y la edad, no el momento era lo que nos separaba. Tal vez los profes a los que se refiere Elvira son para el rato y nada màs; ahì si no importa la edad. solo el deseo.

  10. Adri

    Uy no… Es que esa clase de tipos son como perdedores, no pueden mantener una relación con una mujer madura, por eso se dedican a levantar a las chicas ingenuas, y uno que en ese momento se come el cuento por ser chiqui, yo estuve mas tragada de un tipo que tenía 11 años más que yo, y yo juraba que el era lo máximo, cuando resultó siendo todo tonto y nunca se pudo graduar de las mil carreras en las que se metió…tiene razón Soledad, esos personajes siempre quieren andar levantando alumna y uno no puede ser alumna toda la vida, además que después quedan con la costumbre que son los maestros de uno para toda la vida y que nadie les gana en cualquier estupidez, en todo le quieren dar clases a uno.

  11. lorena

    jajajajaja siiiii maldito perro asquerosooooo!!!!! que pesar haberle regalado siete años para q te paguen antes josefa menos mal te salvaste de casarte con ese cretino … uyyyy soledad mas bn nosotras nos deberiamos dar la tarea de la profesora y no al contrario asi cmo hizo nico cn ese lindo jovensito

  12. Soledad Márquez

    Ven??????? no nos perdimos de nada al no tener el famoso romance de profesor, otro ejemplo de que eso no termina en nada bueno fue Nico la de la serie Lipstick Jungle, su fallecido esposo le había montado cacho con una de sus estudiantes a quien tuvo la suerte de embarazar antes de morir, mientras la otra se daba golpes de pecho por sus saliditas con su joven affaire… esos hombres tienen un vicio con las estudiantes y uno no puede estancarse en esa etapa para siempre

  13. JOSEFA

    Por mi amiga SOLEDAD les contaré mi experiencia con un profesor universitario, la cual inició hace muchos años estando yo en tercer semestre de la carrera, cuando el sujeto en cuestion me saludaba en los pasillos de faculta…, evidentemente no le contestaba, por que no tenia idea quien era…En fin el tipo se cansó de tratar de acercarse a mi y oh sorpresa cuando 1 año despues, empezando el semestre, entro al salon de clses y veo que el profesor era este individuo. Casi me voy de ….primero pensé que el man se iba a desquitar de mi, por que ni siquiera lo determiné (que error no haberlo hecho) y segundo me emocioné por que no podía creer que entre tantas niñas yo le gustaba.
    Él, boyacense de 37 años, con facciones de indio, no muy agraciado fisicamente para ser sincera, pero con una labia, un verbo, mejor dicho hablador de mier… que convence a cualquiera y a mi una costeña de 20 años infortunadamente me convenció. Empezamos un noviazgo en secreto (secreto a voces claro está, por que toda la facultad lo sabia). Para cuando terminé materias ya andabamos en público sin ningun problema, saliamos con sus oamigos (con los mios casi nunca), escuchabamos la musica que a él le gustaba,haciamos las cosas que él queria, mejor dicho terminé siendo lo que él deseaba que yo fuera. Este hombre en particular tiene la capacidad extraordinaria de manipular a las mujeres a su antojo y bueno no es por justificarme pero con 20 años en esa epoca le resultó muy fácil manejarme. Es de esos que dicen lo que a uno de mujer le gusta que le digan, es buen concejero, sabe escuchar, te sube, te consiente, te protege. Despues de muchas promesas de matrimonio y 7 años de relación…me terminó y adivinen por que???? o por quien mas bien??? por una estudiante de la facultad. Él ahora cuenta con 45 años, con la que anda tiene 20. Cuando terminamos me enteré que durante todo el tiempo que estuvimos se acostó con muchas estudiantes de la facultad…El cliché que uno es el último que se entera..asi me pasó. Maldito Perro

  14. Soledad Márquez

    veeee, así como vamos yo creo que eso del amor por el profe es puro cuento, la mayoría de las personas son sensatas y dejan a esos bichos raros donde se tienen que dejar… y bueno, s¿alir con completos imbéciles será cliché o una moda de nuevo siglo?

