Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Susana y Elvira | mujeres, sexo, amor, hombres y más | 18 de octubre de 2019

Scroll to top

Top

6 Comentarios

¿Quién se ha llevado mi vibrador?

Invitado

Por Carlina

Mi primer vibrador me lo regalo un fuckbuddy. Me acuerdo que era a prueba de agua y era realmente básico, pero era mi primera experiencia cercana con un objeto desconocido y de eso hace ya buen tiempo. Yo vivía con mi mamá y mi hermana y la verdad no era necesario que conocieran las perversiones de su hija/hermana mayor, así que era mi secreto hogareño, por lo que lo escondía en un patín de cuatro ruedas (si, recuerden ese patín blanco con ruedas rosadas súper ochenteros), con la certeza que nadie lo encontraría.

Un día cualquiera, por cosas de la vida y naturales me dieron ganas… y a quien mejor que acudir que a mi amigo fiel, del cual no me voy a enamorar, no pregunta nada, y siempre (léase u óigase bien) SIEMPRE me hace venir. Está claro que me puedo imaginar a mil y un hombres, eso es problema mío. Continuando con la historia, me dirigí al escondite patín que para sorpresa mía no tenia a mi amigo fiel. Virgen Santísima… dónde puede estar, yo soy desordenada pero no tanto, ¡además fue mío hace poquito! Realmente hay miles de opciones, desde que mi hermana me lo escondió solo para que le contara mis andanzas, hasta que mi mamá lo boto con fastidio, porque además estos temas no se tratan con la mamá ¿no? Imagínense hablando del tema con su mamá nooooooo.

Después de meditar qué hacer, me acuerdo que era un sábado y no eran mas de las 11 de la mañana… tocó enfrentar a mi hermana menor que todavía estaba en el colegio así que:
– “Mary, te voy a contar una cosa como chistosa, te acuerdas de esa despedida de soltera que le hicimos a Sofía que yo te conté, con pipis de chocolates y demás, pues hicimos una rifa y me la gané yo…. Y era un vibrador, el caso es que a pesar que no lo he usado en la vida no lo encuentro y pues que pena que lo vea mi mamá”

Mary me miro de reojo, con esa poca ternura que caracteriza la adolescencia, soltó una carcajada, y me dijo “yo no fui, pero muéstramelo cuando lo encuentres para reírme”, y adicionó un “pregúntale a mi mamá”.

Que desgracia tan pero tan infinita, mi mamá, mi mamá es muy querida y hasta chistosa es en su inocencia, pero por Dios…, no me aguanto mas la curiosidad de saber el paradero del amor de mi vida, así que le dije exactamente lo mismo a mi mamá, aclaré mi voz y repetí el texto. Mi mamá me miró con una cara extrañada y dijo “Carlina en esa casa no se puede perder absolutamente nada, ni un botón”, y miró de forma extraña a Ligia, la señora que iba a mi casa a hacer el aseo.

De por Dios, eso si no se me habría ocurrido, ¿la empleada tendrá a mi amigo fiel en su bolsita de seda rosa? Después de una labor de inteligencia con mi mamá se lo encontramos en su cartera. Si señoras y señores, querían separarme a la fuerza de mi amor. Ahora el cuestionamiento cambia, ¿hace cuanto lo usaría?, ¿mucho o poco? Guacala, ¿será que si lo pongo a hervir u pringar puedo seguir enamorada de él?

Todos sabemos que su destino final seria la caneca, pero lo que no contamos es que la empleada se devolvió a buscarlo diciendo que se le había quedado algo. Un momento, visualicen a su mamá normal, ustedes detrás de ella mientras ella tiene una guerra con la empleada que se quería robar su vibrador, jajajaja. Si a mi me da risa, me acuerdo de mi mamá diciéndole “que eso no se hacia, que en esta cosa no se puede perder nada, sea lo que sea”. Yo la verdad estaba en shock, creo que no quería decir nada, y dejé que mi mamá librara la guerra.

Ligia nunca volvió, por obvias razones, y el destino final de mi amor de bolsita de seda fue la caneca. ¿Cual es la vida útil de un vibrador? Supongo que es como la del celular, y a mi si que esos no me duran un año. Debería existir una campaña ecológica para reciclar vibradores ¿no?;

Actualmente sueño con mi colección de vibradores como la tiene Victoria Beckham. ¿Es que se imaginan un closet lleno de amigos dispuestos a darte amor, de diferentes colores, formas y tamaños? Y Rodolfo apoyaría mi campaña.

En menos de un mes de dicho suceso me regalaron un Rabbit 3000, búsquenlo en Google, este conejito sí es digno de un artículo extenso.

Comentarios

  1. Juliana

    jajajajajajaja… buenìsimo!

  2. taheca

    jajajajajajajajajajajajaja, excelente!

  3. Luisa

    Que buena historia. Me encanta saber que no soy la unica que no sabe donde poner su mejor amante!!!

  4. hades_lsd

    super… me hizo reir mucho y me encanta que las niñas confiesen que a ellas tambien les gusta molestarse

Enviar un Comentario