Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Susana y Elvira | mujeres, sexo, amor, hombres y más | 16 de septiembre de 2019

Scroll to top

Top

22 Comentarios

¿Yo amo a mi mamá?

Elvira

Ahora más que nunca ando con una duda: ¿cómo sería yo de mamá? No es porque el reloj biológico me esté diciendo que me eche al buche cualquier tipo a ver si quedo preñada, sino por los ejemplos de mamás nuevas que me rodean últimamente.

Hay varias de estas nuevas madres que me aterrorizan, las veo en acción y sólo puedo persignarme y pedirle a Jehová que no vaya a ser tan rata de convertirme en una mamá así. Es que ni de fundas quiero terminar como Eva María, Cleóbula, ni Rayo de Sol. Ya les contaré por qué.

Eva María pensó que nunca podría ser mamá. Después de varios embarazos traumáticos y fallidos lo logró. Tuvo a Emilia y ahí fue Troya. Eva María se chifló y se convirtió en una mamá pesadilla. Un canguro es más relajado que ella con su cría. Bastó con planear un paseo a tierra caliente para que le mostrara al mundo sus loqueras de mamá canguro enbazucada.

Antes de salir de viaje, Eva María corrió al supermercado a comprar garrafas de agua Cristal para bañar a Emilia, porque ni siquiera el agua de Évian-les-Bains era lo suficientemente pura para bañar al bebé sin causarle una infección letal. Lo peor de todo, es que teía que hervir en algua para bañar a Emilia, no calentarla, hervirla para matar las bacterias  del agua purificada.

Los vecinos habían llevado a su pequeño e indefenso french poodle, Caliche, que era una plasta que a duras penas podía moverse por su articulaciones atrofiadas. Paulina, su dueña, lo cargaba para todas partes, y en uno de sus paseos matutinos se encontró con Eva María y Emilia. Eva María entró en pánico. Cargó a Emilia como si un Pitbull con alambres en los colmillos fuera a echársele directico a la yugular a la pequeña Emilia. El escándalo no tuvo precedentes.

Y ni hablar de las reacciones extremas de Eva María cuando llegaba la hora del mosquito. A la pobre Emilia, en ese calor canicular, la encerraban en el cuarto sin ventilador porque podría darle neumonía. Y vestida con piyama de flees como si estuvieran en Aspen, envuelta en un mosquitero que no la dejaba ni respirar, porque en la cabeza retorcida de Eva María, una picada de mosquito era leishmaniosis segura.

Fue el paseo pesadilla. Después de esa primera salida todo el mundo le huye cuando hay un puente a la vista y un potencial paseo.

Eva María podrá tener sus loqueras, pero eso sí, es una madre dedicada, bastante sobreprotectora, pero consciente de que un hijo necesita cuidados. No como Cleóbula.

Es que Cleo tiene huevo. Siempre he pensado que a Cleóbula deberían ligarle las trompas para que deje de reproducirse. Para ella, un canario y un hijo son casi la misma cosa. La diferencia es que al hijo lo puede vestir, porque es una adicta a las compras. Pero el canario jode menos y come menos.

Cleo tiene dos hijos y está esperando otro. Y los ha criado siguiendo a cabalidad todas las normas de seguridad que se aplican para un bebé. Los chinos son súper autosuficientes, entonces para qué pararles muchas bolas si ellos son capaces de criarse solitos. Si tienen hambre que se hagan el tetero, si tienen sueño que se acuesten y no jodan, y ahí está el microondas para que se calienten la sopa de ahuyama que les dejó hecha la empleada. Claro que no estamos hablando de adolescentes. Nooo, Fermin tiene 3 años y Lucerito un año y dos meses.

A Cleóbula le faltan neuronas. Tal vez el exceso de splash de pera le ha afectado el cerebro, consecuentemente le ha matado todas las neuronas que les habían programado en su versión original. Me dan ganas de denunciar a esta vieja al Bienestar Familiar, que seguro harían un mejor trabajo de crianza que esta madre desnaturalizada.

No sé cuál de estas dos está más loca. Aunque Rayo de Sol no se queda atrás. Empezando porque Rayo de Sol nació con el nombre Ana María Ballesteros Rincón, pero ahora se hace llamar Rayo de Sol a secas. Por ahí me han dicho que ésta loca marihuanera está en el proceso de cambiarse el nombre legalmente.

En algún momento de su vida pasó de ser la fifí estudiante de Economía que iba a ser la presidente del BID, a ser esta pachamama apestosa que es hoy en día. De repente, amó la tierra y al universo y necesitaba estar en sintonía con la pachamama. Fue en ese proceso de armonización que se amarró de un palo en la mitad de la nada y parió a Tacuminá, una niña que la ha criado de una manera sobresaliente.

Le enseñó que los indígenas son divinos -pero mejor de lejitos-, la cargaba de arriba abajo con unos trapos rarísimos (pero de diseñadores suecos), sólo la deja comer avena y quinua, le prohibió la salsa de tomate, las gaseosas, los dulces, y cualquier alimento procesado, así como la televisión, el Internet y cualquier medio de comunicación con el mundo real.

