Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Susana y Elvira | mujeres, sexo, amor, hombres y más | 26 de agosto de 2019

Scroll to top

Top

Sin comentarios

Testimonio de una madre de una adolescente empoderada

Testimonio de una madre de una adolescente empoderada
Susana y Elvira

En nuestro vuelo de regreso de Madrid, después de nuestra larga y exitosísima gira internacional –déjennos soñar–, conocimos a Jimena, una mujer de 39 años, madre de una quinceañera. Jimena se encontraban de regreso de sus vacaciones de verano por Europa, junto con su hija Martina. El viaje fue el regalo de 15 que su primogénita les exigió a Jimena y su esposo.

Mientras hacíamos fila de migración en el Aeropuerto ElDorado, Martina reprendió a su madre por haberse negado a comprarle los Jimmy Choo’s que quería de cumpleaños:

Má, en serio es el colmo. ¡Lo único que les pedí fue esos zapatos!

Pero si te dimos todo este viaje, Martina, y te compramos mil cosas. Además, unos zapatos de esos no son para una niña como tu.

¡Cómo que no! O sea, yo entendería que no quisieran regalarme la cartera Birkin… OK, ¿pero los Jimmy?

Amor, esos zapatos son demasiado caros. Además tu tienes un montón de zapatos que ni usas.

¿Y tu no? ¡Pero yo necesito otros! Mira: Mari Arévalo tiene tres Jimmy’s. Lala Palacio, como cuatro. Nati Valencia, tres y dos Birkin. ¡Y yo ni los Jimmy ni la Birkin! Ma, en serio, qué injusticia.

¿Injusticia, Martina? ¿Te parece muy injusto que no te queramos comprar unos zapatos que cuestan lo mismo que un tiquete a Europa?

Tampoco ma, no seas exagerada.

¡Si, Martina! ¡Querías unos zapatos que cuestan mil quinientos dólares! ¡Por dios, en qué mundo vives!

Pues en el mismo que tu, y en el mismo de Mari, Lala y Nati. Con la diferencia que con unos papás que no me dan lo que necesito.

¡Tu no necesitas nada! ¡Necesitas pasar el año y no más!

¡Claro que si! ¡Me los merezco!

No señora, Martina. Y no seas desagradecida. ¿Sabes cuántas personas pueden conocer Europa antes de los 15?

Mari y Lala han ido como mil veces…

¡Pues esas son Mari y Lala! La primera vez que yo fui tenía 34, ¿y sabes quién me pagó el viaje? ¡Yo! ¿Y sabes cómo? ¡Trabajando y ahorrando! Si quieres esos benditos zapatos, cómpratelos tu.

¿Y cómo?

Pues no se. Consigue un trabajo.

Luego de la escena, Jimena y Martina pasaron migración. Minutos más tarde volvimos a ver a Jimena mientras esperábamos las maletas. Martina no estaba, había salido a hablar por celular –creemos que a llorarle a Mari, Lala o Nati–. Jimena estaba llorando y nos pidió un Kleenex. Apenada, se disculpó con nosotras por el numerito que le había montado su hija.

¿Ustedes tienen hijos?

No.

Es que uno no sabe qué hizo mal. Nosotros no somos ningunos millonarios y vivimos modestamente. No entiendo en qué momento Martina creyó que éramos multimillonarios.

Hmmm…

Y pues al parecer todos los papás de sus amiguitas sí son millonarios.

O se hacen.

Pues si. Vaya uno a saber. Es que es mucha presión porque estos niños juran que se merecen todo y más. Esta niñita se nos salió de las manos.

Eso es por culpa de la televisión.

Tal vez. Estas niñitas están todo el día viendo ese programa Rich Kids of Beverly Hills.

Uy si, es un asco.

Y de ahí es que sacan todas esas ideas. De que son herederas multimillonarias. No carajo, es el colmo.

Sí, tenaz.

Pues si están pensando tener hijos algún día, piénsenlo bien. Con ese delirio de ricos no hay bolsillo que aguante. Es que si yo le diera gusto a Martina de todo lo que se le ocurre que “necesita” y “se merece”, me tocaría tener como tres trabajos simultáneos y a mi esposo dos. En serio, piénsenlo.

Jimena se despidió y se fue cargando tres maletas enormes. Nosotras recogimos las nuestras y salimos a esperar un taxi sin mediar palabra. ¿Sería que eso nos espera en el futuro si decidimos tener hijos? ¿Un adolescente empoderado que jura y come mocos que es el heredero de Carlos Slim?

Otros

HISTORIAS EVIDENCIA

Enviar un Comentario