Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Susana y Elvira | mujeres, sexo, amor, hombres y más | 17 de January de 2019

Scroll to top

Top

12 Comentarios

Qué pasó con Pascual: el capítulo final-final de mi blognovela

Susana

Mis amigos, tienen razón: con Pascual no vivimos felices para siempre.

Estoy sentada en un café, con mi computador y un granizado, pensando en cómo contarles este capítulo especial de mi blognovela y que a todos les quede muy claro que Pascual resultó ser un completo imbécil.

Entonces vamos por partes. En el capítulo final quedamos en que un domingo iría con Pascual a ver ‘This is it’. Así comienza este capítulo. Música de fondo: ‘Malo’.

El domingo del cine fue idílico. Me puse mi ropa Prêt-à-porter/desinteresada/linda y bajé solo cuando me avisó que ya estaba en la puerta del edificio en su carro. Pascual olía delicioso y se veía lindísimo. De todo mi gusto dominical: converses, camiseta, saco en V y jean. Y no se había afeitado. De por dios, esa barbita poblada se asomaba dos milímetros en su bella cara. Orgasmo silencioso.

La ida a cine fue perfecta. Le gustan las crispetas y la Coca-Cola regular tanto como a mí, no es cotorra parlanchina, y prefiere las sillas que dan al pasillo. Como yo. Vimos la peli, a la salida compartimos nuestras opiniones, a los dos nos gustó y estuvimos de acuerdo en que MJ era un weirdo con una gran gran talento. El día terminó con él dejándome en mi casa. No nos dimos besos y quedamos en hablar pronto.

Esta cita solitos los dos estuvo perfecta. Llegué a mi casa como en patines. Como si los dos pajaritos azules amigos de Blanca Nieves me levantaran de los brazos, abrieran la puerta y me tendieran en mi cama mientras entonaban lindas melodías.

Al otro día lo llamé. De frente le dije que la había pasado deli y que lo llamaba para saludarlo. Él me agradeció la llamada y estuvo encantadorsísimo. La semana transcurrió sin grandes novedades: nos hablamos por Messenger, por teléfono un par de veces, y no nos vimos sino hasta el sábado siguiente cuando fuimos a comer. Primer contra de Pascual: no goza de buenos modales en la mesa.

Señoras y señores, lo dicho: ¡el domingo amanecí arrunchada con Pascual! Que no panda el cúnico que aquí van los detalles de la faena: después de la comida me llevó a mi casa y lo invité a subir. Solo tenía media botella de vino tinto que nos embutimos y nos dimos besos. Los besos se convirtieron en un gran revolcón y del revolcón en el sofá pasamos directo a la camita, como Topo Gigio, pero sin piyamita.

Fue un polvo tibio y quedé con un mal sabor (¡no piensen cochinadas, pervertidos!) por cuenta de su evidente egoísmo en las ‘artes del amor’. “Hazme, dame, me gusta así, no me gusta así”; pero nada de “¿qué quieres tu?”. Se vino y acabó. ¿Acaso le importó que yo estuviera a mitad de camino?

Queridos amigos hombres: si se vienen antes que su chica, preocúpense por que ella no quede a medias. Hagan algo, al menos muestren el interés de acabar de alguna forma: con la mano, la lengua, el primo de Rodolfo, el dedo gordo del pie, el control remoto, lo que sea. Algo. Pero no se salgan y queden en ese letargo insoportable con ojo cerrado y a punto de dar la espalda en la cama –como Pascual- mientras su chica -en este caso yo- se da contra las paredes.

Es que casi termino yo solita con mi manita, delante de él. Pero no. Me rayé. Segundo contra de Pascual: es un catre egoísta y caprichoso, un payaso vanidoso inconsciente y presumido.

En este momento Pascual había retrocedido dos pasos de los diez andados. En todo caso amanecimos arrunchados y así pasamos todo el domingo: pedimos desayuno y almuerzo. No nos levantamos de la cama. Retozamos e hicimos varios repitis con el mismo efecto: a Pascual solo le importa qué pasa con él.

También vimos tele. Yo me llené de tolerancia para ver la maratón de El Transportador, 1, 2 y 3; en la que Frank Martin salva a niños, amigos, novias, hijas secuestradas, echa 800 patadas voladoras y todo explota, menos sus lindos carros europeos. Yo ya les dije que gozo como enana con las películas de puños y patadas, pero tres en línea son mucho más de lo que mis neuronas en peligro de extinción aguantan. Tercer contra de Pascual: es macho acapara-control.