  15. lorena

    uyyy no q mal …todavia estoy en la u y no he podido encontrar a mi profe todos son horrendos, el unico medio pasable esta comprometido y es super serio entocnes ni modo yo creo q me qde sin profe

  16. taheca

    A mi me pasó igual que a Susana, naaaaaaada de nada, ni en el colegio ni en la U. En el cole, todos eran horribles, pero buena gentes, entonces uno si se hacaía amiga de todos, pero nada más. En la U cuando no eran horribles, aburridos o gays, eran tremendos fanfarrones q a uno le daban ganas de darles una cachetada para bajarlos de la nube de “french wannabe” en que andaban. Alguna vez si me hice muy amiga de un man, feo, aburrido y con familia, que me dictó dos clases en la carrera y mi historia con ese profe se parece a la de Nemesistorm, y aunque yo sí le gustaba a ese tipo, nunca pasó nada de nada.

  17. Nemesistorm

    No es que me gusten los clichés pero este post me recuerda que no es la pinta del profe la que seduce, sino lo interesantes que parecen ser, obvio por lo general son mayores y experimentados, así que tienen esa imagen de poder enseñar absolutamente todo.
    En la U me tocó el más excéntrico de todos, el más esquivo (y eso lo hacía mucho más atractivo), me costó un par de semestres acercarme a él , pero lo logré. Podíamos pasar eternidades conversando y tomando café. El tipo tenía como regla nunca meterse con las estudiantes, pero las conversaciones cada vez se tornaban más candentes, inscribí cuanta clase pude con él porque me encantaba verlo en su rol de maestro inalcanzable y ponerlo nervioso con mis miraditas. Fue en esa etapa cuando comprendí lo que muchos llaman sexo mental, ah tiempos aquellos.

  18. Germàn

    Profes? Pues no tuve mucha suerte con ellos. El recuerdo màs nitido que tengo de un profesor del colegio, es el del profe Riaño que se sacaba los mocos en clase. En la “u”, me acuerdo de una profesora muy atractiva de no se que costura, que solo la vì en el primer semestre. Y actualmente donde practico deporte hay una instructura (se puede catalagar como profe) con un cuerpazo. Hay atracciòn mutua (lo puedo sentir), pero nada que comprometa mi relaciòn con mi 92-60-90 que me espera todos los dìas en casa.

  19. cathyjess

    jajaja muy bueno el post.. identificada total por que tampoco me trague de ningun profesor…los mio eran unos cuchitos de crepito que si no tenian parkinson era un milagro. :s quiero mi profesorrr!!!

  20. Lulú de la Concha

    Ja yo tuve en el colegio, pero en la universidad no había era naaaaaaaadaaaaaaaaa, de hecho no entiendo como es que todavía hay nenas de mi escuela que caen ante los coqueteos de un par de profesores ni estan buenos ni saben nada bueno. jajajajajajaj

  21. CAVAP

    Este Post si tiene todo que ver conmigo!!!
    Yo si tuve amor de lolita con profesor, el tipo era por supuesto el profesor de educación fisica, como si mi historia necesitara más cliches, todas las viejas andaban tragadas de él, pero él solo tenia ojos para mi o eso creia yo.
    Yo si me lo comi en todas las esquinas y rincones del colegio y eso que mi colegio parecia más un garaje, por supuesto todo el mundo sabia la cosa pero desde los prefesores hasta las otras alumnas se hacian los ciegos y otro nos servian de complices en nuestras aventuras… hoy lo recuerdo con cariño pero sobre todo con muuuuuuuucho agradecimiento porque mi vida sexual se la debo a él y como no? si yo tenia 17 y el 39.
    Como dicen por ahi la mejor etapa es la del colegio!!!!

  22. MARIA

    ole, despues de leer este post descubri que tambien vivi esa experiencia, aunque yo creia que no! En el colegio tuve una especie de amor platonico por mi profe de quimica, que era todo un churro! Pero eso de amor platonico lo entiendo ahora en retrospectiva! Tenia 15 años y estaba muy zanahoria todavia!! Y esa traga fue tal que me llevo a estudiar ing. quimica!!!! que vaina la que acado de descubrir!!!! quiza no lo vi en ese momento porque me pase los ultimos 3 años del colegio enamorada de un modo absurdo del perro mayor, que era un churro del otro mundo, me idiotice por el, chorreaba baba cual san bernardo, y el nunca paso de cogerme de la mano en clase, momento en el cual yo subia a las nubes y alla me quedaba. Se tomo dos años para darme una buena chupeteada, pero no mas…. ole que idiota era en esa epoca, jajajajajajaja.. pero afortundamente ya me supere y de esa niñita no queda ni un pelo.

