Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Susana y Elvira | mujeres, sexo, amor, hombres y más | 20 de julio de 2019

Scroll to top

Top

18 Comentarios

Odio a los hombres churros y de ego frágil

Susana

Llegué a la conclusión el fin de semana. Vi por enésima vez una película muy buena con Jude Law, Cameron Díaz, Kate Winslet y Jack Black, ‘El Descanso’. La trama: cuatro desconocidos se encuentran cuando las dos protagonistas intercambian sus casas, una en Londres y otra en Los Ángeles.

Graham (Law) es uno de estos personajes y el que inspiró este texto. Él es viudo y padre de dos hijas. Se enamora perdidamente de Amanda (Díaz) después de estar con ella un par de días. Graham es churrísimo (finalmente es Jude Law), sensible, romántico, no le tiene miedo a expresar sus sentimientos y llora sin problema (eso no lo hace menos hombre). La noche después de conocer a Amanda la invita al bar en el que estará y cuando llega al lugar lo primero que hace es buscarla. No llega como un macho en busca de polvo, ni a ver quién los está mirando, no se cree el irresistible del lugar. No. Quiere verla a ella y solo a ella.

Por todo esto pensé que Graham solo puede existir en una comedia romántica de Hollywood. ¿Por qué? Por razones que vengo acumulando desde los 15 años. Los hombres que saben que son churros o peor, que se creen churros, me generan una desconfianza terrible. Y, contrario a lo que parece, tienen un ego frágil que necesita refuerzo constante, ojalá proveniente de muchas mujeres. Una no es suficiente.

Todo comenzó con mi novio a los 15 años. Era el más churro del colegio. No más. No era profundo, ni romántico. No tenía nada aparte de una actitud de galán que me enamoró. Además era mi trofeo, pues yo y solo yo había logrado que se metiera en una relación “estable”. Ahí comenzó el problema. Las viejas le caían y a él se le multiplicaba el ego por mil. De repente comenzó a ver que no tenía sentido ser solo mío, que había mil viejas que querían comérselo y que era irresistible. Él tenía 18 años.

Pero no es un tema de madurez. Años después me encontré con otro espécimen de este tipo que tenía 25 y también era increíblemente churro. Si no se afeitaba un día se le veía esa sombra espesa en la barba que me chifla. Era delgado y, en líneas generales, se parecía a uno de los Il Divo (no en el talento escaso ni en la babosada, sino en la cara, solo en la cara). Pero por todo lo anterior era un cretino de esos a los que hay que huirles. Se creía irresistible y su ego era tan frágil, que necesitaba que todas las viejas que lo rodeaban y se morían por él le recordaran el semental que era. Me puso los cachos mil veces, después lo supe.

Definitivamente los churros son peligrosos. Pero más peligrosos son los que se creen churros. Además de ser ridículamente convencidos, tienen ínfulas. También me he encontrado ejemplares de este tipo en mi camino.

Y si todavía creen que es un tema de madurez, como muchas veces me lo han dicho, les presento el caso de un hombre de casi 40 que conocí en mi anterior trabajo. De lejos era lo mejorcito que había en la oficina y lo sabía. Por eso les coqueteaba a todas (no le importaba estar casado – pobre esposa-) y, aunque él insistía en que solo eran coqueteos inocentes, estaba claro que su ego necesitaba de la atención femenina. Por cierto, los hombres que están por llegar a los 40 y no quieren sentirse viejos también son peligrosos. Esta semana leí en una revista que este comportamiento ya está identificado por los expertos y es más común de lo que se cree, lo llaman “demon de midi” o “crisis de la mediana edad”.

No quiero que esto parezca una diatriba contra todos los hombres. Nunca podría hablar mal de todos, ni generalizar, porque irremediablemente estoy condenada a uno (por ahora, a todos los que aparezcan antes del elegido). Pero sí lo es en contra de los hombres churros de ego frágil. No es fácil encontrarse a un Graham en la vida. Quiero creer que existe y lo espero pacientemente. Quiero un hombre que me enloquezca, que cuando lo vea me parezca delicioso, que sea seguro de sí mismo y que tenga una actitud ganadora. Pero que no ande ávido de la atención y del sexo de mil mujeres, sino solo de mi atención, de mi sexo y de todo lo demás.

Quiero un Graham. Pero creo que él solo está en la ficción porque, sin ir muy lejos, el actor que lo interpreta, Jude Law, no pudo serle fiel a la mamacita de Sienna Miller sino que dejó que la niñera de sus hijos le endulzara el oído. No le importó nada, se la comió y fue infiel.

Comentarios

  1. catapapa

    Pues precisamente estoy medio entuzada por un man menos 5 años de hecho yo tengo 26 y el 21, desde el principio deje claro que de hecho no queria nada serio con nadie…. no se que me pasa el man no es buen polvo es mas es de esos con los que no quieres vol er a tirar en tu vida… pero yo en vez de salir corriendo senti ternura y le empece a mostrar de como me gusta a mi, en fin seguimos saliendo y me salio que hace 15 dias no me ve y que no le hago falta… lo peor del caso es que a mi si me hace falta me encanta fisicamente…..

  2. Leandra

    Definitivamente esto es lo que mas se ve de estos hombre modernos y mas aun cuando son separados, según dicen ellos esto los hace mas interesantes.
    Lo peor del caso es que nosotras mismas no encargamos de subirles el ego y después decimos “muchos perros”, en fin puedo dar fiel testimonio de que en este momento estoy con uno a si mas de un año y para mi sorpresa el hombre a cambiado y mucho, hasta cuando seguirá a si? no lo se, espero que no lo haga.