Cuando logré que me dejara decidir qué ver aproveché para ver el noticiero y justo lo puse cuando una periodista inteligentísima y con una máscara de maquillaje peor que la del Guasón hablaba sobre las prebendas que buscaban las parejas del mismo sexo. En medio de la nota Pascual sacó un comentario asqueroso, algo así como: “esas locas pa’ qué van a tener hijos, ¿pa’ mariquiarlos?”. Oh Virgen de Torcoroma. Cuarto contra de Pascual: es un cromañón homofóbico.

Y les cuento algo: tal vez me aguante a un egoísta con malos modales, pero no me mamo a un homofóbico. Es que eso viene acompañado de cosas tan terribles como intolerancia, radicalismo y quien sabe qué otra convicciones conservadoras y anacrónicas.

Acabo de notar que en esta última parte de la narración me salté un punto: Pascual estaba amañadísimo en mi casa. Sí, yo quería arrunche dominguero, pero no todo el día. Ese día yo tenía que meter ropa en la lavadora, leer el periódico, hacer mercado, hacerme mi sesión semanal de belleza, pero él me acaparó. Traté de hacerlo con él ahí (no cortarme las uñas de los pies, sino lo del periódico y la ropa), pero protestó. Quería abrazarme y que le diera harto calor pegajoso. Yo ya tuve un novio que absorbía todo mi tiempo y de eso no saqué nada bueno. Después de esa relación prometí que no volvería a tener seres de esos a mi lado. Quinto contra de Pascual: es un ser bien dominante, de esos que tienden a ser dependientes.

Pues bien, se acabó el domingo y de paso mi fascinación romántica por Pascual. Bastó un arrunche laaaargo para saber que él tiene muchas cosas que no me gustan, muchas que prometí no volver a tolerar después de ciertas relaciones.

La semana siguiente yo estuve distante y él lo notó. Nuestra incipiente relación se fue enfriando hasta que no volvimos a hablar. No hubo formalismos de ningún tipo. Dejamos que las cosas murieran.

Fin de la historia. Ahora suena ‘Wishful thinking’.

Podría dejar la blognovela aquí con un desenlace decoroso, lleno de desamor y oportunos descubrimientos. Pero utilizaré el recurso que me gusta tanto: nos vamos a fade out. Sigue sonando la canción y la blogaudiencia cree que ha sido el final.

Pero ahora viene el bonus del bonus. Fade in. En la escena estoy con Poncharela en el lugar habitual charle que charle, ría que ría. De repente llega Pascual con una vieja. Me ignora, pasa a mi lado, le toca la espalda y la guía hasta la mesa. Se sientan los dos solos. Ella es linda. Él ríe estruendosamente. Me mira de reojo, según dice Poncharela. Yo me hago la loca.

La noche sigue como comenzó: Poncharela y yo, mucha cerveza. Y él y su chica, muchas risas fingidas y también cerveza, jarras y jarras. Un par de horas más, las dos tomamos nuestro taxi y dejamos el lugar. Como efecto narrativo diré que él me vio partir.

Fade out.

El fin. Ahora sí es el FIN.

Salen los créditos y de fondo suena ‘He wasn’t man enough’

 

Más miniseries de Susana y Elvira AQUI

Comentarios

  1. Jeka

    A un que escribo,5 años después,pues soy de las q pienso y actuo asi:prefiero conocer primero bien a una persona, antes de meterlo a mi casa y sobre todo en mi cama…para q salgan como las tipicas estupideces, de brutaso y brutos los petardos esto!!!

  2. RICARDO TENERIA

    pascual!!!! pascual!!!! desde que recuerdo pascual vive en tu mente al parecer sera la historia de amor mas linda del mundo generada la cabecita de alguien linda soñadora de amor!!!!! sabes esta hostoria no terminara aqui… siempre le recordaras seguro donde fuego hubo cenizas quedan!!! no creo que termine aqui….
    recuerdo cuando pascual era lindo
    alguna especie de mutacion lo convirtio en una bola de basura???
    vamos !!! si te gustan los frijoles pues llegale a la cazuela!!!!!
    que seguro pasara bie

  3. Lulú de la Concha

    Estoy de acuerdo con Valentina no pudo ser un final mas feliz, digno de celebración y todo porque no hubo corazones rotos ni vestiduras desgarradas.

  4. uy15

    Me gusto el final de esta hitoria. No todos tienen que ser vivieron felices para siempre.