  23. Andre

    Uy este post me recuerda a mi amor universitario y tuve que comentar, era sencillamente encantador además se notaba que no era solo de mi interés, el salón de clases se dividí viejas babeando por este profe mezcla de aventurero, pilo y dulce como miel jajajajaja épocas aquellas, que sera de la vida de este tipo, con seguridad igual de bueno. ¡¡Cliché más que cumplido!!

  24. Milena

    A mi me gustaba mucho un profesor con el que tenia una clase a la semana…evidentemente yo tambien le gustaba porque estuvimos juntos como 6 meses dandonos unos besos de pelicula rosa en cada salón desocupado, hasta que se puso intenso porque quería ir más allá de los besitos y yo dije byyyyeeeeee (tenia 14 años y no estaba dispuesta a acostarme con un tipo que me doblaba la edad). Igual aun sonrio cuando lo recuerdo, alto, trigueño, con unos ojotes negros, sonrisa perfecta y un cuerpo trabajado y firme. Si me lo hubiera encontrado 10 añitos después la historia hubiera sido mucho más interesante, pero ni modo.

  25. Elvira

    Soledad, por favor llama YA a Josefa pa que nos eche el cuento!!!!

  26. Soledad Márquez

    Qué horror, yo sí adoré a mi profesor de física del colegio, estudié en colegio femenino de monjas así que pocos hombres para escoger, y el tipo parecía un ratón de biblioteca, era flaco y horrible pero parecía tan interesante (suspiros), incluso me metí a la liga de ajedrez del colegio sólo porque él era el entrenador, al poco tiempo me salí de esa vaina porque no tenía caso, me enteré que salía con una chica de once que era la versión poco agraciada de Doña Florinda la del Chavo, en fin… nunca llegué a llorar por el tipo ni pasó nada que dejara mi dignidad por el piso, pero sí era como rico verlo en clase y sentir que cada una de las fórmulas de dinámica resultaran tan simples porque salían de sus delgados y resecos labios… tiempo después me lo crucé en un parque, y HORROR!! estaba inmundo y como es obvio yo divina, me hice la que no lo reconocí para evitar un momento incómodo y desapareció en la tierra del olvido, de hecho no había pensado en él desde ese encuentro.
    La U fue un territorio salvaje, lo digo por el montón de animales que me dictaban clase (jejejeje) no había ni uno buenon, qué maleza, eso que me cambié de carrera y de facultad a ver si la vaina mejoraba pero no, cuando estaba por terminar mi carrera llegó un nuevo profesor, joven, medianamente presentable, a mí me gustaba pero no me tragué y yo le gustaba a él, pero nunca pasó nada, algunos comentarios malintencionados surgieron en la facultad porque pasábamos mucho tiempo juntos, pero eso fue debido a que trabajamos juntos en un proyecto de investigación y a que nos convertimos en muy buenos amigos nada más, además siempre me parecieron boletas las viejas que se cuadraban profesores porque me parecía que se perdía la imparcialidad de la clase y las calificaciones… un poco cuadriculada tal vez, pero si uno anda en una relación con alguien pierde mucha objetividad al momento de emitir una calificación para bien o para mal. La que sí debería comentar algo en este blog es mi amiga JOSEFA que tuvo un laaaaaaaargo noviazgo con un profesor, el resultado:… espero que Jose se los cuente, voy a llamarla para que nos cuente su historia. Besos para todos.

  27. Lolita

    Genial, que buen post y que mal que no hayas tenido el placer… estoy de acuerdo con Karencita, es lo único que le da intrés a la clase más aburrida…

  28. KarencitaParejo

    jajajaja buen post! Yo si cumplí a cabalidad con el cliché, uno en el colegio y uno en la universidad! Enamorarse un profesor sirve para ir con más ánimo a clases, del resto es la misma tortura que enamorarse sin ser correspondido!

Enviar un Comentario