Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Susana y Elvira | mujeres, sexo, amor, hombres y más | 20 de julio de 2019

Scroll to top

Top

8 Comentarios

Corín Tellado se nos tiró la vida

Susana

El cliché indica que cuando alguien muere los periodistas del mundo nos ocupamos de hacer obituarios benévolos y adornados sobre el difunto. No importa si es Julio César Turbay o el ‘Doctor Muerte’. Pero esta vez no. Me niego a escribir un gran réquiem por María del Socorro Tellado López, más conocida como Corin Tellado. Es que esta escritora de novelas rosa, cursis, utópicas, ridículas y barrocas se nos tiró la vida.
Por cuenta de “la dama de la novela romántica” las viejas nos volvimos tontas.

Comencemos con que esta señora reafirmó la idea de “cada tiesto tiene su arepa”, pero a su estilo. Según ella, el tiesto de la arepa siempre es un miembro de la realeza de nombres Pedro Miguel, Rómulo Rafael, Guillermo Felipe, Alfonso Pablo o derivados, churrísimo, con muchos dólares en el banco, mansiones llenas de mármol y escaleras de caracol, una madre ausente que siempre ha ocultado que él no es hijo del magnate que lo crió y que, además, es tan noble que puede enamorarse de una campesina analfabeta que llega a su mansión como empleada doméstica. Por cierto, en estas novelas la campesina analfabeta nunca tuvo un peso para hacerse el botox capilar, la cera, ir a un gimnasio o arreglarse las uñas, pero siempre es una Adela Noriega súper flaca, con abdominales marcados, piel inteligentemente bronceada, dientes blancos y una cabellera larga, lacia y sedosa.

Y las viejas nos comimos el cuento completico. Toda la vida esperamos tener esa suerte, pero la naturaleza no es ecuánime con todas y unas dependen de un gimnasio y varias liposucciones para embutirse en un jean talla seis, y de varios metros de extensiones para tener un pelo medianamente decente.

Y ni hablar del galán. Qué totazo al darnos cuenta de que la vida está llena de Jairos vaciados que, a pesar de tener panzas trabajadas a punta de cerveza, solo se cuadran con beldades anoréxicas y huecas. Y ni hablar de cuando esperan que sea la campesina analfabeta la que los mantenga.

Ahí va el otro tema. Según Corín conseguir plata es súper fácil. Por cuenta de esta señora que llenó su cuenta del banco a punta de las mentiras que escribía, crecimos viendo ejemplos de superación en los que la campesina analfabeta montaba una empresa de empanadas en un garaje y terminaba siendo la zarina de la empanada criolla de su país y aledaños; se quedaba con su tierno, elegante y fiel galán, y compraba la mansión en la que trabajó como empleada para añadirle una escalera de caracol más. Es que, según las novelas de Corín y amigas, entre más alta la escalera, más plata se tiene.

Bueno, y ni hablar de las malas. Según el mundo barroco de Corín las malvadas siempre terminan en la inmunda. Pobres, locas, feas y solas. ¿Queridos lectores, eso siempre es así?

Antes de que digan que ya soy víctima de la edad, que ando amargada o tengo mi PMS, tengo que aclararles que el día era hermoso antes de comenzar a pensar en esta amada y exitosa difunta española. Ahí sí me llené de odio. Es que si esta señora no hubiera creado los mundos de fantasía que creó, todas seríamos más felices con nuestro Jairo.

Pero es inevitable, Corín murió pero quedaron muchos reemplazos. Sin ir muy lejos, las comedias románticas que me hacen trinar de emoción responden al mismo principio. Con decirles que sigo esperando a un Graham Simpkins (El Descanso). Eso sí, sentadita y con la férrea convicción de que me le cuelgo del cuello al primero que tenga al menos una de sus cualidades. Que Corín descanse en su gloria.