  5. valentina

    no se pero me parece un final feliz te liberaste de un imbecil y justo a tiempo, lo mejor de todo es que fue sin dolor sino con fastidio

  6. LAURA

    “Queridos amigos hombres: si se vienen antes que su chica, preocúpense por que ella no quede a medias. Hagan algo, al menos muestren el interés de acabar de alguna forma: con la mano, la lengua, el primo de Rodolfo, el dedo gordo del pie, el control remoto, lo que sea. Algo. Pero no se salgan y queden en ese letargo insoportable con ojo cerrado y a punto de dar la espalda en la cama –como Pascual- mientras su chica -en este caso yo- se da contra las paredes.”

    COMO CAÍDO DEL CIELO ME LLEGA ESTE PÁRRAFO…

    La verdad no hay nada que nos empute más a las mujeres que los rapidines egoístas… si bien no pedimos que todos sean unos toros de aguante infranqueable, ni exigimos 4 horas sin parar de penetración firme al mejor estilo de película porno (aunque ni allí duran 4 horas), hombres… menos de 15 minutos decepcionan… el calentamiento previo es clave… la acción, la creatividad y por favor a repasar la nómina de su equipo de futbol o cualquier táctica que mejor les sirva para que baje la arrechera y se pueda salir bien librado del episodio sexual…

    Estoy saliendo con un chico que entre otras podría llamarse un error… pero a las mujeres nos encantan esos errores… un hombre que nunca tiene tiempo, nos vemos cuando se puede… al principio el sexo era increíble… me hizo lo que ninguno en formas excepcionales, 2 mese de encuentros sexuales casuales (no fueron muchos), la última vez que nos vimos toda la magia de noches gloriosas y encuentros furtivos se fueron al caño… me encontré tirando con uno más del montón (sin decir que hayan sido muchos han sido los suficientes para sacar patrones), el calentamiento previo fue por cuenta mía… él se limitó a “dejarse”… si bien soy bastante creativa en la cama casi nunca contaba con la locación o la oportunidad para hacer locuras… comenzamos la tarea y en 5 minutos el hombre soltó un ligero sonido que me advirtió que me iba a quedar soplando el fosforo antes de encender los fuegos artificiales… y sí.

    El hombre había terminado… y yo?… un poco molesta y notándoseme bastante le dije (porque hay que ser frenteras niñas… si el hombre no cumplió hay que decírselo… si nos ponemos a pensar en no lastimar sus egos nos hacemos daño y les hacemos daño al género femenino con un hombre que cree es un Dios y no da la talla por la falta e reclamo oportuno). Le dije que aun no había terminado y q por supuesto quería hacerlo… el comenzó a besarme y digamos q yo ya estaba listica… pero le dio el sueño esperado después de haber logrado EL su cometido… y se limitó a arruncharme…

    Si niños a las mujeres nos encanta que nos arrunchen post-sexo… pero luego de quedar listas… no vale si aun estamos que los devoramos como unas fieras… finalmente sacó el culo (segundo error garrafal en una noche de pasión) y se foqueó…

    Terminé dándome lo que el baboso no fue capaz de hacer… y a la mañana siguiente él se levantó solito en su cama y yo en la mía con la seguridad que a un tipo sin tiempo y mal polvo no le pienso gastar un segundo mas…

  7. ClarissaDarling

    Naaa q mamera de man… menos mal te diste cuenta a tiempo :) … a mis cortos 19 tmbn me he encontrado con uno q otro idiota con todas las caracteristicas anteriores y he sabido distanciarme al momento adecuado … por cierto, amo esa cancion: Wishful thinking de China Crisis 😀 😀 ( me encanta el new wave pop ochentero :P)

  8. Clara

    Mmm muy tipico!! Creo que a nuestras vidas siempre llegara mas de un paquete chileno

  9. MARIA

    Congrats. Susana.El blog sigue por lo suyo.
    Como siempre, me encanta tu estilo de describir las personas y las situaciones.

  10. Kam

    hmm… predecible.

  11. ali

    Que pereza quien lo iba a creer. Bueno perder por conocer no es perder. Mejor cuando las cosas paran a tiempo mas terrible es acoplarte a una persona con la que todo fluye y que el destino o la vida t separe. Que tusa la mia. Pd lastima no tener un final feliz pero bien contada si estuvo

  12. CAVAP

    Su, me encanta la manera en la que articulaste toda una pelicula en mi cabeza, los fade in y fade out y la banda sonora….. No pudo ser mejor!!!!

Enviar un Comentario