  3. La Pao

    malditos cretinos de cara bonita, lo único es que cuando alguna vieja tremenda se les mete entre pecho y espalda son los mas inútiles. hasta que los envuelven y los cazan… literal Cazan de caza, como se cazan a los lobos, no de lo bonito que debería ser de ho!!! se casan!!

  4. Juliana

    Geniaaaalll me siento identificada.

  5. Tati

    Ja! Churros de ego frágil hay por todas partes, aunque conozco más de esos que se creen churros, eso si es un peligro y nisiquiera me dan risa, me da envidia de esa alta autoestima que manejan y uno que es normalito no la tiene. Se puede decir que caí en uno de esos que si son churros pero no me deje enredar así de fácil gracias a Dios porque me juraba que me amaba mientras por otro lado hablaba con mil, nunca le creí porque ya sabia con quien me estaba metiendo!!! No fue una mala experiencia porque de verdad si que estaba muy churro y ademas de eso aprendí que tanta belleza aún ni en el, podía ser cierta.

    Tati.

  6. Kemy

    “Quiero un hombre que me enloquezca, que cuando lo vea me parezca delicioso, que sea seguro de sí mismo y que tenga una actitud ganadora. Pero que no ande ávido de la atención y del sexo de mil mujeres, sino solo de mi atención, de mi sexo y de todo lo demás”… asi, como cuando te roban las palabras.

  7. Lorena

    Tengo que decir que encontre a mi Graham! Es churrisimoooo, no puedo dejar de pensar que podria ser actor de cine si quisiera 😛 , habla 7 idiomas, ha viajado por todo el mundo, es supertierno, me ama y ademas estoy completamente segura que es fiel! Que tengo suerte! Si y muchaaa! EStuve con muchos tipos de estos antes, churros o que se creen churros y les huia!

  8. Lorena

    Yo si lo encontre!

  9. Daniela

    Definitivamente las comedias románticas nos cagan la vida. Cuando estoy feliz rondeando por la vida coqueteando y enrredándome con uno que otro, llega esa película con el pelmazo perfecto que todas queremos tener y me arruina la felicidad de la soltería. No es que no exista, es que uno tiene que encontrar el de uno.

  10. MARIA

    AYYYYY ME MATA JUDE LAW…. ES LO MAS DIVINOOOOOOOO….. CON TODO E INCLUIDO EL “FOTOSHOP” DE SUSANA… ESO ME SUENA A TUSA… JAJAJA….
    YO SI TENGO MI CHURRO DIVINO, HERMOSO…. FUE UN PROCESO QUE MADURARA SU EGO…. PERO AHORA ES “ETAPA SUPERADA” GRACIAS A DIOS -LITERALMENTE-. Y ES UNA DELICIA HIPERDELICIA, DISFRUTAR DE MI GRAHAM…
    NIÑAS, SI ES POSIBLE, SI EXISTEN, SI LOS HAY…..

  11. Paulina

    La verdad creo q esto solo ocurre en este pais tercermundista.. en el q los hombres churros son tan excasos; q cuando algun razgo lindo en un hombre, por minimo q parezca necesita de esta atencion femenina. por q al visitar paises en donde todos los tipos son churros simplemente por q si, no ocurren este tipo de cosas.

  12. Keka

    Si… totalmente de acuerdo con el artículo. Nada mejor que un hombre normalito, con sus atributos y encantos obviamente, pero jamás un Adonis. Yo les huyo!

  13. J.

    Susana y Elvira: Nada más cierto; esos hombres que se creen irresistibles, son unos perdedores. Además, ahora son los churros con mil viejas y en unos años los viejos verdes solterones, con cuerpo de pera y brazos blandengues. Quiero ver a todos esos babosos en unos años. Los churros son tan peligrosos como las mujeres feas…ENAMORAN!!! Porque, si te dejan por una linda pues que embarrada, pero si te dejan por una fea es que estàn enamorados. Y los hombres churros enamoran…así que cuidado!!!

  14. Laura Hernandez

    Estoy de acuerdo Susana, los hombres churros son una ladilla. Mi unico novio churro me puso los cachos muchas veces, el unico que me los ha puesto. Los feos ademas tienen su encanto y se quedan al lado de uno.

  15. Samantha

    Hola. No hubiera podido decirlo mejor. Susana, tienes toda la razón. Los hombres atractivos son un peligro, pero por las mismas mujeres, quienes los suben a un pedestal del que después no se pueden bajar. Creen que se lo merecen todo. Por cierto, el blog está muy bueno. Me gusto mucho el articulo sobre el niño menor y sobre el del amigo con derechos. Por cierto Susana, retirate de esa relación antes de que sea demasiado tarde. Las estaré visitando con frecuencia.

  16. rosa

    ustedes me hacen reir mucho. Es una descripción perfecta de esos cretinos que se creen lo mejor!!

  17. martha

    Contundente y cierto. No desfallezcan buscando el hombre de sus sueños yo a mis 33 por fin lo encontre. Como consejo personal busquen un europeo, no andan parandole bolas a todas las mujeres que pasan y son muy seguros de si mismos. Ademas de que son rubios y lindos.

Enviar un Comentario