Rayo de Sol ha convertido a Tacuminá en una handicap social y emocional, y el resultado ha sido una niña inmamable que nadie quiere invitar a la casa porque se emboba viendo el canal del congreso y traga como si no hubiera un mañana (o como si tuvieran que llegar a la casa a comerse una súper sana y deliciosa comida macrobiótica). Además esta niñita es una grosera que hace lo que se le da la regalada gana y cualquier evento social lo convierte en una pesadilla. Yo por eso no he vuelto a ninguno de esas sesiones de comida ayurvédica que le ha dado por hacer.

Ay no, la maternidad es cosa complicada. Pero veo que ahora con tanta pendejada y hablador que hay, es más complicada aún. Es que definitivamente es muy fácil meterles los dedos a la boca a estas mujeres que están obnubiladas por el regalo de la vida. ¡Pues que se obnubilen pero no les transmitan todas sus loqueras a sus hijos!

Entré en pánico. Creo que por ahora, “it’s not happening my dear”. Que los chupos y teteros esperen unos añitos mientras supero mi pánico escénico.

Comentarios

  1. jonn3

    comment1,

  2. jonn2

    comment4,

  3. jonn2

    comment5,

  4. jonn3

    comment2,

  5. jonn2

    comment4,

  6. jonn3

    comment1,

  7. jonn3

    comment4,

  8. jonn3

    comment6,

  9. jonn1

    comment5,

  10. jonn2

    comment4,

  11. taheca

    Estoy feliz de ver que no soy la única que miran como un bicho raro porque no quiero hijos, me aterra pensar que me hagan una pataleta en la calle de esas que dan oso, que me frustre muchos de mis sueños personales por cumplir los de otros y luego llegar a los cincuenta diciendo “no hice esto, no hice aquello”; soy muy despelotada con mi propia vida (como Paola, también me gusta mucho viajar) para pensar en criar otra. Además hombres como Germán no hay muchos; la mayoría sale corriendo de una relación tan pronto hay un hijo de por medio, porque ellos sí creen tener derecho de “hacer su propia vida”, y uno es el que queda jodido y engrampado con los peladitos. En fin, tengo un listado sin fin de razones para no traer un hijo al mundo. Aunque no descarto que el de arriba me los tenga predestinados

  12. Carmen

    Definitivamente fuiste al extremo, estoy de acuerdo con “cathyjess”.
    Yo creo que serías una excelente madre, además esos tres tipos que describes se dan en la realidad pero también hay casos donde uno encuentra un tipo que tenga un poco de los tres y eso es lo que lo hace interesante.
    Así que no pienses que todas las madres son así, porque también hay unas mejores!

  13. Carolina

    Excelente post, como siempre, digno de reflexión!!..creo q todos los extremos son malos, tanto el tener una madre como Eva María (que no deja a los hijos ni ir al baño sin permiso y sin entrar en histeria) como el tener una como Cleo (que trata a los pobres chamitos peor q a una perol viejo). Todo está en mantener el delicado y no muy sencillo equilibrio de cuidar, disciplinar y amar a los hijos, protegerlos pero a la vez ayudarlos a q sus alas se fortalezcan para q puedan volar algún día solitos..Aunque odie reconocerlo, mi querida madre pertenece a esta especie extraña d madres adoradoras-jodedoras-intensas q generalmente hacen un buen trabajo jeje, y tengo q admitir q aunque me fastidiaba en extremo sus sermones por lo general estaba en lo correcto. Yo no soy madre pero hago las veces con mis primitos,vecinos y en especial con mi hermanito autista,así q se q es una experiencia q deseo vivir algún día, no en este preciso momento pero tampoco en un futuro súper lejano.

    P.D: Germán Tamayo, please, cásate conmigooooooooooooooooooo jajajajaja

  14. Evelin

    Ja, yo decía esas mismas cosas soy una egoista ni de riesgo un hijo . Pero gracias a Dios tengo uno y es lo mas hermoso que me ha pasado al igual que German digo que ser madre no se puede describir solo vivirlo y si a veces somos un poquito como aquellas madres que describes en tu blog, pero depende de la situación Ser madre es la continuidad de tus dias y saber que puedes formar a otro ser para que sea mejor que tú no como tú.

    Felicitaciones estas historias son muy divertidas y dejan algo de reflexion.