Comentarios

  1. dianita!!

    es muy dificil juzgarte por tu precepcion… cada quien de una manera subjetiva. dira si se sintio identificado con sus escritos, lo que vale mencionar es que fue una mujer que aporto mucho a la historia y su trabajo no hay que desmeritarlo sea quien sea independientemente como mencione antes cada uno tiene sus gustos, manera de leer , temas,etc… y eso es lo que hace rico de la lectura hay divesidad de libros, articos,ensyos, cuentos…

  2. Linda

    Jajjajjajajajjajjaja me reì demasiado leyendo el artìculo, bastante realista, por cierto a la escalera de caracol se le añade ademàs la sillita para bajar por la escalera que cuando era niña me dejaba como estupefacta XD.

  3. JoseA

    Creo que es injusto achacarle toda la culpa a Corin Tellado, el lavado de cerebro a las mujeres viene desde muy tierna edad… pensemos un momento en los cuentos de Blanca Nieves, La cenicienta y la bella durmiente (the princess como las llama mi hija) desde esa edad estan soñando en un principe azul que vendrá en su brioso corcel y las llevara a la felicidad eterna, con la edad los cuentos van cambiando, pero el ideal femenino por encontrar al “principe”de sus sueños no acaba. De alli que siempre estemos lidiando con el deseo de las viejas de querer cambiar a los tipos, es parrandero, le gusta el trago, pero seguro que cuando nos casemos con mucho amor y cariños yo lo cambio…. vayase con ese manto a misa, decia mi abuela, los hombres mientras estamos enamorados y con deseos de estar con la mujer que nos atrae, somos capaces de modificar nuestro comportamiento para darle gusto a la muñeca consentida, pero con el tiempo volvemos a nuestra escencia. Por eso chicas es mejor que conozcan el tipo como es, aprendan a quererlo con sus virtudes y defectos y no lo esten comparando con modelos como los de los cuentos de adas y de Corin Tellado, con eso tanto ustedes las adorables viejas y nosotros los malnacidos hombres seriamos mas felices..

  4. Cheryyylll

    es indudable y no hay que restarle meritos capacidad de esta escritora de lavarle el cerebro a muchas o que, pero ha perdurado en generaciones, porque desde mi abula y mi mama con sus novelitas rosas, hasta con las carretas que nos montan ahora. No imagino el conformismo en el que hubieramos crecido si no buscaramos a un tom cruise para padre de nuestros hijos, es decir con el primer jairo nos ibamos… no!!!! por dios!!!

  5. KATERINE

    PUES A PESAR DE ESTAR DE ACUERDO CONTIGO SUSANA EN MUCHISIMOS DE TUS COMENTARIOS, TENEMOS QUE RECONOCER QUE GRACIAS A ESTA MUJER PODEMOS SOÑAR… Y QUE MEJOR QUE SOÑAR… NO CUESTA NADA, NOS HACE MAS FELICES, Y QUIEN QUITA QUE EN UNA DE ESAS SE NOS HAGA REALIDAD Y ENCONTREMOS A NUESTRO FIEL, BUEN MOSO, ADINERO Y CASI PERFECTO CARLOS ARTUTO.

  6. SUSANA

    Linda, la sillita bajar la escalera también me conmocionó. Tanto, que recuerdo que aparecía en ‘Mi pequeña soledad’, la novela en la que Verónica Castro quedaba paralítica y, además, perdía a su hija, que era interpretada por ella misma.

  7. Gabita

    Muy bueno el artìculo, aunque debo confesar que leí varias novelas de Corín Tellado, que sumadas al trauma infantil con los cuentos de hadas y de las irreales historias de amor del cine, que nunca se hicieron realidad ni el un 1%, decidí vivir mi propia historia, sin esperar al ‘príncipe azul’ y la escalera de caracol, aunque pequeña, está siendo pagada por mi.

  8. barbie

    estoy de acuerdo con Katia, y los cuentos de hadas, han existido siempre, desde que nos leian o leiamos cenicienta se nos invento el principe azul, corin solo los actualizò… como le decia carrie en sex and the city cuando le leia el cuento a la niña eso no es la realidad, pero es imposible las mujeres somo soñadoras por naturaleza nada que hacer…

Enviar un Comentario