  15. Paola Castañeda

    Sencillamente creo q no serviria para madre… seria una total cleobula… no puedo con mi vida mucho menos la de otro ser humano… tengo una vida en extremo desordenada… soy de las q aplican la frase de hoy desde bogota mañana desde cualquier lugar del mundo… soy mochilera a morir… me encantan los planes improvisados de bajo presupuesto pero con altisima diversion… y q si hay q dormir debajo de un puente cuando acabo de recorrer medio pais con $50.000… lujos que no me permitira el papel de madre…

    No sirvo para quedarme quieta en un solo sitio, ni para establecerme ni para responsabilidades… ejemplo de esto es mi perro… si! me puse a tener un perrito por aquello de no sentirme sola… mi perro aprendió (sabra Dios como) a llevarme el platico de comida hasta la habitacion antes de salir de casa para q no se me olvide dejarle comida… el agua si nunca se me olvia pero el me lo recuerda en ocaciones haciendo sonar su ruidoso platico metalico con las patas…

    Dios es muy grande al no permitirme ser madre… Un anticonceptivo de 5 años ha ayudado… espero cambiarlo pronto por otor de 5 años mas… no quiero q una pobre criaturita termine en mis manos…

    Excelente blog…

  16. Soledad Márquez

    Ufffffff MADRE YO??????? Pucha, es que ni en sueños me cuadra la imagen, no quiero tener hijos, soy demasiado egoísta y me aterran las obligaciones de por vida, felicito a todas las personas que asumen ese reto, pero yo prefiero seguir mi vida saltándome ese estadio de la reproducción… es que imagino que sería una Eva María, mis pobres hijos crecerían llenos de manías nerviosas, con un débil sistema de defensas, adictos a los libros y que al menor descuido de mi ojo vigilante saldrían al mundo a comer cuanta porquería encuentren, probar absolutamente todos los vicios que les ofrezcan (incluso aquellos que jamás quise probar) y maldiciéndome por haberles jodido la infancia y la adolescencia… esa tarea de ser madres debe tomarse en serio, nadie se imagina la relevancia que tienen esas mujeres en nuestra vida, no imagino qué clase de seres desalmados fueron las madres de Hitler o Hugo Chávez, por ejemplo… y me preocupa muchísimo ver tantas niñas-madre que le dejan la crianza de sus hijos a sus madres… conclusión, un ciclo repetitivo de errores.
    PS. Germán, ¿te casarías conmigo? a tí si te doy tooodos los hijos que quieras. Muak!

  17. CAVAP

    Necesito con urgencia los datos de German Tamayo!!!!!!!

  18. German Tamayo

    Tener un hijo es maravilloso. Asì de simple. Puede que no les gusten los niños, o que crean que no tienen o que aùn no es tiempo, pero todas las excusas y pretextos desaparecen en el caso de los hombres cuando ven a ese ser indefenso por primera vez en la sala de partos y en las mujeres cuando sienten ese ser vivo dentro de ellas. Nadie sabe lo que realmente es amar con toda el alma, con todo el ser hasta cuando se tiene un hijo. El amor por la pareja o por los padres no es nada comparado con el amor por un hijo. Claro que hay padres y madres como los que se citan en este blog, pero esas personas estan estropeadas; pobres angelitos. Desafortunadamente es muy poco lo que podemos hacer, màs que proponernos ser buenos padres y aprender de nuestros errores. En ese proceso, tambièn nos damos cuenta que muchas de las cosas que les criticabamos a nuestros padres, toman sentido y se convierten en pilares de lo que queremos para nuestros hijos y otras cosas que pensabamos que estaban bien o que eran normales, ya no lo son tanto.
    En fìn, no se preocupen, cuando lles llegue el momento de ser mamàs, su propio instinto las va a guiar por el buen camino.

  19. MARIA

    no he tenido hijos y a veces creo que mi Dios sabe como hace sus cosas porque creo que Eva Maria habria palidecido al lado mio…. jejeje… lo habria ahogado con mi extrema sobreproteccion… el lema de mis hijos hubiese sido “¿amo a mi mama?¡me mame de mi mamamaaaa!!! :p
    de otro lado, he hecho mis incursiones cuidando a mis sobrinos y a la hija de una amiga que a veces me la deja y la verdad es que al raticoya estoy saturada…cuando los entrego no puedo dejar de sentir cierto alivio….
    conclusion: tendria una bipolaridad maternal: unas veces eva otras cleo….
    y mi amiga es toda una cleobula… contaba muy orgullosa que su hija de dos añitos ya sabia usar el microndas para calentarse “sus cositas” …. la veo tan desprendida de su niña… y eso me hace preguntarme: quien esta en lo cierto: eva o cleo????? al menos cleo no se va a arrugar ni a engordar por causa del stress…..

  20. SUSANA

    Yo creo que soy una Eva María en potencia. “Mijita, no gatee que el piso tiene bacterias”, “que no me juegue en el barro que puede agarrar una infeccióooooon”, “no agarre a ese perro callejero que le prende la rabiaaaaaaaaaaaaa”. Necesito terapia, de lo contrario mis hijos serán los seres más traumados del universo. Unos seguros Melvin Udall.

  21. cathyjess

    uy pero te fuiste de extremo a extremo.. que viejas mas locas pero asi como eva maria conozco muchas..yo si amo los niños pero no se si los mios o los extraños…no tengo la menor idea como seria de mama pero solo espero no ser como ninguna de ellas. ademas para comprobarlo quiero esperar mucho mas. estoy muy joven para eso ademas no puede cuidar un perro menos un nilño que tiene mas cuidados :S

  22. Lulú de la Concha

    No me gustan los niños. Por eso no pienso en tenerlos.

Enviar un Comentario